Escuela Popular: Alfabetizando los campesinos de Brasil

https://anovademocracia.com.br/46/12a.jpg
https://anovademocracia.com.br/46/12a.jpg

Escuela Popular: Alfabetizando los campesinos de Brasil

Print Friendly, PDF & Email

Las profesoras Sonia Almeida y Sandra Resende, coordinadoras de la campaña nacional de alfabetización promovida por la Escuela Popular, en entrevista a AND, relatan las primeras experiencias de la lucha por la alfabetización de campesinos en áreas del Norte de Minas Gerais.

AND – ¿Cómo surgió la propuesta de una campaña nacional de alfabetización?

Escuela Popular
– Siempre que nos encontramos con los activistas del movimiento campesino, en congresos y actividades, somos alertados para la necesidad de la construcción de las Escuelas Populares. La mayoría de ellos no sabe leer ni escribir y esta situación colocó a la Escuela Popular este arrojado desafío: el de iniciar una gran campaña de alfabetización en el campo. ¿Pero cómo hacer una campaña si no tenemos profesores en el campo, no recibimos recursos del gobierno, no poseemos estructura en el campo? Estos son problemas llave para iniciar cualquier trabajo. Hemos desarrollado método y experiencias importantes que deben ser reproducidas, pero para eso, necesitamos de la principal fuerza de nuestro trabajo, las personas capaces de manejarlos. De esta forma decidimos formar alfabetizadores de las propias áreas campesinas.

AND – Entonces la Escuela invirtió en la formación “de formadores”…

EP
– Exactamente, y esto representa un gran desafío, porque aún impera en esta sociedad semifeudal y semicolonial la lógica incorrecta de que, para poder enseñar, se debe poseer un diploma superior. Nuestra concepción de enseñanza y aprendizaje es contraria a esta idea atrasada. Defendemos que aquel que sabe leer y escribir puede también enseñar. En octubre de 2007 hicimos varias reuniones con liderazgos campesinos. En noviembre, fuimos hasta Rondonia, donde la Escuela Popular y la Liga de los Campesinos Pobres realizaron una campaña para la formación de Escuelas en el campo. Esta rica experiencia de lucha por la implantación de las escuelas en las áreas campesinas nos dio los primeros fundamentos para preparar el primer curso de alfabetizadores y movilizadores de la Escuela Popular.

AND – ¿Y cómo se dio esta formación?

EP
– Preparamos un material basado en nuestra experiencia con la alfabetización de adultos. Las Ligas de los Campesinos Pobres del Norte de Minas y Centro-oeste se encargaron de invitar los futuros alfabetizadores de las áreas para el curso. Lanzamos la consigna “Leer, escribir e interpretar: este es el desafío de la Escuela Popular”. El curso fue realizado en febrero y abril de este año, comenzando en Belo Horizonte y la segunda etapa en Jaíba. Había representantes de once áreas. Debatimos sobre la necesidad de construcción de las Escuelas Populares como instrumento para promover la enseñanza e impulsar la Revolución Agraria. Discutimos también nuestra concepción del conocimiento, lo que fue decisivo para esclarecer los alfabetizadores de las áreas y demostrar a ellos por qué, pueden de hecho enseñar. El primer curso tuvo como objetivo iniciar. Formar la Escuela donde aún no existía, fortalecer e impulsar donde ella ya funcionaba. Concluimos este primer curso con grandes tareas y todos los alfabetizadores y movilizadores campesinos retornaron a sus áreas con desafíos y metas. Todos llevaron la experiencia y los materiales producidos en el curso como punto de partida.

AND – Cinco meses después del curso de formación de alfabetizadores, la coordinación de la Escuela Popular decidió ir hasta el Norte de Minas para acompañar la aplicación de las decisiones, ¿cómo fue esta experiencia?

https://anovademocracia.com.br/46/12a.jpgEP
– Decidimos hacer un acompañamiento político-pedagógico en las áreas. Esa fue una experiencia tan rica que aún buscamos sistematizar todo el aprendizaje. Visitamos once áreas en nueve días, recorrimos centenas de kilómetros, oímos críticas, recogimos experiencias, participamos de asambleas y aulas inaugurales, vivimos situaciones de confrontación entre campesinos y el latifundio.

AND – ¿Cual es el balance extraído de esta primera etapa de la campaña de alfabetización y cuáles son las nuevas metas y desafíos de la Escuela Popular?

EP
– Una cosa que es motivo de gran entusiasmo para nuestra coordinación, es que con la realización del primer curso de formación, no fue necesario llevar la escuela a las áreas, pues en todas las áreas existe concretamente la Escuela Popular. Puede no estar estructurada, o de la forma ideal, pero ella existe. Nosotros fuimos llevar apoyo político para su construcción y evaluamos que cumplimos este objetivo. Un saldo muy importante extraído de esta experiencia es que la campaña viene consolidándose en las áreas como un movimiento de gran movilización política, que abarca muchos campesinos. La Escuela Popular defiende que el conocimiento proviene de los tres tipos de práctica social: la lucha de clases, la lucha por la producción y la experimentación científica. No hay como disociar la Escuela de la lucha del pueblo y hoy esta lucha es por la Revolución Agraria. Hoy la Escuela Popular se concentra en la campaña de alfabetización para jóvenes y adultos. Pero la Escuela no es sólo eso. Nuestro objetivo es desarrollar el conocimiento en todas las áreas, en los más variados niveles.

Tenemos ahora nuevas metas y desafíos como:

1Sistematizar estos seis meses de experiencia y promover un nuevo curso con los alfabetizadores y movilizadores de las áreas campesinas;

2Desarrollar y profundizar la concepción de la Escuela fundada en la relación del conocimiento con la práctica;

3Desarrollar más los fundamentos pedagógicos para dar más condiciones de desarrollo de la enseñanza en las áreas.

Diario de la campaña

Reproducimos y adaptamos trechos de un diario de viaje escrito por las profesoras Sandra y Sonia. Su relato y sus impresiones representan la experiencia viva de la movilización y lucha de las masas campesinas por la construcción de las Escuelas Populares.

Desafíos

21/07
Decidimos visitar la primera área a comenzar la implantación de la Escuela Popular después del curso.

El área “Brillo del Sol”, municipio de Varzelândia

El principal desafío estaba en la movilización de los campesinos y la construcción material de la Escuela.

De manera general, los campesinos se movilizan para conquistar mesas, sillas, pizarrones, lona, cuadernos, lápiz. Un problema llamó nuestra atención en prácticamente todas las áreas: la falta de anteojos. Los campesinos van a estudiar y perciben que tienen problemas de visión. El trabajo duro en el campo, expuesto constantemente al sol e intemperies, perjudica la visión de ellos, principalmente para la lectura nocturna. El tratamiento médico en las áreas y los anteojos son reivindicaciones concretas y una necesidad para los campesinos y la Escuela Popular.

La Escuela del área Brillo del Sol comenzó con dos alumnos entre varios inscritos. La persistencia del alfabetizador y la movilización de los campesinos fueron decisivas para sostener el trabajo y hoy la Escuela tiene siete alumnos frecuentes y la demanda crece!

Fotografiamos y filmamos para dar el ejemplo a los campesinos en las otras áreas.

22/07
Paraterra / São João da Ponte

Llegando allá, había una tremenda participación de la masa de campesinos que movilizó toda el área para la actividad de la Escuela y nuestra recepción. En el Paraterra pudimos presenciar una gran manifestación del valor que los campesinos dan a la Escuela.

Realizamos un aula de balance del funcionamiento de la Escuela Popular desde su implantación y casi todos los habitantes del área estuvieron presentes. Aún los que no estudian se manifestaron reforzando la importancia de leer y escribir. Impresionante la participación de las mujeres, son muchas y vanguardia de la lucha por la Escuela Popular.

Esta es el área donde fue edificada una gran obra de la Revolución Agraria: ¡el Puente de la Alianza Operaria-Campesina! Atravesamos orgullosas el puente, donde trabajaron varios hombres y mujeres, que hoy estudian en la Escuela Popular del área Paraterra.

23/07
Área “Unidos con Dios venceremos”– ciudad de Pedras de María da Cruz

Movilización muy grande de los campesinos. Impresionante la implicación política y emocional de todos con la Escuela y con la Revolución Agraria. Esta área está en pleno movimiento del Corte Popular de la tierra y ocurren asambleas regularmente.

Las palabras de los campesinos de Pedras de María da Cruz son de una simplicidad y profundidad tan grande que superan cualquier catedrático burgués. Un campesino analfabeto que nunca estudió filosofía expresó con mucha claridad la teoría científica del conocimiento diciendo que “no mejora nada estudiar si esto no servir a la necesidades del pueblo. Fuera de esto, el conocimiento no sirve para nada”.

Impresionante como el pueblo desarrolla un conocimiento profundo de la práctica y se esfuerza para comprender y profundizar su conocimiento. Un hecho sobresaliente que percibimos, es que mientras un trabajador de la ciudad busca de modo general aprender a leer y escribir, ya adulto, para mejorar su condición de vida, los campesinos organizados por la Liga de los Campesinos Pobres buscan aprender para aumentar su participación en la lucha.

Afirmamos que tenemos un proyecto político-pedagógico y que estos dos aspectos andan juntos .Y más, que el proyecto pedagógico sirve y es orientado por el político. De lo contrario, caeríamos inevitablemente en un grave error de pensar que solamente la práctica puede desarrollar un conocimiento que sirva al pueblo. Las escuelas formales en este sistema semicolonial y semifeutal en que vivimos hoy poseen un correcto tipo de práctica en los laboratorios (las que tiene laboratorios). ¿Pero esta práctica es guiada por cuál política y a quien sirve este conocimiento? A grandes empresarios, grandes burgueses, latitudinarios, sirve para que la juventud y los trabajadores sean explorados.

Una joven campesina dijo en la reunión que “la Escuela Popular es diferente porque no tiene prueba, pero conocimiento verdadero”.

23/07

Vemos grandes perspectivas de desarrollo del trabajo, aún donde tenemos dificultades en desarrollarlo, los campesinos trazaron metas y plazos.

En Manga visitamos el área Renascer, conversamos con la alfabetizadora que nos presentó a los campesinos. Todos dijeron que aunque no han comenzado las aulas, todos están preocupados en crear las condiciones materiales para que inicien inmediatamente.

Tuvimos una recepción muy hospitalera y conocimos el edificio donde irá a funcionar la Escuela: la sede de la antigua hacienda tomada por los campesinos.

25/07

En Santa Lucia la situación es la misma. La coordinación de la LCP está empeñada en debatir con los campesinos para impulsar la Escuela Popular en el área.

Aún el día 25 vivimos nuestra primera situación de tensión: en Montalvânia, visitaríamos un área donde estaba marcada una acción de reintegración de posesión. Días antes de nuestra llegada, un dirigente del área percibió movilizaciones del latifundio que envió bandos de pistoleros que rondaban el campamento.

El compañero de la LCP que nos sirvió de guía alertó que sería peligroso ir hasta el área, pero después de algunas horas, evaluó que podríamos ir a hablar con el compañero responsable por la Escuela Popular.

El compañero alfabetizador dijo que debido al clima de tensión había dificultades de garantizar el funcionamiento regular de la Escuela, pero que todos apoyaban y participaban como podían.

En la noche del día 25 llegamos en Puerto Agrario – divisa con el estado de Bahía.

Realizamos una excelente reunión con la comisión encargada de organizar la escuela. En esta área, así como en el Paraterra, tuvimos importantes ejemplos para nuestro trabajo. En esos dos locales, tenemos comisiones encargadas de dirigir colectivamente la implantación de la Escuela.

Percibimos una manifestación común en todas las áreas. De un modo general, todos los materiales producidos en el curso de formación de alfabetizadores son expuestos en las salas de aula, lo que demuestra una uniformidad en la aplicación del método en todas las áreas. Este es el objetivo de nuestra campaña, pues a pesar de las particularidades de cada región, la Escuela es una sola, y tiene el mismo objetivo.

26/07
La Asamblea del Poder Popular

Por la primera vez participamos de una reunión como esa. La Asamblea del Poder Popular es la instancia donde las masas campesinas debaten la conducción del poder local. Participamos de esa Asamblea que tomaba decisiones sobre el Corte Popular de las tierras en el área. Todos los campesinos presentes exaltaron la importancia de la Escuela Popular.

Toda el área se envuelve en las actividades de construcción. Aquí, hasta la escuela está bajo lona, pero ya tiene mesa y silla.

Después de la Asamblea, participamos del aula inaugural de la Escuela Popular y todos están en la expectativa de comenzar las aulas.

27/07
Área Nova Era / Matias Cardoso

Aquí estamos en una de las primeras Escuelas Populares implantadas de la región. Es un trabajo de persistencia y dedicación.

La juventud está muy envuelta con el proyecto. En la mayoría de las áreas son los jóvenes los principales movilizadores y alfabetizadores.

Atravesamos el río San Francisco y vislumbramos con grandes letras en el muro del muelle: ¡Viva la Revolución Agraria!

28/07
Área Conquista de la unidad – Varzelândia

Tenemos alfabetizadores y campesinos dispuestos a estudiar. Debatimos, con los liderazgos del área y con los campesinos, formas para impulsar el trabajo.

Retornamos a Paraterra para la celebración de los 10 años del área.

Los campesinos nos invitaron para la mesa de la Asamblea que dio apertura a la fiesta.

29/07
Área Pozo da Vovó / Jaíba

Los campesinos conquistaron la estructura para iniciar las aulas.

En esta área participamos de una importante reunión donde debatimos que el factor decisivo para el trabajo son los hombres y mujeres decididos y empeñados en la lucha. Si no tenemos aún lo que necesitamos para nuestra lucha, lo que define se podremos o no conquistar es el factor humano.

El día 30, en Montes Claros, tuvimos una reunión con estudiantes del Centro Académico de Pedagogía de la Unimontes – Universidad Estadual de Montes Claros.

Debatimos la importancia del movimiento estudiantil apoyar y participar activamente de la lucha por la construcción de las Escuelas Populares en el campo y la Revolución Agraria en nuestro país.

Concluimos así este nuestro primer viaje.

Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: