"El Estado causa más dolor que la lluvia"

A- A A+

Las lluvias del día 5 de abril causaron innúmeras pérdidas a la región metropolitana de Rio de Janeiro. Luego después de cesar el temporal, el monopolio de los medios de comunicación ya culpaba a las masas de los incontables barrios pobres esparcidos por el Estado de Rio y la naturaleza por los trágicos desmoronamientos que mataron cerca de 260 personas, mientras que casi un centenar aún se encuentra bajo los escombros.


Tratores demolem casas de trabalhadores no morro dos Prazeres
onde cerca de 30 pessoas morreram soterradas

Las semanas siguientes, los gerentes de turno Cabral, Eduardo Paes y el intendente de Niterói, Jorge Roberto da Silveira, aparecieron para cumplir su tarea de atacar el pueblo pobre, cueste lo que costar, en las favelas más atingidas, como el Morro do Bumba, en Niterói, y el Morro dos Plazeres, en Santa Tereza, barrio noble de Rio de Janeiro.

Morro dos Plazeres

En el día 15 de abril el equipo de reportaje de AND fue al Morro dos Plazeres — uno de los barrios pobres bajo amenaza de remoción — a conversar con la presidente de la asociación de vecinos, Elisa Rosa Brandão da Silva, de 49 años. La líder comunitaria, antes de nada dijo que los periódicos del monopolio de los medios de comunicación están distorsionando sus palabras, publicando sólo lo que les conviene y, por eso, nos cobró "compromiso con la verdad" y solidaridad "a las víctimas, no de las lluvias, pero del descaso del Estado". Según otros habitantes, la indiferencia de esos vehículos de comunicación es tamaña, que periodistas del periódico O Globo, después de recolectar testimonios de habitantes desolados, al día siguiente a los deslizamientos, se escondieron en callejones de la favela para usar drogas, compradas directamente de traficantes del Morro dos Placeres.

La presidenta de la asociación de habitantes del Morro dos Plazeres comenzó la entrevista relatando detalladamente de que manera la municipalidad y la gestión estadual han atacado los habitantes que sobrevivieron a los deslizamientos.


Deslizamento no morro do Bumba foi criminoso.
"Urbanizado" pela prefeitura soterrou dezenas de famílias

— Desde el inicio de los deslizamientos nosotros estamos en esa lucha. Conseguimos dar un entierro digno para los 30 habitantes aquí de la comunidad. Hasta ahora estamos aprensivos, desde que Eduardo Paes y el Sérgio Cabral declararon que toda la comunidad del Morro dos Plazeres estaría condenada, causando terror en los habitantes. Hasta ahora ningún laudo fue presentado. Ellos dijeron que ya entregaron ese tal laudo en el Ministerio Público, pero el MP dice que no lo recibió. Entonces ¿cómo él pudo decretar que ‘dos Plazeres' está condenado? — cuestiona la líder comunitaria.

— Después que tuvo la primera fase del proyecto Favela Barrio aquí, todo el Morro dos Plazeres fue legalizado. O sea, después que el gobierno entró aquí pavimentando calles haciendo conexiones eléctricas y sanitarias, él legitimó la comunidad. Ahora Eduardo Paes y Cabral vienen a decir que el proyecto Favela Barrio no funcionó, pero funcionó sí. No fue adelante por causa del cambio de mandato. Eso es ridículo. Entra un intendente y dice que no quiere continuar el trabajo del mandato anterior. ¿Hasta cuando el lucro va a valer más del que la vida? — pregunta doña Elisa.

Especulación olímpica

— El Morro dos Plazeres está en una de las áreas más nobles de Río de Janeiro: Santa Tereza, donde todas las construcciones, están en laderas. Ningún Morro de Río de Janeiro tiene la vista y la localización que el Morro dos Plazeres tiene. Después que nos desalojen de aquí, yo dudo que esa área vaya a ser de riesgo para que una constructora venga y construya un hotel o un condominio de lujo. Este terreno vale millones — alerta.

— Pero nuestras reivindicaciones no son basadas en el hecho de Santa Tereza ser área noble o algo así. Nosotros somos una comunidad sí. La mayoría de nuestros trabajadores es compuesta por obreros y obreras, choferes, vendedores ambulantes, empleadas domésticas y muchos otros. Nosotros somos pobres sí, pero no somos burros e ignorantes. ¿Ahora viene un intendente, como muchos que ya pasaron por ahí y nada hicieron por este pueblo en esos más de 60 años de existencia del Morro dos Plazeres, y dice que va a acabar con la comunidad? ¿Y nuestra historia? El intendente se justifica diciendo que, en el próximo verano, él no quiere dejar de dormir debido al riesgo de muerte de los habitantes. Si él va a conseguir dormir después de desalojar dos mil y quinientas familias de sus casas, entonces él tiene algún problema psiquiátrico. El Estado y la municipalidad están causándonos más dolor que la lluvia — protesta la presidenta de la asociación de habitantes del Morro dos Plazeres.

— Esas personas que nosotros estamos catalogando aquí para recibir cheque de alquiler social están con sus casas a punto de caer y necesitan realmente ser retiradas. ¿Pero donde ellas van a alquilar una vivienda por 400 reales por mes, que no sea en otra área de riesgo o en la Baixada Fluminense, a 100 kilómetros de donde vivían? ¿Será que el patrón de ese trabajador va a aceptar que él vaya a vivir a 100 kilómetros del empleo? — indaga doña Elisa.

— ¿Cuántos años nosotros sufrimos con la desatención del poder público, con ese abandono, e incontables promesas no cumplidas? ¿Ellos piensan que los habitantes de aquí van a creer en ellos y confiar que de aquí a seis meses ellos aún van a recibir ese alquiler miserable para mantener mínimamente su vivienda? Porque nadie quiere alquilar inmuebles para nosotros. Ni los locadores están confiando en Eduardo Paes. Él quiere que nosotros creamos que él va a dar una vivienda digna para nosotros, pero nosotros no creemos — dice la líder comunitaria.

— Yo y mi familia, gracias a Dios, no somos envueltos ni con el tráfico, ni con esa politiquería. Pero si yo llegar cerca del Morro de San Carlos, donde él dice que va a construir un condominio para nosotros, yo seré asesinada, pues la facción que domina el tráfico allá es diferente de la de aquí. Porque, infelizmente, los traficantes no quieren saber si usted es trabajador o es envuelto con el crimen. Todos son enemigos. Y es esa la propuesta de vivienda del intendente para nosotros. ¿Porque él no usa ese dinero e invierte en una contención aquí donde nosotros estamos? — cuestiona doña Elisa.

¿Remover o realojar?

Durante entrevista al "Periódico de las Diez", de la Globo News, el día 15 de abril, el Profesor Aurélio Fernandes habló representando la Federación de las Asociaciones de Habitantes de las Favelas del Rio de Janeiro (FAFERJ), sobre los verdaderos motivos que llevaron los gerentes de turno Sérgio Cabral y Eduardo Paes, a anunciar la remoción completa de diversas favelas de la ciudad, entre las cuales esta del Morro dos Plazeres.


Moradores de favelas protestam em frente à prefeitura de Niterói

"Para nosotros, remoción no significa realojar los habitantes de favelas, pero sí retirar esas personas de un local y colocarlas donde no van a tener condiciones dignas. Hoy existen en Rio de Janeiro, edificios y terrenos vacíos, vueltos exclusivamente para la especulación inmobiliaria. O sea, mientras el derecho a la propiedad se sobreponga al derecho a la vida, ese problema no será resuelto. Esas personas pobres no son sinvergüenzas que no quieren salir del local. ¿Quién es que quiere continuar viviendo en un área de riesgo? ¿Vivir allí fue elección de esas personas? ¿O fue por falta de opción? ¿O fue por falta de una política de habitación? Yo dudo que un problema de esos fuera de una favela sería tratado de esa manera. Yo dudo que dirían para las personas ‘sale todo el mundo que ahora ustedes van para donde nosotros queramos", enfatizó el profesor.

"Sólo se acuerdan del problema urbano cuando ocurren tragedias como esa. Todo el mundo se choca porque murieron 200 personas a causa de los aludes, pero nadie se choca con las mil y quinientas muertes por año atribuidas a ‘autos de resistencia' n del t (cuando el asesinado es culpado de haber resistido a su prisión disparando). Ese problema de habitación también acontece, pues la vida es muy miserable en el campo y muchas personas vienen para la ciudad por ese motivo. Lo que existe de hecho es una masa enorme de personas que no tienen donde vivir y que no tienen otra opción a no ser vivir en áreas de riesgo. La laguna Rodrigo de Freitas era cercada de favelas y todas fueron removidas y tuvieron su población transferida para locales como la Ciudad de Dios. Hoy, el mismo lugar, donde estaban las favelas antiguamente, es ocupado por edificios de lujo", apunta el representante de la FAFERJ.

Morro do Bumba

En el mismo día (15), nuestro equipo de reportaje fue para la puerta de la municipalidad de Niterói, donde acontecía una gran manifestación de los habitantes de las favelas alcanzadas por las avalanchas, entre los cuales estaba Márcio Siqueira, de 37 años, habitante del Morro do Bumba que sobrevivió a la tragedia y ayudó en el rescate de los pocos supervivientes y de los cuerpos de las víctimas fatales. Acompañado de su esposa, el obrero de la construcción civil dijo que está viviendo en una "prisión" y que es hora de que las masas se rebelen contra la ganancia desmedida de las gestiones de turno.

— Yo estaba en el momento de la tragedia y fui una de las primeras personas a socorrer las víctimas. Nosotros rescatamos, con vida, cerca de ocho personas. Cuando yo escuché aquel barullo todo, estaba haciendo una conexión clandestina de electricidad en mi casa porque estábamos a las oscuras hace cuatro o cinco días. Sin luz y sin agua — relata el trabajador.

— La población de Rio, de Niterói e inclusive de São Paulo ha mandado donativos. Pero la municipalidad no nos dio nada, no tenemos el alquiler social, no tenemos informaciones. Estoy viviendo dentro de un colegio. Una situación infrahumana, con 25 personas dentro de una sala de aula. Y, si no fueran los vecinos y otras personas que están ayudándonos, nosotros no tendríamos alimento, no tendríamos nada. Y el mayor culpable por ese alud, Jorge Roberto da Silveira, aún dice para la media que no tuvo culpa y que los culpables fueron los muertos que estaban allá. Él está queriendo culpar las personas que hicieron las casas en la basura, pero siendo que pavimentación, agua, luz, todo fue autorizado por la municipalidad, nada fue hecho por el pueblo — denuncia.

— Ese señor tuvo cuatro mandatos al frente de la municipalidad de Niterói. Ya mamó mucho en la teta del gobierno, ¿pero haciendo qué? ¿Pintando postes, colocando plantitas? Infraestructura para esas personas faveladas, un plan de habitación decente, eso él nunca hizo. Y lo que más me incomoda es que en vez de él llegar y asumir la culpa, como hombre, aún responsabiliza las víctimas que ya están sufriendo tanto con la pérdida de todo que tenían — protesta Márcio.

Rebelarse es justo

— Yo estoy durmiendo dentro de una escuela con mi familia. Me siento en un presidio. Imagine usted viviendo junto con siete familias dentro de una sala de aula. El local ya ganó hasta el apodo de Carandiru. Yo no sé como el pueblo aún vota en Jorge Roberto Silveira sabiendo de esa porción de ladrones que él comanda en la municipalidad. Por más que él no asuma la culpa por nada, que por lo menos él auxilie el pueblo, que dé un mínimo de amparo para esas personas que perdieron todo — reivindica el trabajador.

— El gobierno federal dio 15 millones para Sérgio Cabral ayudar las víctimas de los anegamientos, pero él está embolsando ese dinero. Del total, 9 millones van para Río y sólo 2 millones para Niterói, donde estaban más de la mitad de los muertos. La disculpa es que Rio es ciudad olímpica. Yo no quiero saber de Olimpíadas, yo quiero saber de abrigo para mis hijos. ¿Yo voy a asistir Olimpíada viviendo dentro de un colegio? Mientras tanto, Lula, Cabral, Jorge Roberto Silveira y Eduardo Paes están podridos de ricos abrazándose en la televisión.

— Para usted tener idea del punto a que están llegando esos sinvergüenza, el concejal del PT André Diniz, está recogiendo camiones de donativos para el Bumba, que varias personas de todo Río donaron para las víctimas de aquí y del Morro dos Plazeres y está distribuyendo diciendo que es todo de él. También está desviando esos camiones para sus "corrales electorales". Para otras favelas aquí de Niterói. ¿Cómo puede ser eso? — protesta.

— Ellos no quieren que el pobre tenga educación, porque ahí el pobre va a saber reivindicar sus derechos. Ellos quieren que el pobre muera para no tener que darle educación y otras cosas. Y así van dejando la población burra y sin salud. Está quedando complicado y en una hora eso va a explotar. Va a llegar una hora en que el pueblo no va a soportar más esas manifestaciones pacíficas. En una hora va a tener una revuelta. Ahí ellos van a comprender lo que estamos diciendo. ¿Ellos nos tratan con violencia y quieren que nuestra respuesta sea dada con flores? ¿Quiere decir que uno va a quedarse aquí con una rosa en la mano llorando frente a las cámaras de televisión? Yo creo que el momento de radicalizar es ahora — concluye Márcio.

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

NÃO SAIA AINDA… O jornal A Nova Democracia, nos seus mais de 18 anos de existência, manteve sua independência inalterada, denunciando e desmascarando o governo reacionário de FHC, oportunista do PT e agora, mais do que nunca, fazendo-o em meio à instauração do governo militar de fato surgido do golpe militar em curso, que através de uma análise científica prevíamos desde 2017.

Em todo esse tempo lutamos e trouxemos às claras as entranhas e maquinações do velho Estado brasileiro e das suas classes dominantes lacaias do imperialismo, em particular a atuação vil do latifúndio em nosso país.

Nunca recebemos um centavo de bancos ou partidos eleitoreiros. Todo nosso financiamento sempre partiu do apoio de nossos leitores, colaboradores e entusiastas da imprensa popular e democrática. Nesse contexto em que as lutas populares tendem a tomar novas proporções é mais do que nunca necessário e decisivo o seu apoio.

Se você acredita na Revolução Brasileira, apoie a imprensa que a ela serve - Clique Aqui

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Avenida Rio Branco 257, SL 1308 
Centro - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também:
https://www.catarse.me/apoieoand

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Fausto Arruda

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Ana Lúcia Nunes
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira

Ilustração
Taís Souza