Editorial - Detener la ola de represión con las luchas de masas

A- A A+
Pin It

Enseguida los atletas y turistas extranjeros hicieron las valijas, en 31 de julio último, la represión volvió a atacar las residencias del proletariado en Río de Janeiro, esta vez ampliando el radio de acción para varias favelas.

En el mismo día, 6500 personas realizaron — en el trayecto entre el Parque de Ibirapuera y el Aeropuerto de Congoñas, San Pablo — una manifestación contra las empresas especuladoras del transporte aéreo en Brasil, extensivo a la gerencia FMI-PT, lacaya del imperialismo, del latifundio y de la burguesía rentista nativa. La marcha, bajo un frío de 7ºC, recordaba los 199 muertos del avión de la TAM, del 17 de julio, y también otros 154, de la tragedia del Boeing de la Gol, en setiembre de 2006.

La masacre de las favelas del Complejo del Alemán, juntamente con los pavorosos desastres de la Gol y de la TAM, son desgraciadamente, ilustrativos de la falencia y de la impunidad del modelo dominante en América Latina.

La indignación y la tristeza que tomaron las calles de San Pablo, sumadas a las huelgas, hicieron de Luiz Inácio el gerente colonial más chiflado de toda la historia de esa república de viejo tipo, nacida de pactos coloniales y semi feudales al final del siglo 19 y todavía vigente en Brasil. Auxiliares directos y, en general, la cúpula FMI-PT — compuesta por vendedores de falsas ilusiones, irresponsables, cobardes, desbocados y obscenos — otra vez fueron albo del odio de las masas.

En la semana siguiente la imprenta fascista aseguraba que la popularidad del gobierno se mantenía elevada.

II

La misma imprenta, la gerencia colonial y subgerencias estaduales dicen proteger los "medios" de los "proletarios" explotados y empobrecidos - por que esos últimos es que traen la "inseguridad a la sociedad"

Los grandes malhechores dicen a la gente de clase media que ella no se debe preocupar con la explotación, el desempleo y la miseria. Y la mandan acomodarse tranquila en los aviones — por que, al final, ¿Qué relación puede haber entre la explotación máxima de los trabajadores y la traición nacional , con la seguridad de vuelo?

Enseguida, los aviones y los 'clase media' que van dentro se despedazan en la selva, abatidos por pilotos gringos irresponsables, o en la ciudad, por reversos "inoperantes hace diez días", y otras complicaciones mecánicas, inútilmente accionados para frenar en pistas damnificadas, encharcadas, ladeadas de edificios.

Vale recordar: en todo el Complejo del Alemán, por ejemplo, apenas 0,2% de la población integra el bandidaje. Pero en las favelas el Estado criminoso ataca bárbaramente los proletarios, hasta mismo dentro de sus humildes residencias. Sus objetos personales son robados y sufren zurras diarias — siendo que, al cuadro se puede acrecentar las denuncias de homicidios, inclusive los asesinatos causados por balas y cuchilladas perdidas.

III

La aviación civil brasileña, desde la década de 80 fue privatizada (léase desnacionalizada) e inmediatamente entregue a los grupos especuladores — testaferros del imperialismo para el sector, que ni la propiedad plena de los aviones él tiene. Desde entonces, los servicios empeoran a cada día.

Cuando aflora un escándalo, cualquier que sea, la gerencia FMI-PT promete leyes severas, puniciones y el uso de la fuerza. Pero ¿contra quién?

Hay cambio de ministro y se anuncia la privatización de la mitad de la Infraero, lo que incluye la donación de los aeropuertos.

Se cumple lo prometido. "Leyes drásticas" son aprobadas. Sirven para proteger los grandes bandidos, los que arruinan la vida material e intelectual de nuestro pueblo, los que producen embusteros políticos, jueces corruptos, torturadores, matones, sindicalistas traidores, y bandidos menores. Por que son los grandes que monopolizan los principales medios de producción: los más importantes sistemas financieros y de transportes, los mayores complejos fabriles, inmensas extensiones de tierras y de manantiales, los medios de comunicación televisivos e impresos. Y también están entre ellos los mayoristas de drogas lícitas e ilícitas que esclavizan nuestra juventud.

Normas padrón y equipamientos de seguridad deben ser rigurosamente aplicados. Pero quien contrariar los intereses del lucro máximo será severamente punido. Y por que el lucro máximo solamente los grandes bandidos pueden defenderlo, la culpa es siempre del piloto, del controlador de vuelo o de quien más trabaje en este país.

IV

De conmoción en conmoción, el Estado entrega la patria para las grandes corporaciones y sus patrones gringos, un territorio que pasó a ser un campo de experimentos, de rapiña y de exterminio.

Retoman las masacres diarias en las favelas y repercuten nuevas amenazas. Parece poco. Y si un desastre consume decenas en un minuto, tanto mejor. Las hienas se deleitan con su infame propaganda de guerra. Subterfugios y ardiles del imperialismo y de sus lacayos internos surgen en la forma de noticias de primera página — envoltorios que lanzan as masas al pavor y al desespero. Tanto mejor.

A Nova democracia ya advertía (edición 34) que las andanzas de la comitiva de Bush Demente en Latinoamérica, tenían finalidades bien diferentes de los anunciados aciertos sobre combustibles y otros pretextos. En aquellos días, reuniones paralelas orquestaban la deflagración de una inundación de negociados, de rapiña y destrucción, de esclavización del país y guerra contra el pueblo. Y para socorrer la crisis general del imperialismo, el patrón mayor, USA, viene extendiendo su estrategia de represión infinita , como el desmoralizado Plan Colombia, por toda América Latina.

Definitivamente, necesitamos de un programa que una las clases más combativas y progresistas de nuestro pueblo — fundado en la tradición de las movilizaciones más consecuentes — desde las garantías laborales y libertades democráticas a los grandes y definitivos embates políticos de emancipación de las clases oprimidas y de los ideales de la independencia de Brasil.


Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: anovademocracia@gmail.com

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Mário Lúcio de Paula
Jornalista Profissional
14332/MG

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas
Fausto Arruda
José Maria Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Mário Lúcio de Paula
Matheus Magioli
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond
Sebastião Rodrigues
Vera Malaguti Batista

Redação 
Ellan Lustosa
Mário Lúcio de Paula
Patrick Granja