Editorial – Y La nave va…

Editorial – Y La nave va…

Print Friendly, PDF & Email

"Un tiro en Copacabana es una cosa. En la Favela de la Corea es otra"– José Mariano Beltrame, Secretario estadual de seguridad de Río de Janeiro, 22 de octubre de 2007, publicado en el diario O Globo en 23 de octubre.

"Usted toma el número de hijos por madre en la Lagoa Rodrigo de Freitas, Tijuca, Méier y Copacabana, es padrón sueco. Ahora, vea en la (Favela) Rocinha. Es padrón Zambia, Gabón. Eso es una máquina de producir marginales" –Sergio Cabral, gerente estadual de Río de Janeiro, 24 de octubre de 2007, publicado por el diario Folha de San Pablo en 25/10/2007.

"La PM (Policía Militar) es el mejor remedio contra la dengue. No queda un mosquito en pie. Es el SBPM. El mejor insecticida social" – Coronel Marcus Jardim, comandante de Policiamiento de la Capital de Río, 15 de abril de 2008, publicado en O Globo.

Después de esas declaraciones, ¿será que puede quedar alguna duda sobre el disparate de las alegaciones de falta de preparo de la policía en sus acciones en las favelas, barrios pobres y ahora, de clase media de las grandes ciudades? No señores, semejante a la acción del ejército en el Morro de la Providencia, esas atrocidades policiales cometidas contra el pueblo revelan la verdadera naturaleza del aparato represivo estatal. La policía está exactamente preparada para llegar disparando, matar y declarar que las víctimas son delincuentes.

Declaraciones como estas se tornan lugar común en las bocas de las "autoridades" estaduales de Río de Janeiro, reconocido laboratorio de políticas fascistas de criminalización de la pobreza en Brasil. Una rápida comparación de esas citaciones con la ola de asesinatos cometidos por la policía recientemente deja claro que la política de exterminio no es practicada apenas en Río, sino en todo Brasil.

Los casos noticiados por el monopolio de los medios de comunicación relatan asesinatos cometidos en Paraná, Pernambuco y en el interior de Marañón. En Igarapé do Meio, Marañón, cuando una niña de 8 años de edad fue muerta por un policía, la población sublevada incendió la comisaría de la ciudad, en una clara demostración de que la indignación contra la violencia policial atingió un nivel intolerable.

Frecuentemente son vistas madres declarando que los hijos muertos por la policía eran inocentes, trabajadores y que no tenían antecedentes policiales. El terrorismo estatal sobre las poblaciones de las favelas y barrios proletarios es tan grande, que hasta parece que si las víctimas hubiesen cometido algún crimen estaría justificada su muerte.

En medio a la histeria provocada por la muerte del niño João Roberto, la declaración más lúcida fue la de su padre, Paulo Roberto Barbosa Soares, desesperado por la pérdida de su hijo. Llamando a la policía de asesina. Él dijo: "El Estado no tiene carta blanca para matar a nadie. Aquí no hay pena de muerte. Aunque fuesen bandidos ¿Cuál es el problema? Que prendan los bandidos". Pero claro, la policía no es para  prender…

En fin, la población comienza a identificar los verdaderos enemigos del pueblo, el pútrido Estado semicolonial y semifeudal brasileño y sus gerentes, y sus protestos toman dimensiones mayores y más politizadas. En el entierro de Edson Vaz do Nascimiento, asesinado por la policía en el Morro Azul, en el barrio Flamengo, la población no empuñaba apenas los tradicionales carteles pidiendo justicia. El más significativo decía: "El PAC es pacto de muerte. Fuera Lula y Cabral! Salven el pueblo".

II

Mientras que la brutalidad característica del Estado se abate sobre la población más empobrecida, la Policía Federal, el Supremo Tribunal Federal, Luiz Inácio y ministro de justicia, parlamentares y altos dignatarios de este pútrido sistema al que llaman de "República", protagonizaban otra farsa cinematográfica.

Las prisiones de Daniel Dantas, Celso Pitta, Naji Nahas y otros notorios bandidos por la PF desencadenaron una serie de acciones pretendiendo libertar sobretodo Dantas, dueño de muchos secretos de la mayoría de los grupos de poder de las fracciones de las clases dominantes. El dueño del banco Opportunity se tornó multimillonario durante la farra de las privatizaciones, rematando la Brasil Telecom, el Metro de Río y otras empresas. Dantas tiene tantos esquemas dentro del podrido Estado burocrático-latifundista, que sus representantes declararon en conversaciones grabadas por la Policía Federal no temer a las instancias superiores de la "justicia" brasileña, apenas a la primera instancia, tratando librarse de ella a través del pago de una propina millonaria.  

Pues bien, lo que sucedió fue exactamente como el banquero mafioso dijo. Casi inmediatamente después a su prisión, el presidente del STF, Gilmar Mendes, le concedió habeas corpus.

Después de las prisiones, hechas en acciones expectaculares, filmadas por la propia policía y presentando los presos esposados, es que el centro del debate pasan a ser los "derechos individuales" de las personas presas, la injusticia de personas "honestas" (grandes burgueses", con dirección fija (condominios de lujo) y "sin culpa formada" ser exhibidas con manos esposadas, colocadas en celdas comunes en cárceles inmundas, etc., etc.

¿Pero de qué derechos estamos hablando, cuando los más elementares derechos del pueblo son pisoteados cotidianamente?  ¿Hablar del "exagero del uso de esposas" solamente cuando se trata de bacanes cuando las personas del pueblo son humilladas a toda hora, tratase de eficiencia policial? ¿Y de qué condiciones carcelarias estamos hablando? ¿Y el derecho a la tierra y al trabajo que este Estado fascista niega constantemente al pueblo, con la más cruel violencia y las caricias demagogas de la bolsa-mendigo? ¿Y lo que decir de otros derechos básicos que ni lejanamente son respetados?

Claro, vivimos en una sociedad de clases con intereses antagónicos y al pueblo es reservado podrecer en centenas de millares en las más tenebrosas mazamorras de este Estado criminal y genocida, eso cuando escapan de las balas de los fusiles asesinos de la Policía y del Ejército.

En fin, los abogados de los poderosos alegaron tratarse de persecución política. Lo que no deja de ser verdad, pues todo no pasa de violentas pugnas en el seno de las clases dominantes explotadoras y de sus gananciosos grupos de poder.

De hecho no hay dudas, estamos viviendo crecientemente en un Estado policial fascista. Sin embargo, que se abate impiedosamente sobre los pobres, en nombre de contener la delincuencia y la violencia. El capitalismo burocrático de nuestro país reproduce una sociedad terriblemente enferma, crónicamente en crisis. Su viejo Estado genocida y corrupto no puede siquiera detener la ola delincuencial que atinge la sociedad y sus instituciones oficiales y oficiosas de cima a bajo. Todo discurso y providencias políticas, jurídicas, y propagandísticas son para promover la represión más brutal sobre los explotados empobrecidos que se revelan.

El viejo Estado está afondando en la más terrible crisis de descomposición y las reformas y remiendos providenciados, por más embelesadores que puedan ser, ¿Hasta cuándo podrán encubrir su real situación y salvarlo del descrédito y después de la revuelta popular?  ¿O Igarapé do Meio es tan longincuo cuanto insignificante? No! El camino burocrático en la sociedad brasileña ha experimentado todo tipo de gerenciamiento de derecha y de centro, inclusive el de la "izquierda" oportunista y corrupta. Han fracasado uno después de otro. Ante tanta miseria, corrupción y represión inalteradas, las masas ya tratan con chacotas a políticos, justicia y al proceso electoral, distanciándose desinteresadamente. Y así continuará, hasta que alcancen avistar el camino democrático revolucionario que emerge de su propio seno.    


Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: