Desde la UnB: La juventud no pide más, ¡Exige!

A- A A+

En el día tres de abril, cerca de setenta estudiantes ocuparon el edificio de la rectoría de la universidad de Brasilia — UNB. Desde la ocupación de la rectoría de la USP, a apenas un año, esta es la tercera vez que la lucha estudiantil adquiere dimensión nacional, marcando un ciclo casi ininterrumpido de osadas luchas estudiantiles. La UnB, que fue baluarte de la construcción de una verdadera universidad nacional ahora vuelve a protagonizar la lucha por la democratización de las universidades.

Foto: Marcello Casal JR/ABr
http://www.anovademocracia.com.br/42/08b.jpg
Estudantes carregam caixão com imagem do ex-reitor da UnB Timothy Mulholland

Timothy Mulholland, denunciado por el Ministerio Público, tuvo su apartamento funcional amueblado con recursos de la fundación privada FINATEC, que actúa dentro de la UnB, en el valor de R$ 470.000. Además de los muebles lujosos para el rector, fueron denunciados también profesores y funcionarios que recibían dinero y privilegio en bolsas y costeo personal en relaciones oscuras con la FINATEC.

Después de la ocupación estudiantil, Mulholland ordenó la formación de un cordón de aislamiento para impedir la entrada de más manifestantes en la rectoría.

En el día 7 de abril, después de realizar una asamblea en el patio de la Rectoría con cerca de 1.500 estudiantes, queda decidido ampliar la ocupación. Tomada la decisión, los estudiantes se dirigen al interior del edificio, los guardias proceden con violencia y un estudiante  es separado y agredido cobardemente por más de 15 guardias, haciendo recordar las escenas de1964, pero esta vez los vigilantes privados son derrotados, y centenas de estudiantes refuerzan la ocupación, transformando el ex gabinete del rector en el centro de la lucha estudiantil en el país. En el día siguiente una carta firmada por más de 37 profesores, declara apoyo a sus alumnos y a continuación, en solidaridad, deciden sumarse a la lucha de los estudiantes.

En el día 10, después de casi una semana de ocupación, Timothy pidió apartamiento del cargo. En el domingo, 13 de abril, durante la reunión con el ministro Fernando Haddad, Mulholland y el vicerrector renunciaron a los cargos. Sin embargo, no es el rector que está corrompido mas, la propia universidad brasileña.

También la Rectoría de la UNIFESP es objeto de denuncias de corrupción por el uso de la tarjeta corporativa. En la UFMG, los estudiantes ocuparon la rectoría para protestar contra la arbitrariedad de la rectora. En Rondonia, ante las crecientes movilizaciones estudiantiles que explotaron en la universidad, la rectoría desmoralizada, reprime y trata de intimidar estudiantes con la presencia constante de la Policía Federal.

Timotyh, un rector gubernista

Es importante recordar que el rector de la universidad de Brasilia, ahora en apuros, hasta entonces era ovacionado por los monopolios de comunicación como modelo de gestor, a pesar de que las denuncias ya venían efectuadas por el sindicato de docentes de la UnB a más de dos años.

La UNE, rechazada desde el comienzo de la ocupación, y que cínicamente dice apoyar los estudiantes brasilienses, tuvo la abertura de sus debates de su "50º Congreso" sobre enseñanza superior, abiertos por Timothy Mulholland. Su actuación fue diversas veces enaltecida por la entidad en artículos publicados en su página en la Internet. Estos elogios no fueron por casualidad, sino por corresponder a la misma posición de la entidad gubernista. Timothy es el gran defensor del REUNI, del "Universidad Nueva", y de los demás proyectos gubernistas.

Y hablando de la UNE, después del éxito de la lucha estudiantil en la UnB la entidad trata ahora de capitalizar el movimiento para ella, realizando manifestaciones de solidaridad a los estudiantes de Brasilia en otras universidades federales en el día 17 de abril. Sin embargo, los estudiantes no se engañan con el carácter gubernista de la entidad, recordando que ella se opuso a todas las principales luchas estudiantiles de los últimos años.

El ministro de la educación, Fernando Haddad declaró que no interferiría en la ocupación de la UnB, diciendo "respetar la autonomía". Sin embargo, el MEC  es partícipe de la crisis que llevó a la ocupación de la rectoría, y de que estas son las mismas rectorías que ordenaron la acción de la Policía Federal durante toda la lucha estudiantil contra el REUNI, arrogándose ser defensores de las instituciones públicas de enseñanza.

Las propias fundaciones privadas que actúan promiscuamente en las universidades como la FINATEC en la UnB,  fueron legalizadas por la gerencia FMI-PT, por medio de medida provisoria. O sea, a pesar de que ahora para exentarse tiren a los leones su rector cometiendo delito, los hechos demuestran que las rectorías de las universidades federales, inclusive Thimothy Mulholland son gubernistas.

Lo que vino a público en la UnB no fue un hecho aislado, fruto de la corrupción de un dirigente universitario, sino la expresión más encarnecida de la crisis que vive la universidad brasileña. Timothy es un fiel ejemplar de la burocracia gubernista, que gerencia las universidades brasileñas, y en esto reside la importancia nacional de lo que sucede en la UnB.

Sin democracia…

En el inicio de la ocupación Timothy afirmó que no dejaría el cargo, "pues había sido electo democráticamente y que la manifestación estudiantil era un acto politizado".

Además del tono reaccionario de esta declaración, típica de mediocres burócratas pretendiendo desacreditar las protestas, nuestro rector esta vez parece haber acertado. Ciertamente se trata de un acto politizado y consiente de los estudiantes brasilienses. El contenido político  de tal manifestación, su carácter y el fondo de tanta rebeldía estudiantil es coincidentemente la falsedad de su primera afirmación. El magnífico rector no fue electo democráticamente, no hay democracia interna en la UnB ni en las demás universidades brasileñas.

Foto do blog da ucupação
http://www.anovademocracia.com.br/42/08c.jpg
Em assembléia, cerca de 1400 estudantes da UnB decidem permanecer na ocupação da reitoria

En la UnB, la lista de reivindicaciones de los estudiantes nuevamente va más allá de las cuestiones menores, presupuestarias. Los estudiantes exigen además de la salida del Rector y del vice, la destitución de toda la dirección universitaria, la disolución del consejo director la convocación inmediata de elección directa y paritaria o universal para rector y la convocación de un congreso estatutario paritario, la abertura de las cuentas de todas las fundaciones de la UnB entre otras reivindicaciones.

…Sin autonomía

Diferente de la elección democrática a que se refieren Timothy y el Sr. Fernando Haddad, la elección de los rectores es uno de los procesos más antidemocráticos de toda América Latina. El gobierno escoge con base en una lista tripla, después de un proceso electoral que toma a la mayoría de la comunidad académica — los estudiantes— como algo simbólico. Igualmente simbólica es la participación en el consejo universitario, donde a pesar de ser mayoría absoluta, los estudiantes tienen1/16 de los escaños del consejo.

El hecho de que todas las movilizaciones estudiantiles importantes del año de 2007 — iniciadas en San Pablo con los decretos de Sierra y posteriormente en todo el país contra el REUNI (ver AND 36,37,38) — incluyen invariablemente en su lista de reivindicaciones, la salida de los rectores, el voto paritario( y a veces universal ) así como la convocación de congresos universitarios para modificar los estatutos de la universidad, demuestra que estas luchas se tornaron luchas por democracia interna, por autonomía.

La evidente contradicción entre la voluntad de la mayoría de la comunidad académica y su poder de decisión hace millares de estudiantes percibir que la propalada autonomía y democracia universitaria no eran nada más que una farsa. Esta concientización fue marcada por la furiosa reacción contra el movimiento estudiantil. En este último año, no hubo una sola lucha estudiantil que no haya sufrido intervención policial en socorro de las rectorías.

No es coincidencia que la mayoría de estas movilizaciones culminen en ocupaciones de rectorías y consejos universitarios. Pues allí, a través de la dirección universitaria, de sus relaciones con las fundaciones, con el gobierno y con la vida académica, se encuentra el principal obstáculo de la lucha por la democratización.

Camino burocrático

La universidad brasileña al contrario de las demás universidades latinoamericanas nunca fue democratizada, manteniéndose como una institución terriblemente anti-democrática, semicolonial y semi feudal, situación profundizada en los últimos años.

Al conceder la autonomía a las universidades, el gobierno de viejo Estado tentó conservar mecanismos para su control, manteniendo atada a él toda la dirección universitaria, impidiendo que la voluntad de la mayoría de la verdadera comunidad académica se refleje en el consejo universitario y en la dirección de la institución, conformando una burocracia reaccionaria interna, de rectorías vinculadas al MEC. El cuerpo de dirección no representa en nada los intereses de la comunidad académica,  sino los intereses del viejo Estado de grandes burgueses y latifundistas, aplicando todo tipo de medidas anticientíficas y antinacionales contra la universidad pública.

Esta creciente burocratización de las universidades fue impulsada por la corporativisación gubernista petista, con la ocupación de los principales cuadros de la dirección universitaria con grupos y cuadros del gobierno (principalmente del PT, algo que el PSDB no consiguió realizar). Control incrementado también por los cortes sucesivos de presupuesto, sumados a incentivos a fundaciones (según denuncias, algunas ligadas directamente al PT como la FINATEC) que condujeron el loteo de sectores enteros de la universidad, dejándolas dependientes de estos recursos, corrompiendo y formando grupos que se vinculan a estas corporaciones.

Los aportes públicos vienen siendo cada vez más condicionados a la aplicación de planes definidos por el MEC.
La crisis universitaria es fruto, no de la elección equivocada de sus dirigentes, como inicialmente intentó hacer creer el monopolio de comunicación, mas, de la falta de ese derecho.

Camino democrático

Los acontecimientos de los últimos años (como la ocupación de la rectoría de la UFPR, que exigiera la salida del rector y democracia interna) particularmente el año pasado, demuestran que todas las luchas contra las medidas antiunivercidad pública del gobierno apuntan para la lucha por la democratización de la universidad, agudizando cada vez más las tensiones entre la vitalidad de las movilizaciones democráticas de estudiantes y profesores, contra la senilidad de la estructura antidemocrática de la universidad semicolonial-semifeudal.

Las reivindicaciones estudiantiles retoman las banderas históricas sintetizadas por los estudiantes argentinos de Córdoba en 1918, problemas que se encuentran en la base de la crisis universitaria y que pueden ser resumidos:

1 Autonomía: libertad (esta será siempre relativa en el viejo Estado) para que el pueblo defienda sus derechos en la universidad. La autonomía de colocarla al servicio del pueblo desde el acceso a ella, su vinculación con la lucha de clases y la producción científica en su interior. Autonomía de gestión financiera, impedimento de acciones policiales en los campus (esta fue una conquista de Córdoba en 1918) autonomía sobre currículos, elección de dirigentes. Autonomía para que el viejo Estado no interfiera en la Universidad.

2El cogobierno, o "tercio estudiantil" no se limita a la conquista de espacio en el consejo universitario, es la expresión de la democracia interna, de la participación de los estudiantes (principalmente) en todas las decisiones importantes de la universidad, en un gobierno interno de estudiantes profesores y funcionarios.

3Libertad de cátedra: la universidad como un espacio eminentemente ideológico; solo puede desarrollar la libertad de cátedra, o sea, la libertad para poner la producción científica y su difusión al servicio del pueblo en un relativo ambiente de libertad de ideas.

Sin autonomía, no puede haber libertad de producción de conocimiento. La democratización, la conquista efectiva de la autonomía, solo puede ser alcanzada impulsando la lucha por la democracia interna en la universidad por el cogobierno, contra las fundaciones privadas, contra maestros y dirigentes reaccionarios. Ninguna decisión importante puede pasar sin la aprobación de los estudiantes.

Estas conquistas, como atesta el movimiento iniciado en Córdoba, no pueden, y no se conseguirán en sesiones ordinarias de consejos universitarios, tampoco con peticiones y plebiscitos mas, si con la derrota del gobierno frente a las movilizaciones estudiantiles dentro de cada universidad. En la imposición de la voluntad de la mayoría, sesiones extraordinarias de democracia interna tan bien protagonizada por las ocupaciones de rectorías, consejos universitarios y huelgas, que dan base a la convocación de congresos universitarios apoyados en la movilización de las masas.
Si todos los estudiantes acompañan con ansiedad los acontecimientos en la UnB, con más ansiedad deben acompañarlo el gobierno y sus rectores. Lo que está en juego en la UnB no es apenas el destino del Rector, mas el destino de la universidad brasileña. Esta lucha tampoco se resumirá a la ocupación, donde solamente se escribe un nuevo capítulo, cada vez más audaz  y profundo, que como fue con la USP en 2007, transformará la solidaridad en el despertar de acciones concretas por todo el país, en una nueva etapa de las luchas históricas del movimiento estudiantil.

"La juventud no pide más. Exige que se reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio de los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar los tiranos". Manifiesto estudiantil de la reforma universitaria de Córdoba, Argentina, en 1918.


Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira