Movimiento estudiantil: Lucha contra el REUNI anuncia grandes tormentas en 2008

A- A A+
Pin It

Traducido por Enrique F. Chiappa

2007 será recordado como el año en que los estudiantes reencuentran el hilo de sus luchas. Con esfuerzo histórico abrieron caminos por donde se desarrollarán batallas de grandeza inédita en nuestro país. Las ocupaciones de las rectorías por todo el país desafiaron el gobierno y el control sobre nuestras universidades, marcaron el auge de un año glorioso. En AND acompañamos cada una de estas tormentas, ataque al consulado yanqui en marzo, cinco mil estudiantes en las calles de Río en 28 de marzo, ocupación de la rectoría de la USP, ¡qué trayecto!

http://anovademocracia.com.br/39/15.jpg

 

La UNE (Unión Nacional de los Estudiantes) oficialista, ya pálida y panzuda — al final ya son cinco años de aislamiento entre gabinetes, ministerios, y rectorías, sin contar amables encuentros con la Policía Federal — reapareció en las universidades. De los automóviles directamente para las salas de los consejos universitarios, funcionaron como auxiliares del gobierno. “Responsables”, trataron de asegurar la integridad del rector y impedir que “estudiantes inconsecuentes” paralizasen los proyectos del gobierno FMI/Lula. Para tal fin valió todo: fraudes, agresiones, gritos histéricos, soborno, y otras practicas que ellos han aprendido en Brasilia.

Ya, aquellos que ante el torrente avasallador de las masas, tergiversaron la necesidad de la construcción de una huelga general para impedir las reformas antipueblo y no hacen otra cosa que tratar de detener el avance de la lucha democrática estudiantil, sacando, reeditando viejas fórmulas, embustes muy conocidos por los estudiantes, tienen un futuro poco prometedor.

Se apresan a maquinar teorías que se ajusten a sus prácticas en la tentativa de reconciliar los estudiantes con el viejo movimiento estudiantil. Para ellos las ocupaciones fueron solamente manifestaciones espontáneas, económicas y despolitizadas de los estudiantes.

Como salida indican la realización de un plebiscito para que el Estado brasileño consulte los estudiantes sobre el REUNI. Algo semejante a la indagación de un asesino sobre la opinión de su víctima poco antes del disparo. Esta posición tradicional del peleguismo, que relega al pueblo el papel de mero figurante, mientras legitima la autoridad del poder del viejo Estado, objetiva sabotear y desviar el pueblo de aquel que es justamente el instrumento de poder de los que no tienen el poder: la huelga.

Es verdad que la lucha contra el REUNI iniciada este año, fue una lucha de carácter espontáneo, sin una coordinación nacional y ni entidades generales, nacionales y que su inexistencia es una pérdida para los estudiantes brasileños. Mas, nuestros vulgares oportunistas predican este hecho para ocultar el verdadero significado de las luchas desarrolladas este año. Luchas históricas, que traen lecciones y proyectan un 2008 de grandes tormentas.

Asistimos al movimiento estudiantil de los últimos 25 años, atado a la senilidad, en la pasividad de la camisa de fuerza de los oportunistas de la UNE y UBEs, que consiguieron controlarlo y desviarlo del camino democrático revolucionario. Particularmente en los años de la gerencia oportunista, movieron cielo y tierra para engañar las masas estudiantiles sobre el carácter de las medidas pro-imperialistas del gobierno, en la tentativa de mostrarlas como democráticas y necesarias.

Lo que esos oportunistas llaman de “desorganización y despolitización” es el hecho de haber sido rechazadas las viejas siglas y las viejas formas del movimiento, controladas por partidos electoreros, con día y hora para acabar.

La jornada de luchas contra el REUNI en uno de los primeros grandes resultados de las luchas acumuladas y que, golpe a golpe, fueron gradualmente desenmascarando el gobierno FMI-PT y sus agencias estudiantiles.

En la lucha contra el REUNI se depararon con consejos universitarios fallutos y rectores títeres, que en medio de la estructura antidemocrática utilizaron todo tipo de artificio para combatir la participación de los estudiantes. Las ocupaciones iniciadas, como una movilización económica contra un decreto del gobierno, adquirieron contorno político de acuerdo con los embates entre gobierno y estudiantes. Combatiendo el REUNI descubrieron crímenes mayores contra el pueblo brasileño, el carácter burocrático semifeudal y semicolonial de la universidad brasileña y reencontraron las históricas banderas del movimiento estudiantil.

Fue en medio a las ocupaciones que los estudiantes conocieron donde reside la fuerza del gobierno en la universidad, cuales son los amigos y enemigos de los estudiantes y principalmente la percepción de que la fuerza de trabajo de los estudiantes se encuentra en su capacidad de organización y lucha, mientras el gobierno se apoya en la burocracia interna de la universidad, siendo rubricado por profesores reaccionarios y pelegos de turno. Estas son marcas profundas que no cicatrizarán fácilmente.

El desarrollo de la lucha contra el gobierno no depende de una nueva sigla nacional para los estudiantes, mas del rompimiento político con el viejo movimiento estudiantil burocrático y de la construcción de un nuevo, democrático y revolucionario. Las luchas contra las medidas del gobierno se desarrollan sin una única entidad nacional, son cuatro años de lucha contra la “reforma” que iluminan el camino de a resistencia.

La cuestión que desafía al nuevo movimiento estudiantil es el crecimiento vertiginoso del movimiento de las masas estudiantiles ante la baja conciencia e iniciativa de los dirigentes de sus organizaciones, para que la lucha pueda saltar del nivel de la percepción para la comprensión del conjunto de los problemas y dar perspectiva estratégica para la lucha estudiantil, dar un rumbo, detener los proyectos proimperialistas del gobierno e impulsar la lucha contra la vieja universidad semicolonial.

Recordemos como impedimos los acuerdos MEC-USAID, las grandes jornadas de lucha que consiguieron derrotar los acuerdos en pleno régimen militar en nuestro país. ¿Qué tendrían dicho estos oportunistas? Pues, fue debido a estas jornadas — y debido a la existencia de organizaciones coherentes, que millares de jóvenes revolucionarios, que descubrieron la lucha contra el viejo Estado servicial del imperialismo, protagonizaron luchas revolucionarias en los años posteriores.

Aquellos que se asombraron con los primeros actos de la pieza, ensayados en el palco de la Rectoría, que se preparen. Las luchas contra el REUNI apenas revelan un nuevo camino de la rebelión estudiantil. Como avisaba un cartel de los estudiantes que dejaban la rectoría de la USP:

— Salimos de la rectoría para ocupar la USP!

En 2008, a cuarenta años de 1968, ¡tendremos un año brillante!

UFMA

Después de la decisión de la Justicia Federal, que había anulado la adhesión de la Universidad Federal De Marañon al REUNI, debido a las irregularidades de la directoria de la universidad, el desembargador federal Daniel Paes Ribeiro, concedió efecto suspensivo al mandato de seguridad impetrado por la Asociación de los Profesores de la FUMA (Apruma) anulando la decisión anterior.

Para aprobar el proyecto, el gobierno recurrió hasta para los infantes pelegos* de la UBES, que fueron a las sesiones del consejo hacer coro con el gobierno. Ante los hechos, varios consejeros, inclusive de la asociación de profesores y funcionarios se recusaron a participar de la votación realizada en el gabinete del Procurador de la Universidad.

—¡No aceptamos la decisión de este consejo, pues consideramos que él no es representativo! —protestó el estudiante de historia William Washington de Jesús.

UFAL

Después de intensas protestas estudiantiles, la rectora de la Universidad Federal de Alagoas (UFAL), Ana Dayse Dórea, suspendió reunión del Consejo Universitario que analizaría la adhesión de la institución al REUNI.

En el inicio de la noche del día 11 de diciembre, agentes de la Policía Federal, comandados por el comisario regional ejecutivo José Roberto Sagrado da Hora, invadieron el edificio de la Rectoría y participaron de una asamblea de los estudiantes acampados en el patio de la rectoría. Los policías federales, accionados por la propia rectoría, fueron a vigilar los estudiantes que protestaban contra el REUNI.

UFF

La sesión que definía la adhesión al REUNI en la Universidad Federal Fulmínense UFF, ocurrió en 12 de diciembre, después de innumeras postergaciones de la sesión de Consejo Universitario por el rector Roberto Salles, con el propósito de vaciar la resistencia de los estudiantes. La sesión se inició con fuertes protestas estudiantiles. Según estudiantes, el rector quiere dar un golpe con las postergaciones. Keila Lucio de Carballo, miembro del directorio Central de los Estudiantes (DCE) denuncia que “La comunidad universitaria ya fue consultada y es contraria al REUNI. La rectoría adoptó una posición antidemocrática”.

En medio a la confusión generada por la tentativa de aprobación del REUNI de manera forzada, Roberto Salles reclama:

—Ellos me cercaron, querían impedirme de hablar, me tiraron agua y me dieron unos golpes en la espalda.

La directora del DCE desmintió al rector, revelando que los estudiantes son los que fueron agredidos. Según Keila, un alumno habría sido empujado por Salles que acabó desequilibrándose y cayendo sobre una silla.

En medio a las protestas el Rector accionó a la Policía Federal, que retiró los estudiantes y profesores del local, garantizando la adhesión al REUNI. Los estudiantes, sin embargo, resistieron volvieron a ocupar el edificio y exigieron la anulación de la decisión. En una nueva maniobra oportunista, Salles convocó la sesión del consejo para el día 14 de diciembre, en la sede del Tribunal de Justicia en Niteroi, con el objetivo de refrendar la aprobación falluta. Los estudiantes y otros consejeros que tentaron participar de la reunión fueron agredidos por la policía y afirman que continuarán luchando contra la decisión.

UFBA

Después de 46 días de ocupación, estudiantes de la Universidad Federal de Bahia UFBA, que protestaban contra el REUNI, fueron retirados a fuerza por la Policía Federal.

Días antes, al ser expedido mandato de reintegración de posesión reivindicado por el rector, los estudiantes decidieron resistir y ocuparon otra parte de la universidad, la Superintendencia Académica (SUPAC).

Alumnos afirman haber sido agredidos por policías en la acción. En el inicio de la mañana, cerca de 30 policías federales llegaron a la rectoría después que la Justicia Federal determinó la salida de los universitarios. El edificio había sido ocupado en inicio de octubre. Todos fueron liberados después de examinados.

UFPE

En Recife, estudiantes desocuparon la UFPE (Universidad Federal de Pernambuco). El edificio había sido tomado por 22 días.

UFPR

Los estudiantes que habían ocupado por 28 días el edificio de la rectoría de la UFPR (Universidad Federal del Paraná), en Curitiba, también aceptaron dejar el local anteayer. La liberación del edificio, que concentra toda la parte administrativa de la UFPR, fue negociada con el comando de la institución.

UFSC

Cerca de 120 estudiantes realizaron en 27 de noviembre una manifestación en la rectoría de la UFSC protestando contra la sesión cerrada del Consejo Universitario para la votación del proyecto de adhesión al REUNI. La Policía Federal estuvo en el local durante la protesta, marcado por mucho barullo y gritos de lucha. El Directorio Central de los estudiantes (DCE) va a entrar con una acción en la justicia para anular la votación debido a la falta de cumplimiento del regimiento interno del Consejo Universitario.

—¡La votación fue cerrada e irregular!- dijo el representante del DCE, Rodrigo Ribeiro.

UNIR

Los estudiantes de la UNIR (Universidad Federal de Rondonia), liderados por el Directorio Central de los Estudiantes, desarrollan desde setiembre de 2007 la lucha contra el REUNI, deflagrando diversas derrotas al gobierno y a la rectoría.

El viejo movimiento estudiantil de la UNE pelega* y gubernista también fue a Porto Velho. Lógicamente, estaban del otro lado de la historia, defendiendo el REUNI y la gerencia Luiz Inacio. Bajo la dirección del PcdoB, menos de diez estudiantes que sé “auto-proclamaban” representantes de los estudiantes en el CONSUNI llegaron en la mañana del día 24 de octubre y se depararon con la Rectoría totalmente ocupada. Fueron recibidos bajo los mástiles de las banderas rojas y a los gritos de ‘¡Pelegos!’*

Ante la ocupación, que durante todo el tiempo recibía el apoyo de nuevos estudiantes, la rectoría tomó una decisión jamás vista desde los tiempos de la administración militar —transfirió la reunión del CONSUNI, que sería realizada en el edificio ocupado por los estudiantes, para el auditorio del Sistema de Protección de la Amazonía —SIPAM, que es dirigido por los yanquis y es localizado en la Base Aérea del Ejército.

Cerca de 60 estudiantes llegaron a edificio del SIPAM, y fueron impedidos de entrar en el auditorio. Varios consejeros docentes que eran contrarios al REUNI también fueron impedidos de entrar.

Solamente de esta forma es que la Rectoría y consejeros conservadores y reaccionarios consiguieron realizar la votación que aprobaría la adhesión de la UNIR al REUNI.

El Rector dejó la sesión del consejo con escolta de la Policía Federal. Al retornar al edificio de la rectoría, estudiantes se depararon con un mandato de reintegración de posesión, pedido por el rector.

Finalmente decidieron desocupar la rectoría en clima de agitación y espíritu de lucha. Hileras de decenas de estudiantes que ocupaban el edificio, reafirmaron el compromiso de continuar luchando contra el REUNI.


*Pelego: En Brasil nombre dado a aquel “líder” sindical o político que tiene la función de amortiguar y distraer la lucha de sus representados. Trabaja disimuladamente contra los intereses de los trabajadores
Traducción: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

 

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: anovademocracia@gmail.com

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Mário Lúcio de Paula
Jornalista Profissional
14332/MG

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas
Fausto Arruda
José Maria Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Mário Lúcio de Paula
Matheus Magioli
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond
Sebastião Rodrigues
Vera Malaguti Batista

Redação 
Ellan Lustosa
Mário Lúcio de Paula
Patrick Granja