Hegemonismo y oportunismo en la escisión de la ILPS

A- A A+
http://www.anovademocracia.com.br/83/17.jpg
Combativa demonstração durante a Resistanbul em 2004

Ante la necesidad de unir fuerzas antiimperialistas en diferentes países, delimitando terreno con el reformismo y cualquier oportunismo, en mayo de 2001 fue fundada la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPS – sigla en inglés). Brasil se hizo representar por entidades como la Liga Operaria y el Centro Brasileño de Solidaridad a los Pueblos (Cebraspo). En los años subsecuentes se incorporaron otras como la Liga de Campesinos Pobres, el Movimiento Femenino Popular y el Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario. En junio 2011, en la ocasión de su décimo aniversario, la fecha fue marcada por la escisión con el oportunismo. En noviembre de 2009 durante la reunión del Comité Coordinador Internacional (ICC), de más alta instancia de decisión entre las asambleas internacionales, el profesor José María Sison, presidente del ICC, de forma sumaria e intempestiva, disolvió el Grupo de Coordinación Internacional (ICG), sustituyendo los miembros democráticamente elegidos por otros a él vinculados. Para que mejor se comprendan esos graves hechos, es necesaria una retrospectiva de estos 10 años.

Es perfectamente natural que existan diferencias políticas e ideológicas entre movimientos populares de diversos países, y los fundadores de la ILPS tenían conciencia de eso. La ILPS fue creada con el esfuerzo de incontables organizaciones de masas y entidades populares de diversos sectores, frente a la necesidad urgente de unificarse e intensificar las luchas contra el imperialismo y toda la reacción. Fueron creados mecanismos que posibilitaron el diálogo y o comprensión, para facilitar la colaboración, así como abordar las diferencias, en la búsqueda de unidad.

Hoy el profesor José María Sison acusa de sectarias diversas organizaciones fundadoras de la ILPS y responsables por importantes hechos bajo su bandera, como la Resistencia Tessalônica (Grecia) en 2003, la Resistencia Mumbai en 2004 (India) y la Resistambul (Turquía), también en 2004.

En realidad, la línea sectaria y hegemonista del profesor Sison se hacía sentir desde el inicio, pero el diálogo prevaleció entre la I Asamblea Internacional (mayo de 2001) y la II Asamblea Internacional (noviembre de 2004). En la II Asamblea una línea derechista y sectaria intentó imponer sus concepciones de apoyo a China (un Estado capitalista e imperialista emergente) y a otros reaccionarios. A pesar de esa línea haber sido derrotada en la Asamblea, ella continuó a persistir. Y fue en esa Asamblea que José María Sison fue elegido para la presidencia del ICC.

Entre la II y la III Asamblea el diálogo y la discusión continuaron a existir y varios proyectos fueron desarrollados. Cada vez más habían referencias al presidente del ICC como “portavoz  jefe” de la ILPS, como reconoce el estatuto. Sin embargo, sus asociados cada vez más interpretaron eso como “portavoz único”, desmovilizando otras iniciativas. El profesor Sison fue imponiendo su método de liderazgo y comenzando a hacer declaraciones y formular directivas sin consultar a otros miembros electos del ICC, que representan diversas organizaciones afiliadas a la ILPS, cuyos contenidos violaban los principios clasistas y de frente político de carácter democrático-popular.

El golpe hegemonista

Esa sucesión de actitudes culminó en noviembre de 2009, cuando alegó que problemas durante un evento de la Alianza Internacional de Migrantes y Refugiados (IMAR), en Atenas*, habrían generado una “desconfianza” contra su gestión. La actitud del profesor Sison frente a esa pretensa desconfianza no fue la de un demócrata consecuente, que consistiría en esclarecer los hechos y debatir el asunto y si necesario apartarse del cargo hasta que todo fuera resuelto. Al contrario, sirviéndose de maquinaciones, procedió a la disolución del Grupo de Coordinación Internacional (ICG), democráticamente electo. Tal actitud, tan típica de los medios burgueses y pequeño-burgueses, a pesar de no representar novedad en las prácticas del movimiento de lucha de los pueblos, sorprendió por la bajeza de los métodos a que se llegó.

Si no veamos. En una reunión posterior, convocada a pedido del vicepresidente para discutir movilizaciones en la India, el comportamiento del presidente fue típico de un dirigente de alguna entidad estudiantil oficialista. Consiguió procuraciones de miembros del ICC que no podrían estar en la reunión y los sustituyó por asociados suyos, leyó rápidamente su informe y votó la exclusión de miembros del ICG, cuya mayoría estaba presente, sin darles oportunidad de defensa o aún de debatir el asunto. En la secuencia inmediata “eligió” nuevos miembros para el ICG. Sison se negó a oír y debatir las protestas de varios miembros electos del ICC en la reunión. Posteriormente, emitió declaración en 23 de noviembre, en nombre del ICC, que había terminado, fingiendo estar todo bien y profundizando la práctica de hacer declaraciones según sus intereses o de la organización que representa en la ILPS. Tales declaraciones no representan más el ICC electo en la III Asamblea, realizada en Hong Kong (julio 2008), pero apenas a los asociados de José María Sison. Sison pasó entonces a afirmar que la reunión había liquidado una tendencia sectaria y ultraizquierdista. Para él, sectarismo es tener la osadía de discordar y querer debatir sus posiciones erróneas, mientras negarse al diálogo y golpear instancias democráticamente electas son consideradas actitudes naturales.

Persistiendo en su línea hegemonista, el grupo de Sison no más respondió a las tentativas de comunicación hechas por diversas organizaciones miembro, así como se apresuró a consumar el golpe divisionista. Pasó a organizar un encuentro en Manila, en julio de este año, el cual llamó de IV Asamblea Internacional y en cuyas resoluciones se encuentra todo tipo de veneno destilado contra organizaciones fundadoras de la ILPS y miembros del ICC electos por la III Asamblea y destituidos por él.

El peligroso sendero por donde se encaminó Sison

Causa repulsa la tacañería de servirse de mentiras e intrigas, del chantaje y de la descalificación de los divergentes. Hasta entonces, aún con divergencias importantes sobre cuestiones de monta en su interior y a pesar de exorbitancias por parte de la presidencia de Sison, la práctica en la ILPS era la de una entidad democrática, que se pautaba por el debate fraterno para la toma de decisiones. El hecho de que profesor Sison haya liderado por muchos años la lucha revolucionaria y antiimperialista en su país no lo faculta a condición imperial, al contrario, debería ser ejemplar al presidir bajo los principios y criterios proletarios.

Lo que está viéndose en el escenario internacional, en la profundización de la crisis del imperialismo y un nuevo despertar de los pueblos, más que nunca, es la conducción de sus corifeos en el sentido de emular la concertación y la capitulación en el campo popular. Después de asistir los lamentables episodios de la capitulación de los años de 1980 y 1990 en la América Latina, principalmente, y ahora como está sucediendo en Nepal, una nueva razón de los pueblos en lucha para rechazar la contemporización y conciliación con agentes del enemigo. Así, los ataques sobre probadas organizaciones populares para descalificarlas como sectarias y ultra-izquierdistas no es más que cortina de humo para encubrir estos objetivos y prácticas conciliatorias.

Acusar, como hace Sison, que sectarios optaron “por no identificar las fuerzas positivas que se pueden ganar y movilizar en un frente amplio contra el imperialismo o aprovecharse de las contradicciones en el campo enemigo” (refiriéndose a los caciques y populistas que actualmente gestionan los Estados en los países sudamericanos y a las disputas que crecen entre los imperialistas), son frases lanzadas al viento de quien se aventura por la podrida línea de “cambiar de amo”. Un gran maestro de la lucha de los pueblos vaticinó que pretender combatir el imperialismo y la reacción de forma separada del combate al oportunismo no pasa de fraseología hueca. Más, otro gigante enfatizó que para la lucha de liberación de los pueblos, el peligro principal seguía siendo el revisionismo.

_______________
Nota
* El profesor Sison mandó un vídeo con un pronunciamiento suyo con línea diferente de la coordinada anteriormente y un representante griego afirmó que tal posición del presidente no reflejaba la posición de toda la ILPS.

Conteúdo exclusivo para assinantes do jornal A Nova Democracia

Método imperial y posiciones oportunistas

Se hace necesario aún esclarecer el tenor de la línea derechista defendida por José Maria Sison y sus asociados. La ILPS fue fundada con la misión de crear un amplio frente internacional antiimperialista. Pero Sison quería ampliar el frente, sea apoyando el gobierno reaccionario de la China – que ya pasó de pretensiones imperialistas a su práctica casi completa –, sea el oportunismo de Chávez o el revisionismo del gobierno cubano.

A continuación, publicamos tramos de la declaración Sobre los 10 años de la fundación de la ILPS, en mayo de 2001. Una carta abierta dirigida a las organizaciones democráticas y de lucha de masas por el mundo, esclareciendo sobre la situación en la organización internacional. La declaración va firmada por los representantes de organizaciones del Brasil, India, Grecia, Turquía, USA, Austria e Irán.

“En abril de 2005, en el 50º aniversario de la Conferencia de Bandung (1955), el presidente, sin consultar a otros miembros del ICC, divulgó una declaración firmada por el presidente del ICC que, abiertamente, declaraba que la ILPS “era guiada por el espirito de Bandung”. De hecho, hasta aquel momento, el nombre Bandung fue el único espíritu que nunca ocupó nuestras mentes o discusiones durante reuniones públicas ni en ninguna reunión privada. No hay dudas de que puntos de vista diferentes existían y continúan existiendo entre los movimientos populares, dentro y fuera de la ILPS. Sin embargo, muchos de estos continúan creyendo que la Conferencia de Bandung fue una nueva orientación, extraña al espíritu del internacionalismo, que confundió el frente de obreros y oprimidos en cada país, donde los reaccionarios y los Estados compradores sacaron ventajas de los sentimientos anticoloniales y antiimperialistas de las masas populares para legitimar y consolidar sus propios dominios y posiciones privilegiadas en cada país. Así, el “espíritu de Bandung” no puede ser recordado como un guía o fundamento para una iniciativa que está basada en una alianza de organizaciones de masas democráticas y antiimperialistas. Al lado de la naturaleza antidemocrática de hacer reivindicaciones en nombre de la ILPS, simplemente no es verdad que la ILPS fue fundada con tal espíritu guía. La idea de la ILPS ser parte de un movimiento “no alineado”, que sigue los principios de la “no interferencia” y respeta los estatutos de las Naciones Unidas es un hecho extraño a la propia ILPS. El estatuto define la ILPS como una alianza de formaciones democráticas y antiimperialistas; como una organización que no es anexionada, ni es extensión de ningún Estado, partido, ni de institución religiosa. La ILPS fue fundada bajo el incansable espíritu del internacionalismo que, necesariamente, significa que los movimientos populares se unirían bajo la base de que “¡sus enemigos son nuestros enemigos! ¡Su lucha es nuestra lucha! (...)

En enero de 2009, el presidente de la ILPS, sin consultar ningún miembro del ICG, contra la sugerencia del secretario general y, particularmente, sin consultar el vicepresidente para asuntos externos, envió un miembro de su grupo para participar en la conferencia de Beirut. Este miembro fue cómo representante de una organización filipina y, doblemente, fue también como un representante de la ILPS en esta conferencia. Ciertamente, esta conferencia fue concebida como un ejercicio de relaciones públicas del Ministerio del Exterior iraní. Un representante del Hamas abrió la reunión y entre la lista de participantes estaban representantes del Ministerio de Información de Irán.

En febrero de 2009 este tema fue causa de duras discusiones durante la reunión del ICC, cuando el vicepresidente para asuntos externos y otros miembros del ICC se opusieron y rechazaron el informe del representante de la oficina de la presidencia, que había participado de esta conferencia, previniendo el endoso del ICC a este sorprendente y no autorizado encajamiento a la Conferencia de Beirut, dado por el Prof. Sison. (...)

Sólo seis meses antes de la Conferencia de Beirut, durante la sesión plenaria de la IIIª Asamblea Internacional de la ILPS, en junio de 2008, fue aprobada una resolución sobre los 20º aniversario de la masacre de los 18 mil prisioneros políticos del Irán promovido en el verano de 1988 por el régimen reaccionario de la República Islámica. La resolución también prometía todo el apoyo de la ILPS al crecimiento de la lucha de los obreros, estudiantes, mujeres y minorías nacionales en Irán. A pesar de eso, el presidente de la ILPS envió su representante para un evento cuyo objetivo era retratar positivamente este régimen reaccionario frente la opinión pública internacional. (...)

Así, el evento en Atenas y el papel que el presidente de la ILPS jugó agravando diferencias y usando su posición para difamar los otros, en vez de actuar como un supervisor y un árbitro, debe ser visto como una tendencia creciente y extraña al espíritu de la ILPS, que acabó en los comportamientos erráticos y sin sentido y en las decisiones no democráticas y liquidacionistas en el ICC, en noviembre de 2009.”

GN Saibaba – Frente Democrático Revolucionaria (RDF) – India
M Arkolakis – Comité Contra Bases Militares y Dependencia de Grecia
La Riazi – Organización Democrática Antiimperialista de Iraníes en Gran Bretaña -Irán
Y Brunner – Publicaciones Umut – Austria
R Scarlatelli – Centro Brasileño de Solidaridad a los Pueblos, CEBRASPO – Brasil
H Gulum – 2ª Sección – Trabajadores Municipales (Sindicato de los Servidores Civiles) – Turquía
D Norberg – Collision Course Media, USA
Kali Akuno – Movimiento de Base Malcolm X (MXGM) – USA
Y Gunes – Federación de los Trabajadores de Turquía en Holanda (HTIF) – Holanda
La Genc – Federación de los Trabajadores de Turquía en Alemania (ATIF) – Alemania
Prof. KR Chowdry – Vistapan Virodhi Jan Vikas Andolan – India
C Perperidou – Marcha Clasista – Grecia

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.


Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira