Nuevas medidas para destruir la universidad profundizan los acuerdos MEC — USAID

A- A A+

Traducido por Enrique F. Chiappa

Los consejos universitarios votarán, la adhesión o no, al nuevo proyecto del Banco Mundial para las universidades denominado por el gobierno de REUNI Programa de Apoyo a Planes de Reestructuración y Expansión de las Universidades Federales , ahora, en setiembre. El consejo universitario de la FAE — UFG decidió no aceptar el programa. Otras facultades también esperan derrotar al gobierno.
Sin embargo esta lucha no acabará aquí. Toda y cualquier ley espuria, aprobada por el congreso, cámaras, y consejos anti pueblo tendrá que ser revocada por la presión de las masas. La mayor ocupación de una rectoría fue dos meses atrás, y obtuvo éxito al defender la autonomía de la USP. Esta fue la mayor expresión de una nueva ola de resistencia que apenas comienza a despuntar.

No pretendemos alimentar ilusiones sobre la posibilidad de una auténtica universidad nacional científica y de masas, sin la existencia de independencia y una verdadera economía nacional dirigida por el pueblo. La cuestión reside en como analizar y denunciar las "nuevas" políticas públicas, bajo el mando del imperialismo yanqui, que hace la nación retroceder a las condiciones coloniales más arcaicas, revelando que el mayor enemigo de la enseñanza pública brasileña es el viejo Estado burgués latifundista y servil al imperialismo yanqui.

Imperialismo X Universidad

La enseñanza superior — como parte de la estructura y también de la súper estructura del país — es el principal aparato de desarrollo científico y tecnológico que la nación posee. Por ese motivo tiene importancia estratégica. El imperialismo, empeñado en destruir y apropiarse de todo lo que es producido por el pueblo, se opone decididamente a cualquier desarrollo científico nacional.

Sus acciones establecen básicamente dos objetivos: desgravar al Estado de la responsabilidad de mantenimiento financiero de las universidades, proporcionando más divisas para el pagamiento de la deuda y abriendo el lucrativo mercado de la enseñanza para el sector privado (principalmente monopolios extranjeros), y segundo ,controlar la producción nacional deteniéndola también por medio del desmantelamiento de la producción científica nacional.

La contrarrevolución de 1964 y los acuerdos

Es con el golpe fascista de 64 que el imperialismo, específicamente el yanqui, inicia su ataque concentrado a la universidad nacional. Los acuerdos perjudiciales MEC/USAID se realizaron justamente cuando se logró concretizar un proyecto más consecuente de desarrollo de la enseñanza superior en el país, representada por la fundación de la UnB en 61.

La UnB — creada bajo la perspectiva de la integración entre los diferentes ramos del conocimiento — fomentaba la producción científica, representaba la cumbre del desarrollo de la enseñanza superior en el país, apuntando inclusive para el fin del examen de ingreso. Valdría, para el ingreso a la Universidad, el rendimiento del alumno durante el secundario.

La universidad de Brasilia tenía en su cuerpo docente y de dirección algunos de los más notables pensadores del país, como Josué de Castro, Darci Ribeiro (rector en los primeros años), Paulo Freire, Anísio Teixeira, el arquitecto Oscar Niemeyer entre otros. Inmediatamente después del golpe militar las instalaciones de la UnB fueron invadidas y su rector Anísio Teixeira destituido del cargo. La universidad fue ocupada por tropas de la dictadura otras dos veces (1965 y 1968). Prendieron el líder estudiantil Honestino Guimaraes y diversos profesores fueron perseguidos y golpeados, y en protesta, 210 abandonaron los cargos y renunciaron. Josué de Castro y otros importantes intelectuales fueron exiliados y la UNB pasó a actuar bajo interferencia de los militares, teniendo desmantelada toda su innovadora organización académica.

Después del golpe, la gerencia militar también acabó con el Plan Nacional de Alfabetización PNA, del Gobierno João Goulart (de alfabetizar 5 millones de brasileños, entre 1964 y 1965). La dictadura estableció el examen de ingreso, un artificio para acabar con los 'exedentes', aquellos que eran aprobados pero que no conseguían plaza, restringiendo más todavía el acceso a la facultad. De norte a sur fueron destituidos todos los grandes pensadores de la enseñanza, sustituidos por los más descarados y mediocres entreguistas.

Los vergonzosos acuerdos

Los acuerdos MEC/USAID firmados entre los tecnócratas reaccionarios colocados en el Ministerio de Educación y Cultura MEC y la yanqui USAID (Agencia americana para el desarrollo internacional, en ingles) — originaron el Informe Atcon del gobierno yanqui y el Informe Meira Mattos, de Brasil. El gobierno fascista usaba como justificativa para iniciar la destrucción de las universidades brasileñas, debilidades como bajos índices de matrículas, el índice de evasión; la existencia de "requisitos rigorosos"; de un currículum poco flexible; concentración de alumnos en cursos que (según ellos) no se relacionaban con la demanda de mano de obra de Brasil y estructuras obsoletas de organización.

Para la realización de los acuerdos fue formada una comisión mixta de profesores cooptados por la dictadura y por el gobierno de USA. Los acuerdos solamente se tornaron públicos en 1965/66. En los años posteriores, se mantuvieron ocultos en diversos decretos y proyectos, comandados por Rudolph P. Atcon, ideólogo yanqui de las universidades latinoamericanas, designado por la dictadura como primer — secretario del consejo de rectores de las Universidades Brasileñas — CRUB.

Como medidas objetivas los acuerdos preveían: "la elaboración de una serie inicial de planes exequibles, para ampliación y reestructuración del sistema nacional de enseñanza superior a la flexibilización del tiempo de formación y de los currículos, dando prioridad a la formación técnica volcada a atender las demandas locales".

Cuanto al funcionamiento de la universidad, el acuerdo sugería la creciente transformación de las universidades públicas en fundaciones privadas con la cobranza gradual de tasas y mensualidades a los estudiantes, la restricción de la autonomía y de la participación estudiantil en decisiones internas.

Los acuerdos contaban también con la cooptación de liderazgos estudiantiles, que eran enviados para USA para conocer su "ejemplar modelo de universidad". Se trata en realidad de formación de cuadros contrarrevolucionarios. Combinada a la cooptación se produjo una implacable persecución y criminación del movimiento estudiantil combativo, con procesos y prisiones de liderazgos.

Se iniciaba la adecuación de la enseñanza a la economía, bajo dominación yanqui. A partir de aquel momento, cabía a la universidad apenas adaptarse a las tecnologías extranjeras, suministrar mano de obra de carácter técnico, o mismo auxiliar de técnicos yanquis para las innumeras transnacionales instaladas. Pasó a ser vedada cualquier posibilidad de producción nacional que concurriese con las tecnologías desarrolladas en USA, o virtualmente "desnecesarias". La línea adoptada pasó a ser la sustitución de las universidades por 'escuelonas técnicas' de baja calidad que suministran cursos de corta duración gravando menos el Estado.

La resistencia

Los acuerdos fueron denunciados y una fuerte resistencia de los estudiantes se formó en todo el país. Los pactos coloniales en la enseñanza, en parte fueron paralizados, pero algunas medidas importantes continuaron implementadas a lo largo de la gerencia militar, por vía de decretos. Por ejemplo, el decreto ley de 1969, nº 547/69, que autorizaba el funcionamiento de cursos profecionalizadores de enseñanza superior de corta duración. Otra fue la ley de Directrices y Bases, de 71. Otras veces, proyectos de extensión que imprimían la "doctrina de seguridad nacional", como el proyecto Rondon en 1966 (retomado por la UNE gubernista en 2006) y la realización del primero seminario de educación y seguridad nacional.

Los acuerdos MEC — USAID, a pesar de interrumpidos por las luchas más consecuentes del pueblo durante todo el régimen militar, ya habían trazado las líneas básicas para las universidades, siendo postergados y ajustados de acuerdo con las demandas del imperialismo.

Gerencia Cardoso

Al principio de los años 90, con la decadencia del social — imperialismo ruso en URSS pos Stalin, el imperialismo yanqui se libra de su mayor concurrente, atinge y gana el estatus de única superpotencia en el mundo, dueña del monopolio de la producción tecnológica mundial, generando condiciones más favorables a la profundización y expansión colonial y semicolonial.

India y China son transformadas en quintales industriales de los yanquis pasando a ser áreas prioritarias para la producción de los monopolios del imperialismo. En Brasil durante la gerencia de Cardoso, ya contando con el control total de toda la superestructura del país, el imperialismo da el tiro de misericordia en las últimas empresas estratégicas — tanto privadas cuanto de economía mixta — con la constante entrega de riquezas, territorialidad, y emprendimientos, junto a un gran proceso de "compradorización" (1) de la economía, sumada a la transferencia para Asia de gran parte de las fábricas, haciendo caer la producción local.

La universidad sin lastre en la economía nacional y mismo fuera de las demandas locales del imperialismo — excepto en determinados sectores de mayor interés y calificación como el petróleo — pasa a ser considerada superflua.

Después de implementada la línea del imperialismo para la enseñanza en América Latina, el paso siguiente fue la reestructuración de las instituciones de enseñanza superior con respecto a su función social, tornando disociable la relación entre enseñanza , pesquisa, extensión, y la autonomía financiera, entendida como "desobligar el Estado" del financiamiento de las universidades.

Durante la gerencia de Cardoso se profundiza la actuación de las fundaciones. Fundaciones privadas, que, a pesar de ser una asociación ilegal entre lo público y lo privado, pasan a tener un papel cada vez más influyente en la universidad, cobrando tasas, decidiendo sobre el destino de verbas, eligiendo proyectos de pesquisa científica y de expansión de la universidad.

Junto al deterioro de la enseñanza pública, Cardoso promovió la flexibilización de las concesiones de certificación del MEC para la abertura de instituciones privadas — que pasa a incluir la mayor parte de los alumnos e instituciones del país. En algunas regiones representan 90% de todas las instituciones de enseñanza superior.

Durante este período, también son instituidos el Pruebón — que promueve el ranqueamiento entre las universidades — y la separación entre las universidades — y la separación entre licenciatura y bachillerato — que separa la pesquisa científica y la diseminación del conocimiento, base para la degradación de toda formación científica. Decreta también la reforma de los estatutos y la Ley de propiedad intelectual.

Debido a la fuerte resistencia del pueblo y a las sucesivas rupturas entre los grupos de poder en el propio gobierno, Cardoso no consiguió aplicar todos los planes para la enseñanza superior, pero lanzó las bases para desmontar la educación pública — dejando para su sucesor, con más "popularidad" y cohesión entre las diferentes fracciones de clase y grupos de poder, la tarea de terminar lo comenzado. Cardoso entregó la educación pública destrozada, tomada por fundaciones y el país asolado de instituciones privadas.

Lula y los "acuerdos"

Cupo a Luis Inacio terminar las tareas que el imperialismo dejara y que Cardoso no fue capaz de cumplir. La charlatanería oportunista (de CUT, UNE, MST etc.) se encarga de alertar que, si Alckmin ganase las elecciones, la universidad sería privatizada, siempre remitiéndose a las subastas de la época de Cardoso queriendo decir que, por peor que sea el gobierno no puede privatizar la educación. Una contra propaganda que tienta transferir el fantasma de la privatización para el gobierno de turno, cuando en realidad esa política pertenece al propio sistema del Estado semicolonial, tentando confundir y generar cortinas de humo.

Las privatizaciones por medio de subastas, fueron llevadas a cabo solamente durante el período de Cardoso. Luis Inacio continúa y profundiza el entreguismo.

Las instituciones privadas de enseñanza superior que habían crecido demasiado en el gobierno anterior, entrando en seria crisis financiera, recibieron salvaguarda de la administración FMI — PT con el PROUNI, que repasa dinero público a las privadas. Las fundaciones que habían iniciado sus actividades de modo ilegal en el período Cardoso fueron debidamente "legalizadas" por medio de decreto por la administración FMI — PT, creando condiciones y amparo esencial para atacar el financiamiento de las instituciones públicas. Para que esas medidas funcionasen mejor y atingiesen sus objetivos, el gobierno elaboró diversos proyectos y anteproyectos de ley que tratan específicamente del funcionamiento interno de la universidad pública, llamados irónicamente de "Reforma Universitaria", o "reestructuración" de la enseñanza superior. Estos anteproyectos (hasta ahora fueron presentados cuatro versiones), destruyen el funcionamiento de la Universidad con respecto a la enseñanza pesquisa, autonomía y democracia interna.

{mospagebreak} 

La des estructuración

Como justificativa para promover la "reestructuración" de la enseñanza superior, la contrarrevolución retoma la vieja polémica colocada por el imperialismo, en 1966: la supuesta disputa entre dos modelos de universidad llamadas de "universidad de pesquisa" y "universidad de enseñanza". Todo de acuerdo con la terminología impuesta por la dictadura y con determinaciones del Banco Mundial, que afirma en su "El BM y la Enseñanza Superior: Lecciones derivadas de la Experiencia (1994):

"Las universidades públicas, gratuitas, asentadas en lo indisociable de la enseñanza, pesquisa y extensión no sirven para América Latina".

A pesar de la necesidad de la interdependencia entre enseñanza y pesquisa ser evidente, lo que llaman de "universidad de pesquisa", es en realidad la universidad que une enseñaza y pesquisa, además de la extensión. Considerada por el imperialismo como "ineficaz en la producción científica", la universidad es acusada de gravar demasiado el Estado por exigir más recursos para proyectos de pesquisas y profesores de dedicación exclusiva.

Es con ese eslogan que fue instituido el REUNI Programa de Apoyo a Planes de Reestructuración y expansión de las Universidades Federales . Con ese proyecto, retoma por medio de varios decretos, todas las demás propuestas de los anteproyectos trabados en el Congreso. PROUNI, SINAES, Ley de innovaciones, Fundaciones y Universidad Abierta de Brasil, además de otras medidas y decretos.

Expansión sin verbas

El REUNI fue instituido por medio del decreto nº 6096/2007. Prevé — con un aumento de recursos que no pasa de 10% ó 20% de los actuales — que los órganos superiores de las IFES deben comprometerse con la expansión de 100% en el número de nuevos alumnos y 200% en el número de matrículas. Esos números están escondidos en la "meta global", anunciada en el 1º artículo del Decreto nº 6.096, de 24 de abril de 2007, que instituyó el REUNI: "aumentar, en un plazo de 5 años, la tasa media de conclusión de los cursos presenciados de graduación para 90% y la relación de alumnos de graduación en cursos presenciados por profesores para 18" (2).

Esta medida que en principio parece apenas destinada a un fracaso total (por la falta de presupuesto), puede pasar a ser una verdadera desordenación de la enseñanza superior, por que para una elevación de 100% en el número de ingresados sería necesaria un aumento del financiamiento público para la educación de 10,5% del PIB³. Significa que con el presupuesto previsto esta medida apenas duplicaría el número de alumnos por sala de aula, sin ninguna posibilidad de ampliación de estructura física.

El Reuni estipula también, como meta, una tasa media de conclusión de curso de 90%. Siendo que la tasa media mundial es de 70%, el cumplimiento de esa meta sin las mínimas condiciones estructurales, obligarían las instituciones a adoptar, mismo que no oficialmente, criterios semejantes al de la aprobación automática, ya ampliamente usada en la enseñanza básica del país. 

Fundaciones y autonomía

Junto con la cuestión del financiamiento viene el ataque a la autonomía. El inciso 2º del artículo 5º determina la liberación de recursos adicionales de acuerdo con el cumplimiento de las etapas establecidas en el plan. De esta manera las universidades son obligadas a aplicar esas medidas, caso contrario padecerán por falta de recursos, perdiendo la autonomía.

Como las actuales estructuras y recursos financieros no posibilitan la expansión de vagas, las universidades serán obligadas a recurrir a las fundaciones privadas — debidamente legalizadas por el gobierno. Las fundaciones privadas, cada vez más mafiosas, pasan a acumular mayores recursos con la cobranza de tasas y la creación de cursos pagos de especialización y pos graduación, ejercen coerción, compra de votos en consejos universitarios, influyen en las reformas de currículos, elección de directores y rectores, tornando inviables o irrelevantes los mecanismos de democracia interna y autónoma.

Des-estructuración académica

Para las fundaciones no interesa invertir en sectores poco lucrativos. Invierten solamente en determinadas áreas de intereses específicos. Sin dinero, la universidad pública estrangulada con metas inalcanzables, le quedara apenas adoptar modalidades de baja inversión y de alto poder estadístico como la enseñanza a distancia, para satisfacer al gobierno. Los proyectos de la Universidad Nueva y la Universidad Abierta de Brasil, revelan lo que el gobierno llama de reestructuración, y que tipo de universidad el imperialismo reserva para sus semicolonias. Es para esos dos proyectos que convergen todas las demás medidas: el primero como proyecto más dirigido para un determinado sector y el segundo es el plan general del gobierno para la enseñanza en el país.

La "Universidad Nueva" promueve la división de la formación en dos partes separadas, dos ciclos divididos por dos procesos de selección distintos. El primero para la formación de un bachillerato interdisciplinario con formación en tres años, con diploma de curso superior. El segundo proceso de evaluación selecciona alumnos interesados para el segundo ciclo. Un ciclo para la formación en licenciatura y profesionalización en carreras específicas como ingeniería, medicina, agronomía etc. con duración entre 2 a cuatro años. La pos graduación solamente podría ser alcanzada por un grupo todavía menor. Hasta 1964, en la Unb, la formación era completa, interdisciplinaria y profesional integradas. Al final, ¿para qué sirve un diploma de bachiller interdisciplinario a un joven si no tiene ninguna formación profesional?

El proyecto Universidad Nueva representa la imposición del modelo yanqui de universidades, para negros y explotados de una manera general, en USA — barata y de formación rápida sin desarrollo científico. Es ciertamente, una copia mal disimulada de los términos puestos por Atcon: "la elaboración de una serie inicial de planos ejecutables, para ampliación y reestructuración del sistema nacional de enseñanza superior a la flexibilización del tiempo de formación y de los currículos".

Este proyecto concretiza el despedazamiento de la universidad, transformando el primer ciclo superior en una continuación del secundario, lanzando al mercado un gran número de jóvenes con un diploma de bachiller interdisciplinario y sin profesionalización.

Un segundo proyecto es el de la enseñanza a distancia conocido como "Universidad Abierta de Brasil", incluido en el artículo 6º de la primera versión del Reuni. Este proyecto de enseñanza a distancia, anunciado pomposamente por el MEC, constituye una aberración que revela la concepción de universidad planeada por el imperialismo para el país: sin salas de aula, sin pesquisa, sin extensión. ¡Sin universidad!

Es para esa dirección que el gobierno apunta con la ampliación de vagas sin presupuesto. En ves de ser un proyecto complementar, es el proyecto central para las universidades, y viene siendo paulatinamente adoptado en las universidades federales.

Los oportunistas dicen para la masa de jóvenes desempleados que la enseñanza a distancia representa la "posibilidad de acceso de los pobres a la universidad, para así conseguir empleos"

Existen allí dos mentiras.

La primera es que tendrá acceso a la universidad. El estudio a distancia no proporciona cualquier acceso real a la enseñanza superior — colectiva, didáctica — sino un esfuerzo prácticamente "autodidacta" e infructífero, sin ningún resultado de difusión del conocimiento.

La segunda mentira es del "empleo fácil". Por un lado, el aumento abrupto de la mano de obra "diplomada" sin el correspondiente crecimiento real de la economía nacional (mismo ahora existe un alto índice de desempleo en este sector), resultará en apenas un aumento de desempleados con diploma y consecuentemente disminución de salarios.

Es importante recordar que las transnacionales no se interesan por profesionales formados por correspondencia, sino por aquellos formados en el segundo ciclo de enseñanza presencial previsto en el REUNI. Los que conseguirán empleos substituirán los profesionales actuales, como funcionarios en escuelas, hospitales y servicios públicos. Se concluye que envés de existir calificación (por menor que sea, como dicen los oportunistas) habrá una verdadera descalificación de la mano de obra del país, que afectará, lógicamente, al pueblo.

El Estudio a Distancia, paso a ser también un negocio extremamente lucrativo, de bajo costo y de gran retorno. Se arrastro por el país, mostrando en sus outdoors la frase: "certificado por el MEC".

Cursitos de idiomas se transformaron en facultades de letras. Así como los cursos técnicos a distancia o por correspondencia — conocidos por su pésima calidad — se travisten de facultades. Muchos todavía muestran los resultados obtenidos en el SINAES, como verdadera cotización en el mercado — experiencia trágica implementada en México, donde después de su entrada en el NAFTA fueron implantadas universidades a distancia como la Phoenix University, de USA.(3) 

Oportunistas & imperialismo

UNE, UBES, CUT etc, tranquilamente acomodadas en sus carguitos del viejo Estado, cacarean que este es un gobierno que se reúne con los estudiantes y trabajadores — para ellos, los directores de aquellas entidades y sindicalistas pelegos*. Pero eso no es novedad. Los milicos de 64 también lo hacían. Daban hasta viajes para EEUU.

Esconden que defienden los postulados de los acuerdos MEC/USAID (de 64), la defensa de los intereses del imperialismo — así como las demás reformas laboral, sindical, y de seguridad social. Es la expectativa de las serviles clases dominantes locales: competir con India, México y China, donde el imperialismo invierte más y extrae mayores masas de lucro máximo en la explotación de la fuerza del trabajo — lo que llaman de crecimiento.

Se trata de la profundización de la condición semicolonial, donde cabe a la universidad el papel de difundir y aplicar los desarrollos y tecnologías producidas dentro de USA, funcionando como simples extensiones, que apenas le sobra la formación de mano de obra barata. Es eso que el gobierno de Luis Inacio llama de crecimiento; crecimiento de la capacidad de entrega de las riquezas de nuestras riquezas.

Como ya advertía el profesor decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanabara, Carlos Lyra, con respecto a los acuerdos MEC — USAID: "Los errores y necesidades de nuestras universidades están sirviendo como pretexto para su desnacionalización. El remedio para las necesidades es satisfacerlas y para los errores es corregirlos."


1) el término designa la transferencia de grandes capitales de la gran burguesía burocrática para el control de la gran burguesía compradora.

2) Datos: Andes; Las nuevas fases de la reforma universitaria; 2007, agosto

3) Fuente: Jornal Estudiantes del Pueblo nº8; MEPR

Sistema Nacional de Evaluación De la Enseñaza Superior

*Pelego: aquel que en los sindicatos trabaja disimuladamente contra los intereses de los trabajadores

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: anovademocracia@gmail.com

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Mário Lúcio de Paula
Jornalista Profissional
14332/MG

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Mário Lúcio de Paula
Matheus Magioli
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Ellan Lustosa
Mário Lúcio de Paula
Patrick Granja