Editorial – Golpe militar de Estado como prevención a la justa rebelión de las masas

Editorial – Golpe militar de Estado como prevención a la justa rebelión de las masas

Print Friendly, PDF & Email

La prisión de Luiz Inácio después de la negación, por el Supremo Tribunal Federal (STF), de un habeas corpus amparado en el artículo 5º de la Constitución – que garantiza la presunción de inocencia hasta que el proceso sea “transitado en juzgado” – es un grave crimen de evidente violación del propio marco constitucional de las clases dominantes reaccionarias locales y lacayas del imperialismo, principalmente yanqui. Desenmascara por completo el cuento de la independencia de los “Poderes de la República” y deja patente el servilismo de los miembros de esta Corte al Alto Mando de las Fuerzas Armadas (FF.AA.).

A un Estado cuyas instituciones se encuentran en avanzado estado de descomposición, golpear su propia Constitución en nombre del “fin de la impunidad” – como aconteció en este caso – es sólo el proseguimiento de tantos otros actos cometidos por una Corte que refleja, en sus acciones y decisiones, la desesperada pugna de los grupos de poder de las clases dominantes por acaparar cuotas de poder, cada vez mayores, en ese mismo viejo Estado, por decidir quién manda más. También ya no es más de extrañarse el hecho de que a jueces como Moro y Bretas sea dado tanto poder cuánto el que ellos usufructúan.

En este viejo Estado de grandes burgueses y latifundistas serviles del imperialismo, principalmente, yanqui (Estado burocrático y empodrecido), cuyo modus operandi es la corrupción – encubierta o explícita –, su sistema político basado en la farsa electoral, los partidos y políticos de este toman naturalmente de asalto los cofres públicos.

Llegado a un estado tal de inevitable putrefacción, la luz roja del establishment se encendió frente al descrédito y falta de legitimidad que amplios sectores de la sociedad demuestran en manifestaciones patentes de repudio. En ese contexto, la Operación “Lava Jato” fue lanzada para hacer una asepsia general en las instituciones del viejo Estado por salvar su sistema de explotación decantado como “Estado Democrático de Derecho”. Asumiendo destacado papel político, la “Lava Jato” pasó a actuar de forma selectiva para atender a los intereses del imperialismo, de determinados grupos de poder de las fracciones de las clases dominantes locales y de los altos mandos de las FF.AA. Sin embargo salió del control, dada la gravedad de la crisis estructural de ese capitalismo burocrático vigente, alcanzando todas las esferas de la política oficial, agudizando aún más la lucha por el control de la máquina de Estado entre sus grupos de poder.

Esto se da dentro del proceso de reaccionarización en todo el mundo, impulsado por la profundización de la crisis que asola el sistema capitalista, el cual pretende amplificar la explotación de las masas, tanto en las metrópolis imperialistas cuánto en sus semicolonias, como tentativa salvadora de las instituciones del Estado. De ahí que escoger Luiz Inácio y el PT para atacar es justificado por el hecho de que en un pasado muy lejano este partido defendió posiciones de izquierda, aunque desde un punto de vista del radicalismo pequeño-burgués. Pero es el argumento que las bestias reaccionarias – llevando adelante su cruzada “anticorrupción” y, a la vez, escondiendo sus propios delitos  – se sirven para incrementar la guerra al pueblo que se rebela contra la explotación y opresión.

Los pronunciamientos no sólo de los que claman por los militares como de generales con posición de mando en las FF.AA., principalmente al apuntar las bayonetas contra el  STF, son la demostración de que las intenciones se transformaron en gestos. Paso concreto fue dado al promover la intervención militar en Río de Janeiro como laboratorio para una “probable ampliación” para todo el país.

Apuntando el fracaso de la operación de limpieza en las apariencias de las carcomidas instituciones de esta vieja orden burguesa semicolonial y semifeudal – la condena y prisión de Luiz Inácio y las de más un puñado de rateros, los últimos sorprendidos en flagrante delito, no salva este carcomido sistema de su bancarrota, al contrario, agravó formidablemente su crisis –, los reaccionarios ponen en marcha su golpe de Estado contrarrevolucionario preventivo a la inevitable y violenta rebelión de las masas frente al incremento de la explotación, desigualdades y opresión llevado a cabo por este sistema y su viejo Estado. Tal como la intervención militar golpista, las llamaradas de la rebelión popular se arrastrarán  por todo el país. ¡Quién vivir verá!

El rechazo masivo a la farsa electoral que se aproxima, expresión de una situación revolucionaria que se desarrolla en el país, será la mayor comprobación del descrédito en este viejo Estado de estas clases dominantes retrógradas de grandes burgueses y latifundistas, lacayas y serviles del imperialismo, principalmente, yanqui.

Incrédulas de la farsa electoral, las masas del campo y de la ciudad vienen en crecientes explosiones de revueltas, revelando que en él se gesta, forma y forja un serio movimiento revolucionario, que en su fermentación está creando condiciones, cada vez más favorables, para la reorganización de la vanguardia proletaria, única capaz de llevar la lucha hasta el fin, dotándose de programa, estrategia y táctica para dar lucha sin cuartel para poner abajo toda esta vieja orden y la construcción de Brasil Nuevo, a través de la Revolución Democrática, Agraria y Antiimperialista, por el Poder de la Nueva Democracia. Es delante de esto que los reaccionarios tiemblan.

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: