Centenares de pobres son ejecutados en São Paulo

https://anovademocracia.com.br/99/07a.jpg
https://anovademocracia.com.br/99/07a.jpg

Centenares de pobres son ejecutados en São Paulo

Print Friendly, PDF & Email
Pixação em muro de Osasco, SP, denuncia assassinato de morador

En pocos días, centenares de personas fueron asesinadas a tiros en una serie de atentados en varias partes del estado de São Paulo, en especial en la capital y región metropolitana.

Entre los días 24 y 26 de octubre, cinco homicidios fueron registrados en la capital paulista y barrios vecinos. En el fin de semana siguiente – días 27 y 28 de octubre – 42 personas fueron baleadas en barrios pobres y al menos 26 de ellas murieron. En la gran mayoría de los casos, las víctimas fueron baleadas por hombres en motocicletas o automóviles sin placa. En la región céntrica, ocho personas fueron atacadas a tiros y al menos dos de ellas murieron. En la zona Este, fueron 16 heridos y siete muertos. En la zona Norte, dos hombres fueron baleados y, en la zona Sur, un hombre fue asesinado a tiros.

En la zona Norte de Ribeirão Preto, interior de São Paulo, solamente el día 19 de octubre, 14 personas fueron baleadas y cinco de ellas murieron. Ninguno de los muertos tenía antecedentes policiales.

El día 29 de octubre, el Grupo Tortura Nunca Más de São Paulo divulgó en las redes sociales una nota a las autoridades cobrando una posición acerca de esos asesinatos.

“No es posible que no se tenga noticia de la prisión de los criminales o aclaración policial en cuanto a esas muertes (…) Nos gustaría saber si para todos esos crímenes fueron abiertos interrogatorios policiales, acompañados por el Ministerio Público Estadual – con investigaciones, exámenes de necropsia y de balística – con encaminamiento al poder Judicial“.

Muchos atribuyen la ola de ataques que ya dejó centenares de muertos en São Paulo a grupos de exterminio formados por policías. Investigaciones de los equipos de asuntos internos de policía apuntan la existencia de, al menos, cinco de esos grupos en las zonas Norte y Este de São Paulo, en la ciudad de Guarulhos y en la Bajada Santista.

Una investigación sobre esos grupos encontró indicios de que en el día 12 de julio, en Osasco, uno de esos grupos haya asesinado ocho personas.

Además, algunos periodistas que denuncian las atrocidades cometidas por el viejo Estado han sufrido amenazas. Según carta enviada por el Comité Paulista por la Memoria, Verdad y Justicia a los ministros Eduardo Cardozo, de la justicia; y Maria do Rosário, Ministra-Jefe de la Secretaría de Derechos Humanos; “el reportero André Caramante, del periódico Folha de S. Paulo, y su familia tuvieron que dejar el país en razón de las amenazas recibidas, muchas de las cuales fueron mandadas desde una dirección digital perteneciente al teniente-coronel reformado Paulo Telhada, ex-comandante de la ROTA, batallón de la PM responsable por diversas matanzas en los últimos años. La reportera Lúcia Rodrigues, de la Rede Brasil Actual, también ha sufrido amenazas”.

En la última farsa electoral, el teniente-coronel Paulo Telhada se eligió concejal. El PM comandó la ROTA por dos años y medio, periodo en el cual hubo un aumento del 63,16% en el número de muertes causadas por el grupo. El coronel aún es acusado de forjar ataques al batallón de la ROTA en 2010 para justificar la ejecución de criminales. Como si fuese poco, Rafael Telhada, hijo del coronel, también de la ROTA, estaría siendo investigado en informes del DHPP por posible implicación en asaltos a cajeros electrónicos. Rafael fue elogiado por el padre tras haber participado de la acción de la PM que asesinó 9 personas en Várzea Paulista, en un supuesto “tribunal del crimen”.

Además de Telhada, Conte Lopes también fue elegido. Los dos juntos suman 77 muertes en el periodo en que comandaban la ROTA. El Coronel Álvaro Camilo es 1° suplente y también debe asumir en enero de 2013.


Militarización llega a la mayor favela de SP

Soldados fazem policiamento na favela Paraisópolis

No es sólo en Río de Janeiro que las poblaciones de las favelas y barrios pobres han sufrido con la militarización. En São Paulo, en la madrugada del día 29 de octubre, cerca de 500 policías militares llevaron a cabo a llamada “Operación Saturación” en la favela de Paraisópolis, en la zona Sur de la capital. La favela es la mayor del estado y tiene cerca de 80 mil habitantes.

Luego después de la entrada de los policías en Paraisópolis, redadas fueron montadas en todos los accesos a la favela y todos los habitantes que entraban y salian eran revistados. Desde que la PM ocupó el local, fueron hechas 21,8 mil abordajes y 15,7 mil  revistas en coches. Según el secretario de Seguridad Pública, Antonio Ferreira Pinto, “la operación objetiva traer tranquilidad para los habitantes” de la favela, vecina de uno de los barrios más ricos del país, el Morumbi.

Según el secretario, las órdenes para las seguidas ejecuciones de policías en  los meses de agosto y septiembre habrían partido de Paraisópolis. ¿Y de donde partieron las órdenes para la matanza en marcha en las favelas y barrios pobres en todo el estado? Esa es la pregunta sin respuesta.

En internet, en las redes sociales del grupo Madres de Mayo, varios internautas criticaban la militarización. Uno de ellos es el joven Thiago Vinícius, que no ahorró palabras.

“Operación Saturación en la comunidad aquí al lado del Campo Limpio, Paraisópolis, es una acción puntual. Una vez más la población ve el Estado presente solamente por la represión. Si no fueran los movimientos sociales de base y de verdad (porque allá abundan  ONG fallutas) la situación sería bien peor. Muchos niños fuera de la escuela, sin médicos, sin lugares para diverción. Todo eso al lado del barrio con alto índice de desarrollo: el noble Morumbi.”

Otro internauta, Bruno Pereira Bueno, denunció un supuesto toque de queda en las escuelas de Paraisópolis.

“Una tía mía da aulas en una escuela estadual allá en Paraisópolis donde la PM está ocupando, y dijo que la recomendación de la policía, ayer y hoy, fue para que los profesores no fueran dar aula, a pesar de los principales periódicos relatar que el día está corriendo normalmente.”


“Sospechoso: negro, pobre, de la periferia”

Según especialistas en sociología y ciencias políticas, el origen del problema está en la formación de la policía militar de São Paulo y en las condiciones inhumanas de supervivencia impuestas a la creciente población carcelaria de São Paulo.

En entrevista exclusiva a AND, la socióloga Vera Malaguti – profesora de Criminología de la Universidad Cândido Mendes y Secretaria General del Instituto Carioca de Criminologia (ICC) – dijo que uno de los motivos de la actual escalada de la violencia contra los pobres en São Paulo fue el incumplimiento de acuerdos extraoficiales firmados entre la gestión estadual y la organización criminal PCC – Primero Comando de la Capital.

– En algún momento, las autoridades van a tener que colocar las cartas en la mesa y decir que está siendo hecho un acuerdo entre el PCC y el gobierno del estado de São Paulo desde los crímenes de mayo de 2006 y el acuerdo fue quebrado por la policía con esa matanza de pobres que está aconteciendo. Inclusive, existe una tesis de antropología de la USP que trata justamente de esos acuerdos extraoficiales. El propio PCC surgió a partir de la opresión penitenciaria, realidad que no cambió hasta los días de hoy. Los presidios están colmados, los parientes de presos no son tratados con dignidad. ¿Cuál podría ser el resultado de esa realidad brutal? Otros estudios revelaron que los líderes del PCC ingresaron en el sistema penitenciario por pequeños delitos. Yo creo que esa escalada de la matanza de pobres que está aconteciendo en São Paulo sólo va a ser interrumpida cuando la discusión sea hecha con la verdad, con los hechos – alerta.

El científico político de la USP Guaracy Mingardi va más hondo al apuntar las raíces anti-pueblo de la policía de São Paulo. El especialista dice que, hasta la década del 70, había tres tipos de policía en São Paulo: Civil, Fuerza Pública y Guardia Civil.

– En 69, el régimen militar dijo ‘eso no nos conviene porque  no controlamos la policía’. Entonces, ellos juntaron en el mismo balde la Fuerza Pública, la Guardia Civil y crearon la Policía Militar. Y para mantener aquello bajo control, el primero, segundo, tercer comandantes fueron coroneles o generales del Ejército, para militarizar aquella policía. O sea, militarizó con base en lo que el Ejército creía que era el trabajo policial. A partir de los años 70 ese mando del Ejército fue volviendo a crear la idea  del enemigo. Es en ese momento que viene la figura del sospechoso: negro, pobre, de la periferia, porque, para una agrupación militar es preciso tener la idea  del enemigo, que debe ser identificable como grupo que debe ser derrotado – explica el especialista a la revista digital Carta Mayor.


Matanza de pobres en todo el país

En sólo 29 meses, 2.882 personas fueron muertas por la policía en favelas y barrios pobres de cuatro estados del país. Un promedio de 3,3 muertos por día. Son datos divulgados por la propia Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República (SDH/PR) referentes al periodo comprendido entre enero de 2010 y junio de 2012. Los estados analizados fueron sólo cuatro, ya que las otras gestiones estaduales no divulgan números de homicidios cometidos por policías.

En Santa Catarina, 137 personas fueron muertas en el periodo analizado. En Mato Grosso do Sul, fueron 57, 1.590 en Río de Janeiro y 1.098 en São Paulo. Según datos de la Amnistía Internacional, en 2011, el número de personas muertas en supuestos “autos de resistencia” – como son llamadas las muertes en enfrentamiento con la policía – fue 42,16% mayor de que todas las penas de muerte ejecutadas, después del debido proceso legal, en 20 países. De acuerdo con Débora Maria, coordinadora del movimiento Madres de Mayo y madre de una de las víctimas de los Crímenes de Mayo de 2006 en São Paulo, las gestiones de turno dan carta blanca para la matanza y hacen la vista gorda para grupos de exterminio formados por policías.

– Todos saben que quién mató en 2006 aquí en São Paulo continúa matando hasta los días de hoy, porque no fueron punidos. Ellos ganaron carta blanca para matar. El gobierno del estado es omiso, él no admite que dentro de las corporaciones policiales existen grupos de exterminio, por ejemplo – argumenta.

SP: policía mata cada día más

En los últimos días, el monopolio de los medios de comunicación estampó en sus titulares alertas para el crecimiento del número de policías asesinados en São Paulo. Sin embargo, poco se habla sobre el aumento en el número de muertes cometidas por las policías de la gestión Alckmin entre los meses de febrero y junio de este año. Según datos de la ouvidoria de policía del estado de São Paulo, en media, 36 personas fueron muertas por mes por la PM entre febrero y abril. En mayo, el índice saltó para 52 casos, lo que representa un aumento del 44% en comparación con los meses anteriores. En relación al mismo periodo de 2011, el alta fue del 13%.

La mayoría de esos asesinatos es atribuida a la ROTA – Rondas Ostensivas Tobias de Aguiar – le más letal tropa de la PM de São Paulo. Solamente en el primer semestre de ese año, la ROTA fue responsable por 48 de esas muertes. Un aumento del 20% en relación al mismo periodo de 2011. Desde noviembre del año pasado, la ROTA estuvo bajo el mando del teniente-coronel Salvador Modesto Madia, que fue sustituido el día 26 de septiembre por el teniente-coronel Nivaldo César Restivo. Ambos son reos en el proceso sobre la Masacre del Carandiru, ocurrido en 1992, cuando 111 detenidos fueron muertos por la policía bajo el mando de los dos militares.

En 2011, supuestos enfrentamientos envolviendo la ROTA en favelas y barrios pobres de São Paulo dejaron 82 personas muertas, lo que revela un crecimiento aterrador desde 2007, cuando fueron registradas 46 muertes. Desde 2001, el mayor número de ‘autos de resistencia’ envolviendo la ROTA fue registrado en 2003, cuando 124 personas fueron asesinadas.

Además, en 2012, el número de homicidios también subió considerablemente en el estado de São Paulo. Solamente el mes de junio, 434 personas fueron asesinadas. En el mismo periodo del año pasado, el número de muertos fue de 324. En septiembre, la discrepancia fue aún mayor. Fueron 135 asesinatos. Un aumento del 96% en relación al mismo periodo de 2011.

Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: