Encuentro de Pedagogía combativo e independiente organiza resistencia a los ataques a la Educación

39° Encontro Nacional de Estudantes de Pedagogia (ENEPe) - foto: Executiva Nacional dos Estudantes de Pedagogia
39° Encontro Nacional de Estudantes de Pedagogia (ENEPe) - foto: Executiva Nacional dos Estudantes de Pedagogia

Encuentro de Pedagogía combativo e independiente organiza resistencia a los ataques a la Educación

Print Friendly, PDF & Email

De 22 a 26 de julio aconteció el 39° Encuentro Nacional de Estudiantes de Pedagogía (ENEPe), reuniendo cerca de 600 estudiantes, activistas de movimientos populares y trabajadores de todo el país en la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), periferia de Guarulhos. El encuentro levantó la defensa de la autonomía universitaria, libertad de cátedra y cogobierno  estudiantil. Además de deliberar un Plan de Luchas, los estudiantes, bajo dirección de la Ejecutiva Nacional de los Estudiantes de Pedagogía (ExNEPe), también promovieron un grandioso acto para demarcar e imponer sus reivindicaciones como parte de la Huelga General de Resistencia Nacional.

El evento traza un largo e importante histórico de lucha en el movimiento estudiantil, pues la Pedagogía fue el primer curso a romper con la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE), en 2004, demarcando, a partir de ahí, un camino honesto y combativo. Por eso, en cada estudiante se expresaba la gana y la determinación en sus lemas como: La ExNEPe es para luchar! Inmovilismo no!

Al fin del encuentro, fue aprobado un Plan de Luchas a ser seguido por el movimiento estudiantil. En él quedó determinado, principalmente, la responsabilidad que tiene el movimiento estudiantil de impulsar la Huelga General de Resistencia Nacional por tiempo indeterminado en Brasil. Además de eso, el Plan coloca que se debe luchar contra cualquier forma de intervención en las universidades y contra cualquier cobro de tasas en la enseñanza superior; puntúa la urgencia de rechazarse y barrar el proyecto “Future-se” y, sobre todo, “impulsar una gran ola de huelga de ocupaciones en el país entero en las Instituciones de Enseñanza Superior contra todos los ataques a la gratuidad, democracia y autonomía Universitaria y los proyectos privatistas”.

También fueron aprobadas las mociones políticas del 39° ENEPe, acentuando vehementemente el repudio a “todos los ataques” hechos por el gobierno de Bolsonaro y de los generales, que “quiere aplicar una política obscurantista para las Instituciones de Enseñanza Superior” y que hieren los principios de la autonomía universitaria. Además de eso, las mociones prestaron solidaridad a las víctimas que sufrieron violencia y opresión por parte del viejo Estado, como el episodio de los campesinos de Miravânia, que fueron desalojados y “todos aquellos que luchan por el sagrado derecho a la tierra para quién en ella vive y trabaja”.

Organización e implicación

Pautadas en el principio del colectivismo, todas las personas presentes actuaron para el pleno funcionamiento del evento. Los estudiantes tomaron la delantera en la limpieza del campus, en la organización de las actividades y de las comidas, todo por medio de comisiones. Los operarios de la limpieza de la Unifesp, que estaban aprensivos con el trabajo que los centenares de visitantes darían, dijeron estar sorprendidos y contentos, pues la comisión de la limpieza, entendiendo que su responsabilidad era de carácter político, había dejado los baños y áreas comunes limpias y organizadas.

En total, fueron al Encuentro delegaciones de 24 estados, siendo que algunas contaron con grupos de diversas regiones del estado. Desde la alborada del día 22, los grupos de todo Brasil llegaban llenos de entusiasmo en la universidad, cantando músicas como Bandera de la Revolución, conversando y conociéndose. Luego después del café, se realizó la primera actividad del Encuentro, el saludo a las delegaciones, en que ellas se presentaron e hicieron hablas de exaltación al evento y agitación a los presentes. Con discursos contundentes sobre la importancia de estar allí, en medio del actual momento político, compartieron con los otros estudiantes el esfuerzo y la dificultad con que habían conquistado su ida al encuentro.

Todos enfatizaron la práctica de la autosustentación, por medio de la cual recaudaron el valor del viaje hasta el encuentro por medio de la realización de bazares, venta de dulces y comidas, además de la ayuda de profesores y tantas otras formas de recaudación. En casi todas las hablas, los estudiantes denunciaron persecuciones y sabotajes que sufrieron y enfrentaron por mantenerse firmes en una línea independiente.

En todos los días del evento, aun teniendo que despertar temprano para asistir a las mesas que comenzaban alrededor de las 8h de la mañana, el auditorio se encontraba siempre lleno. Y, después de un día entero de discusiones y charlas, aún sobraba energía para las actividades culturales, que acontecieron todas las noches con la participación del grupo de rap  combativo Amenaza Roja, así como de un conjunto de samba de bombo, tradicional del estado de São Paulo, y de los propios jóvenes presentes. En una de las noches, por ejemplo, un grupo de jóvenes de la zona este de São Paulo se presentó y entusiasmó tanto los presentes.

Ya en el primer día del evento fue realizada la mesa sobre “Las jornadas de Junio  de 2013 y el nuevo ciclo de lucha de clases en Brasil”. En ella intervinieron el activista y perseguido político, Igor Mendes, una dirigente de la Liga de los Campesinos Pobres (LCP) y el profesor de la Universidad de São Paulo (USP) y filósofo, Vladimir Safatle. Todos, concentrados y atentos, vibraron con las hablas y estremecieron el auditorio colmado de estudiantes.

Igor Mendes, en su intervención, señaló las jornadas de aquel año como un punto de ruptura entre los que representan la vieja democracia y el camino oportunista, “aquellos condenados a perder”, aquellos a quién sólo resta lamentarse; y los que trillan el camino de la lucha combativa y revolucionaria, por una Nueva Democracia, “los condenados a triunfar”.

El activista comparó aún la juventud presente con “los republicanos radicales que lucharon en la era de la monarquía, esos que eran llamados de ‘locos’, que pagaron con la prisión y con la vida por la lucha condenada a triunfar!” . Y añadió: “Hoy, la monarquía no es ni digna de rabia, damos risada de ella por ser un sistema tan ridículo”.

El profesor Vladimir Safatle, que estaba en un Congreso en Alemania e hizo una intervención vía internet, expuso el ataque a las universidades y a los cursos de ciencias humanas por el gobierno del fascista Bolsonaro y de los generales derechistas. Y declaró: “La Universidad perdió su lugar, pues dejó de ser un problema”, refiriéndose a los años de gestión del oportunismo y del inmovilismo en las universidades brasileñas, que se habrían convertido en “guetos de lujo”.

La representante de la LCP fue recibida con mucho entusiasmo y respeto, aplaudida contundentemente cuando demarcó que las luchas populares de 2013 defendían la tierra para el campesino, una educación de calidad y una salud pública eficiente, entre otros derechos pisoteados. Fue acompañada por las masas de estudiantes, que entonaron: ¡Es tierra a quién en ella trabaja, y viva ahora y ya la Revolución Agraria! ¡Muerte al latifundista, y viva el poder campesino y obrero! En el fin de su discurso, ella leyó el poema Los hombres de la tierra, de Vinicius de Moraes, que es escrito a partir de la perspectiva de campesinos, declarando su indignación contra el latifundio.

En el segundo día del evento, aconteció la mesa de “Lucha por democracia en las escuelas públicas brasileñas y las ocupaciones estudiantiles”, compuesta por los profesores Marcos Cesar, de la Unifesp; Maria Neide Silva Morales, de la escuela Libertad, del Pará; y por un liderazgo de las ocupaciones estudiantiles en São Paulo. La mesa discutió el legado de las personalidades que contribuyeron para el desarrollo de la educación pública en Brasil, y el profesor Marcos Cesar citó personalidades democráticas como Anísio Teixeira y Darcy Ribeiro y sus tentativas de llevar escuelas a las favelas y al campo.

Se conmemoró también, al final de la mesa, la gran ola nacional de ocupaciones secundarias en el periodo de 2015 y 2016 y la importancia de la utilización de la ocupación como forma de barrar los ataques a la educación que acontecen en gran escala actualmente. Se expuso el alto nivel de comprometimiento y organización de los secundarios dentro de las ocupaciones, la tentativa de desmovilización de ellos por el oportunismo, y la enorme resistencia y coraje de los estudiantes contra la inmensa represión policial, que atacaba los estudiantes secundarios de las formas más violentas y cobardes posibles. Se destacó el importante acúmulo de conocimiento sobre organización y lucha con las ocupaciones, llevado adelante por los estudiantes secundarios que, hoy en día, son estudiantes universitarios combativos.

Durante todo el evento, quedó claro tanto por el contenido de las discusiones, cuánto por la disciplina e incansable participación y organización de los estudiantes, que la ExNEPe  sigue trillando de forma correcta el camino de la lucha revolucionaria. Al romper con el inmovilismo y proponerse a coordinar, de forma independiente y combativa, un Plan de Luchas y mociones políticas consecuentes para el movimiento estudiantil, produjo un verdadero salto político de calidad, no sólo para los estudiantes de pedagogía, como para los de todos los cursos.

Victorioso acto político

El cuarto día del encuentro, los estudiantes hicieron del Pimentas, barrio de la periferia de Guarulhos donde se localiza la Unifesp, el escenario de una gran manifestación. Los estudiantes demostraron la combatividad del evento y la insatisfacción de todos los presentes con los ataques a los trabajadores, campesinos, estudiantes y juventud promovidos incesantemente por el fascista Bolsonaro, tutelado por el Alto Mando de las Fuerzas Armadas.

Los estudiantes se concentraron en la entrada de la Unifesp y marcharon por las calles, entonando consignas, tocando bombos y tambores y hastiando banderas. Entre los movimientos presentes estaban la ExNEPe , el Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR), la Unidad Roja – Liga de la Juventud Revolucionaria  (UV-LJR), Alvorada del Pueblo (AP), el Movimiento Fagulha y las Brigadas Populares. El mismo día, horas antes, los estudiantes habían realizado una asamblea en la cual se deliberó democráticamente cuál sería el contenido del acto.

Luego después, el grupo salió a las calles, entregando panfletos y explicando a las masas de trabajadores la intención de aquella manifestación, sobre la lucha contra la privatización de la enseñanza pública, contra la “reforma de la Seguridad” y por la Huelga General de Resistencia Nacional. Al llegar a un terminal de autobús, donde se concentraba un gran número de trabajadores volviendo para sus casas, los estudiantes entonaron consignas como: Trabajador, puede rebelarse! Por esa crisis usted no tiene que pagar! y Si usted paga, no debería, educación no es mercancía!


Reforma de Córdoba de 1918

La conquista del cogobierno estudiantil 101 años después

En 1918, la Universidad de Córdoba, en Argentina, se transformó en el epicentro de una insurgencia movilizada por estudiantes que, indignados con la falta de democracia en el ambiente universitario, se levantaron bajo la insignia de las banderas de la autonomía, libertad de cátedra y del cogobierno estudiantil. La rebelión cordobesa cambió para siempre no sólo la estructura y los parámetros de la universidad latino-americana, que hasta entonces estaba hundida en los resquicios medievales y en el obscurantismo clerical, como también plantó las semillas del movimiento estudiantil y su forma de organizarse.

Hasta entonces, la Universidad de Córdoba era controlada por los jesuitas (por más de tres siglos) que actuaban como tiranos en la administración de la universidad y asfixiaban el ambiente académico con un conservadorismo anacrónico. A pesar de la causa inmediata haber sido el cierre del Hospital Universitario, motivos para la rebelión existían varios: los jesuitas intervenían en el contenido enseñado y en los métodos utilizados, impidiendo la ciencia de avanzar y actualizarse; los profesores y funcionarios eran nombrados sin realizarse cualquier forma de concurso o prueba de habilitación, por entidades conectadas al clero, conservando la vieja y decadente universidad basada en el servilismo, entre otros. Como el propio Manifiesto de los estudiantes cordobeses afirmaba: “Por eso la ciencia, frente a estas casas mudas y cerradas, pasa silenciosa o entra mutilada y grotesca para el servicio burocrático”.

Con una huelga estudiantil generalizada y ocupación del edificio de la universidad, el movimiento estudiantil demandaba su participación en la estructura administrativa de la universidad, como forma de garantizar el cogobierno; cátedras libres, con una enseñanza crítica y libre; autonomía universitaria más allá de, simplemente, autonomía financiera; extensiones universitarias para actuar fuera de los muros del campus; asistencia social a los estudiantes y, sobre todo, una universidad más democrática y abierta al pueblo. Luego después, se funda la Federación Universitaria Argentina y, enseguida, ocurre el primer Congreso de Estudiantes Argentinos.

La reforma viene posteriormente, aprobando la mayoría de sus pautas como producto de la rebelión combativa de los estudiantes, un resultado casi que inevitable. Años después, en 1953, se conquistó aún la extinción del examen de ingreso, haciendo libre el ingreso en la enseñanza superior, consecuencia de las reverberaciones de la revuelta estudiantil que continuaron a resonar. Ejemplos para todos los estudiantes de posición democrática hasta hoy, los jóvenes de Córdoba afirmaron en manifiesto después de conseguir aprobar las reformas: “Hoy amanecemos con una vergüenza a menos y una libertad a más, los dolores que aún tenemos son las libertades que nos faltan”.

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: