Desde las Ligas Campesinas y Trombas y Hermoso a la Liga de los Campesinos Pobres

A- A A+

Encuentro de generaciones del movimiento campesino combativo

En abril último se celebró, en Goiânia, la reunión ampliada de la Comisión Nacional de la Liga de los Campesinos Pobres. Miembros de las coordinaciones regionales e invitados debatieron durante dos días la situación política nacional e internacional, la cuestión agraria y la aplicación del programa agrario revolucionario para una transformación radical del campo, los informes de las actividades de la LCP en las diversas regiones donde actúa y los ajustes tácticos necesarios para el avance de la Revolución Agraria.

AND participó de esa importante reunión como invitado y tuvo la oportunidad de presenciar un encuentro de generaciones del movimiento campesino revolucionario del Brasil. Diferentemente de los reportajes que acostumbramos publicar, esta vez daremos la palabra a aquellos que condujeron el homenaje.

Con la palabra, José Carlos, representando la Comisión Nacional de la LCP:

Compañeras y compañeros, buenas noches. Después de la composición de la mesa con las coordinadoras y coordinadores de la Liga de los Campesinos Pobres de las más diversas regiones de nuestro país, nos gustaría invitar a los homenajeados:

Clodomir de Morales, Alípio de Freitas, Elio Cabral, Walter Valadares y Dirce Machado.

Compañeras y compañeros, miembros de la Comisión Nacional de la Liga de los Campesinos Pobres y demás miembros de coordinaciones regionales, activistas y apoyadores del movimiento campesino combativo, invitados presentes a la Reunión Ampliada de la Comisión Nacional y a esta sesión de homenajes:

Al dar inicio a un acto de significación histórica para nuestra lucha, invitamos a todos para, con gran atención y respeto, concentrando la experiencia de más de 15 años de lucha sin tregua, prestar, de forma solemne, nuestra sincera homenaje a aquellos que por largos y difíciles años erguieron la bandera de la lucha por la tierra en nuestro país, la gloriosa bandera del movimiento campesino revolucionario, y de pie cantar el himno de los trabajadores de todo el mundo, La Internacional.

Rápidamente todos se pusieron de pie y cantaron en unísono el himno del proletariado, de forma solemne y con los puños erguidos.

En ese momento, reatamos un eslabón histórico de muchas décadas, desde cuando, al lado de incontables compañeros y compañeras ya fallecidos, siendo muchos asesinados, Clodomir de Morales, Alípio de Freitas, Dirce Machado, Elio Cabral, Alexina Crespo, Elixabeth Teixeira, Manoel Conceição, Walter Valadares y tantos otros exponentes heroicos de la lucha por la destrucción del latifundio, irguieron esta bandera roja que guió centenares de miles de campesinos en nuestro país.

La Liga de los Campesinos Pobres celebra ahora no solamente el reencuentro de estos viejos combatientes, pero el encuentro de generaciones que recorren el mismo camino irrenunciable de la lucha por la tierra, por una verdadera democracia y contra el imperialismo.

Con este homenaje a estas compañeras y compañeros, la Comisión Nacional de la Liga de los Campesinos Pobres quiere también prestar su tributo a todas y todos que lucharon, a todas y a todos los que hoy siguen defendiendo nuestra lucha.

Uno a uno los homenajeados fueron anunciados y trazos de sus biografías fueron leídos para que todos los presentes conocieran su importante trayectoria y contribución para la lucha (ver cuadros).

Después de la presentación de los homenajeados, cada uno recibió de las manos de un coordinador de la LCP un 'diploma' simbólico, como homenaje y una copia del juramento de la Liga de los Campesinos Pobres, que sintetiza los principios que rigen su organización desde su primer congreso. Entonces los homenajeados tomaron la palabra, emocionando todos los presentes.

Elio Cabral agradeció la distinción, y dedicó el homenaje a los compañeros caídos en la lucha contra aquellos que clasificó como "gorilas" del régimen militar-fascista.

— Como presidente de la Asociación de Amnistiados Políticos no puedo dejar de mencionar esa cuestión: aquellos que torturaron, esos asesinos, "gorilas" del régimen militar no pueden quedar impunes, ellos tienen que pagar. Yo ya luché y enfrenté una vez y tengo disposición para hacerlo todo nuevamente. No vamos a ceder. El camino es ese mismo, la reforma "agraria en la ley o a la fuerza", la Revolución Agraria cómo vosotros dicen. Sin eso, es imposible alcanzar lo que queremos.

El profesor Clodomir de Morales rememoró diversos compañeros, dirigentes y activistas de las Ligas Campesinas.

— Este homenaje es para cada uno de esos compañeros que lucharon y entregaron sus vidas en la lucha por la tierra. Es una satisfacción rever aquí compañeros tan importantes, compañeros que iniciaron ese camino que hoy vosotros estáis haciendo. Las mismas banderas por las cuales luchábamos hace 50 años, son exactamente las mismas defendidas tan bien por vosotros aquí hoy. Eso no significa que la lucha haya parado 50 años, pero las pendencias son las mismas, y el camino para su solución es ese, de esa Revolución Agraria que vosotros defendéis. Esa era y es nuestra bandera.

Alípio de Freitas hizo su saludo:

— Me quedé muy emocionado al oír nuevamente La Internacional. Ella tiene un significado muy importante para mí y para todos aquellos compañeros ex-presos políticos. Siempre que algún compañero llegaba de la tortura, o cuando llegaba un nuevo compañero detenido, cantábamos La Internacional, y eso nos fortalecía, nos daba la certeza de la invencibilidad de nuestra lucha. Así derrotamos los torturadores. Quería dedicar también este homenaje a los compañeros, compañeros que me gustaría que estuvieran aquí, e infelizmente no lo pueden pues tuvieron sus vidas cortadas, segadas por los fascistas. Compañeros valerosos. Quería decir también que estoy con vosotros, esa es la lucha. Tenemos que persistir, algunos días son nuestros, otros son del enemigo, pero todos habrán de ser nuestros, la victoria ha de venir. Es así. Los momentos que restan de mi vida, y pretendo que sean unos 20 años o más, pretendo dedicarme a esta lucha, quiero que sepan que pueden contar conmigo.

Firme y combativa, Dirce Machado emocionó a todos con sus palabras.

— Este homenaje no es sólo para mí, es para todos los compañeros que lucharon. Cuando fui para el Formoso, enfrentamos una vida dura, pero no nos despegamos del pueblo. Vivimos, luchamos, trabajamos con ellos. Los compañeros en la lucha noche y día. Y las mujeres no se quedaron ni un poco atrás. Hicimos piquete, comemos la fruta guariroba pura, cocinábamos para los compañeros en el trabajo colectivo con la escopeta colgada en la espalda, listas para la lucha. Mi compañero, del cual me orgullo mucho, era un cuadro campesino, el primer campesino a formar parte del Comité Central del PCB. Fue una lucha muy dura que llevamos hasta la victoria, gracias a la resistencia de aquellas bravas masas. Dedico este homenaje a ellos, que lucharon conmigo.

Al final, fue proyectado en un telón un vídeo con un mensaje de Anacleto Julião y Alexina Crespo con un saludo a la reunión ampliada de la Comisión Nacional de la LCP.

Anacleto Julião

En primer lugar me gustaría desear todo éxito a la reunión del movimiento de la Liga de los Campesinos Pobres y decir para aquellos compañeros que lucharon o aquellos de las generaciones más jóvenes como la nuestra que acompañaron la lucha de padres y abuelas en las Ligas Campesinas que es de fundamental importancia, y para el país y nuestro pueblo, principalmente el pueblo campesino, rescatar la historia de lucha del campesinado brasileño. El movimiento que ustedes hacen hoy con la Liga de los Campesinos Pobres ya comienza a tomar cuerpo en todo nuestro país. La unidad obrero-campesina, ciertamente llevará a transformaciones sociales, políticas y económicas para nuestro país. Les deseo éxito y cuenten con nosotros porque nosotros seguimos la misma lucha que Julião y mi madre Alexina.

Alexina Crespo

Puede ser poca cosa lo que yo voy a decir, pero es de corazón. Nosotros tenemos que seguir la lucha. "Lucha o muerte, venceremos!", "Patria o muerte, venceremos!". Son palabras de los guerrilleros de Cuba. Nosotros convivimos allá muchos años. Anacleto habló ahora. Yo no sé hablar, no tengo esa facilidad de discursar, yo hago mis las palabras de él.

Yo deseo que ustedes multipliquen, centupliquen esta organización de vosotros para todo el Brasil y, mientras yo pueda ayudar, mientras yo tenga un aliento voy a seguir luchando. No sé cómo: hablando, hablando, hablando, y hasta quien sabe unos golpes, también puedo dar.

Otros que tampoco pudieron estar presentes por motivos diversos fueron homenajeados. El dirigente campesino maranhense Manoel Conceição, ex-militante de la Acción Popular marxista-leninista y del Partido Comunista del Brasil — PCdoB; Elizabeth Teixeira, dirigente de las Ligas Campesinas; el campesino Sula y su esposa, Maria, integrantes de la resistencia de Cachoeirinha en el Norte de Minas en 1967. Coordinadores de la LCP recibieron simbólicamente los homenajes por los ausentes y quedaron incumbidos de entregarlas personalmente a cada uno de ellos.

Un profesor de la Escuela Popular recitó una poesía de Vinícius de Moraes, intitulada Los hombres de la tierra, cuyas últimas estrofas suenan como prenuncio de un momento futuro.

Queremos paz, no la guerra
Señores Dueños de Tierra …
Pero si oídos no deis
A las grandes voces generales
Que retumban de sierra en sierra
Entonces os daremos guerra
No hay santo que os valga:
No la hoz contra la espada
No el fuego contra la piedra
No el fusil contra la azada:
— Granada contra granada!
— Ametralladora contra ametralladora!
Y nuestra guerra es sagrada
Nuestra guerra no falla!

Todos de pie saludaron los homenajeados con estruendosos aplausos y, en unísono, cantaron el himno Conquistar la Tierra, concluyendo así el homenaje a los combatientes de las Ligas Campesinas y de Trombas y Formoso.

Walter Valadares de Castro

Nació en 1935, en la ciudad de João Pinheiro, Minas Gerais. A los 16 años ingresó en el Partido Comunista del Brasil. Fue dirigente de la Unión de la Juventud Comunista y secretario en diversos Comités de dirección del Partido Comunista además de la Comisión de Trabajos Especiales del Comité Central (encargada del montaje y funcionamiento de la estructura para entrada y salida de cuadros del país, montaje y realización del Congreso del Partido, instrucciones sobre seguridad en tiempos de represión e inicio de preparación para la lucha armada).
En 1954, a los 20 años, se dirigió a Trombas, con el objetivo de auxiliar la organización de los campesinos y construir el partido comunista en la región. Partió de Goiânia llevando armas, munición, papel y un mimeógrafo para imprimir los volantes de propaganda de la lucha campesina.

Walter Valadares tuvo importante participación en esa lucha y prosiguió con su intensa actividad de dirigente comunista hasta ser preso por la gestión militar.

Hoy, prosigue apoyando enérgicamente la lucha de los trabajadores del campo y de la ciudad.

Clodomir Santos de Morais

Nació en la Bahia. Se formó en Derecho, en Recife - PE. Fue uno de los fundadores de las Ligas Campesinas, a finales de los años de 1950, junto a Francisco Julião. Fue perseguido por el régimen militar-fascista, preso y torturado. Por 15 años, Clodomir Morales, que tuvo sus derechos políticos suspendidos, conoció el exilio. Sin embargo, durante todo ese periodo, fue consejero regional de la ONU para a América Latina en asuntos de la reforma agraria y desarrollo rural. Ayudó a formular proyectos de reforma agraria en varios países, habiendo sido Consejero Regional de la América Latina, para Organización y Capacitación Campesina para Reforma Agraria.
Desarrolló actividades en las universidades de Rostock y Berlín, en Alemania, donde concluyó su doctorado en sociología. En Wiconsin-USA, como en varias universidades de países de América Latina, trabajó como profesor conferencista.

A partir de su experiencia de militante, desarrolló y ministra cursos de capacitación aplicados en cuatro continentes, constituyéndose en gran instrumento para la organización de los movimientos populares. Es autor de más de veinte libros lanzados dentro y fuera de Brasil.

Dirce Machado

Nació en una hacienda en Río Verde — suroeste Goiás, en 1934. Desde muy joven nutría fuerte admiración por los comunistas. Su casa, una simple vivienda campesina, sirvió como aparato del Partido Comunista del Brasil - PCB en la región.

A finales de los años de 1950 se mudó con su compañero, también militante comunista, para la región de Trombas y Formoso, con la tarea de construir el partido en la región y preparar la resistencia armada de los posseiros en lucha por la tierra.

Además de dedicarse a tareas generales de organización del Partido Comunista, Dirce desarrolló un trabajo especial junto a las mujeres construyendo un combativo comité femenino. Construyó una escuela para alfabetizar adultos y niños.

Debido a su destacada militancia, llegó a integrar la dirección del Partido Comunista del Brasil — PCB. Buscada y perseguida por el régimen militar fascista, fue presa y torturada junto con su marido y resistió bravamente.

Suelta, regresó a la región de Trombas y Formoso prosiguiendo el trabajo de construcción del Partido Comunista, ofreciendo inestimables contribuciones para la causa de la revolución en nuestro país.

Elio Cabral de Souza

Nació en la ciudad de Mineiros, en Goiás. Tuvo activa militancia estudiantil participando en la línea de frente de las luchas contra la implantación de los acuerdos MEC — USAID, plan del imperialismo para la destrucción de la enseñanza en el Brasil.

Participó de las Ligas Campesinas en Goiás e integró uno de sus dispositivos armados en el sur de la Bahia.
Trabajó junto al educador Paulo Freire y fue designado por él para hacer adaptaciones en su método de alfabetización de adultos para el campo. Perseguido político, fue preso y brutalmente torturado en las celdas del régimen militar-fascista en 1972.

Actualmente es auditor fiscal jubilado de la Secretaría de la Hacienda de Goiás, Vicepresidente del Sindicato de los Auditores Fiscales y Consejero de la AFEGO (Asociación de los Operarios del Fisco del Estado de Goiás). También es uno de los fundadores de la Asociación de los Amnistiados Políticos del Estado de Goiás, de la cual es Presidente.

Alípio de Freitas

Portugués de nacimiento, se hizo brasileño, acogido por el pueblo maranhense desde su llegada a nuestro país en 1958, cuando aún era el "padre" Alípio.

En 1962 participa del Congreso Mundial de la Paz, en Moscú, periodo en que rompió definitivamente con la iglesia e ingresa definitivamente en las Ligas Campesinas. Fue secretario de organización de las Ligas, ocupando esa función hasta 1964 y responsable por su Organización Política, con el objetivo de formar cuadros ideológico-políticos marxistas-leninistas. Además de esa importante tarea, Alípio fue editor del periódico de las Ligas Campesinas, La Liga.

Con el golpe militar-fascista de 1º de abril de 1964, pasa a vivir en la clandestinidad. Va para Cuba, donde junto a otros compañeros planea el reingreso al Brasil para el proseguimiento de la lucha revolucionaria. Es detenido en 1970 en Rio de Janeiro, y pasa casi 10 años encarcelado. Resistió con bravura a las más atroces torturas.
En el inicio de los años de 1980, participó en proyectos de cooperativas agrícolas en Mozambique, en aquella época bajo la dirección revolucionaria de la Frelimo — Frente de Liberación de Mozambique.

En 1984, debido a las contradicciones con las posiciones de gran parte de aquellos que retornaron al país con la Amnistía renegando el proseguimiento de la lucha revolucionaria, Alípio regresó a Portugal, volvió a aleccionar en una Universidad de aquel país y retomó su militancia en los movimientos populares de Portugal y del Brasil. Es miembro y fundador de dos asociaciones luso-brasileñas: la Casa del Brasil de Lisboa y la Casa Grande. Es miembro y fundador de la Asociación José Afonso. Es miembro del TMI — Tribunal Mundial del Irak, que denuncia en varias capitales europeas los crímenes cometidos por los yanquis y sus secuaces contra el pueblo iraquí. Hace también parte de dos asociaciones en defensa del pueblo palestino, además de la activa participación en la Asociación Abril, organización que busca mantener vivos los ideales de la revolución del 25 de abril de 1974 en Portugal. Recientemente organizó la Asociación Cultural Lisboa, con el objetivo de formar una red de la cultura popular portuguesa.

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

NÃO SAIA AINDA… O jornal A Nova Democracia, nos seus mais de 18 anos de existência, manteve sua independência inalterada, denunciando e desmascarando o governo reacionário de FHC, oportunista do PT e agora, mais do que nunca, fazendo-o em meio à instauração do governo militar de fato surgido do golpe militar em curso, que através de uma análise científica prevíamos desde 2017.

Em todo esse tempo lutamos e trouxemos às claras as entranhas e maquinações do velho Estado brasileiro e das suas classes dominantes lacaias do imperialismo, em particular a atuação vil do latifúndio em nosso país.

Nunca recebemos um centavo de bancos ou partidos eleitoreiros. Todo nosso financiamento sempre partiu do apoio de nossos leitores, colaboradores e entusiastas da imprensa popular e democrática. Nesse contexto em que as lutas populares tendem a tomar novas proporções é mais do que nunca necessário e decisivo o seu apoio.

Se você acredita na Revolução Brasileira, apoie a imprensa que a ela serve - Clique Aqui

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Avenida Rio Branco 257, SL 1308 
Centro - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também:
https://www.catarse.me/apoieoand

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Fausto Arruda

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Ana Lúcia Nunes
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira

Ilustração
Taís Souza