Editorial - Más show del cretinismo parlamentario

A- A A+

El parlamento de cualquier semicolonia es siempre un órgano ratificador de las decisiones emanadas de la metrópoli. Algunos pretenden mantener las apariencias y la compostura en su acto de genuflexión. Otros, como es el caso brasileño, lo transforman en un verdadero chiquero donde oligarcas y sus descendientes, recaderos de oficina de banqueros y lobystas de contratistas y transnacionales se hunden en la lama de la impunidad, defendiendo sus patrones y, lógicamente, haciéndose merecedores a sus gordas propinas.

En este ambiente infeccioso también pululan, sin ningún pudor, figuras oportunistas y algunos otros seguidores del mito de la “democracia como valor universal”.

La buena convivencia entre las varias siglas del partido único, como se conformó el sistema político brasileño, fue quebrada por los reflejos de la crisis del imperialismo que llegó a Brasil anunciada como una olita y, de repente, se reveló un tsunami, desestabilizando la armonía entre las “excelencias”. Mientras Temer prepara y anuncia las medidas más draconianas contra los derechos del pueblo y la soberanía de la Nación, los caciques y jefes de las siglas partidarias, juntamente a los señores del establishment, maquinan detener la crisis en el Congreso Nacional para que este pueda legitimar las acciones deletéreas del gobierno.

Eduardo Cunha, provocó disturbios de tal monta, como el impeachment de la gerente de turno, que encendieron los reflectores para su gigantesca cola de paja. Tras muchos titubeos, no restó alternativa al colegiado del chiquero que no fuera retirarlo. Y así fue hecho.

Pero retirar Cunha apenas sólo vuelve todo a la situación de antes. La crisis de la Cámara está en el centro de la crisis general de todo el sistema político del viejo Estado en descomposición. Además de que Cunha sabe de cosas sucias de mucha gente importante. El otro día, indagado por periodistas si haría delación premiada, Cunha respondió olímpicamente que no, pues que no había cometido ningún crimen. Ya fuera de la presidencia de la Cámara, destituido en su plenario en el próximo agosto como todo indica y procesado, no le faltarán las credenciales para delatar.

Como la ascensión del oportunismo a la gestión del viejo Estado había relegado a segundo plano algunas siglas que ya estaban enmoheciendo en sus sarcófagos, como era el caso de la sigla autodenominada de DEMÓCRATAS, es decir ARENA, PDS, PFL, finalmente!!! La búsqueda por aplacar la crisis en la Cámara de los Diputados resultó, por su parte, en la retirada del DEM de su sarcófago, al cual la historia le había reservado merecido descanso, para asumir la presidencia de la casa en la figura de Rodrigo Maia. Como manda la regla de la casa, Maia es el heredero político de su padre, que fue de izquierda en la juventud y fascista en la carrera política. Rodrigo, uno de los principales articuladores del impeachment, contó ahora con el apoyo de los seguidores de Dilma Rousseff para llegar al puesto de su presidencia.

Confirmando su más elevada estima al cretinismo parlamentario, el ‘Portal Rojo’ del PCdoB escribió la siguiente “perla” de la práctica oportunista: “Será una victoria importante si la actual minoría pueda luchar usando todas las garantías del regimiento de la casa, posibilidad cerrada durante el mandato de Cunha. Más importante que eso, implosionar el Centrão y destituido su líder, sin un bloque cerrado de 200 diputados alineados automáticamente y dispuestos a todo, la izquierda luchará en mejores condiciones contra la pauta nefasta del gobierno usurpador de Temer.”

Para los oportunistas, el único problema con Cunha era el impeachment, lo demás estaba todo muy bien. Como coadyuvantes de la farsa electoral, se descubren bien merecedores de “lugarcitos rentosos” en el chiquero o en cualquier otra sinecura.

Tamaña difamación a la Izquierda sólo podrá ser lavada por la decidida acción de los revolucionarios en las duras batallas por la Revolución de Nueva Democracia. El despertar de las masas en sus protestas cada vez más frecuentes indica que ellas ya se iniciaron.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: anovademocracia@gmail.com

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Mário Lúcio de Paula
Jornalista Profissional
14332/MG

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas
Fausto Arruda
José Maria Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Mário Lúcio de Paula
Matheus Magioli
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Ellan Lustosa
Mário Lúcio de Paula
Patrick Granja