Reforma tributaria para la burguesía

A- A A+

En 28 de febrero del corriente año, el ministro  Guido Mantega presentó la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) de la reforma tributaria, en el Congreso Nacional. El proyecto reduce la carga tributaria de empresas, mientras que la mayoría del pueblo continuará pagando impuestos altísimos.

http://www.anovademocracia.com.br/42/06.jpg

La PEC todavía no está cerrada, ya que el presidente de la Cámara, Arlindo Chinaglia (PT-SP) encomendó un estudio para que todas las propuestas anteriores fuesen discutidas y condensadas.
Las principales modificaciones previstas por la PEC encaminada por el ejecutivo son:

1Alteración en las alícuotas del Impuesto de Renta de la Persona Física, pero los porcentuales todavía no fueron definidos.

2Sustitución de la Contribución para el financiamiento de la Seguridad Social (Cofins), Programa de Integración Social (Pis), Contribución de Intervención en el Dominio Económico (Cide) y Salario Educación por el Impuesto sobre el Valor Agregado Federal (IVA-F).

3Reducción de impuestos de algunos productos de la cesta básica como aceite comestible, pan y azúcar, a través del nuevo IVA.

4 Reducción de la contribución patronal de la seguridad social de los empleados de 20% para 14%.

5Creación de un fondo de desarrollo regional para compensar los estados que perderán ingresos con la creación del ICMS nacional.

6La Contribución Social sobre el Lucro Líquido será incorporada al Impuesto de Renta de la Persona Jurídica.

7 Definición de un ICMS con alícuota nacional, acabando con la llamada "guerra fiscal" (incentivos fiscales concedidos por los estados más pobres para atraer empresas e inversiones).

El relator del proyecto debe ser el diputado estadual Sandro Mabel (PR-GO), conocido industrial del ramo alimenticio, "auxiliado" por el ministro António Palocci. Apenas por el relator escogido ya sería suficiente para afirmar que será para beneficiar las grandes empresas en detrimento de los pequeños y medios empresarios y del pueblo brasileño.

Aumento de tributos

La propuesta ya generó reacciones contrarias de economistas y abogados tributarios. Ellos afirman que, en vez de reducir tributos la medida es una forma camuflada de aumentarlos.

El Proyecto no es suficientemente claro en las alteraciones que sufrirán las alícuotas de los impuestos. La desconfianza de los estudiosos se basa en afirmaciones y justificativas como las presentadas por el ministro Guido Mantega:

— Se hace necesario, un reajuste en las normas constitucionales relativas al impuesto de renta, para que puedan ser cobrados adicionales del IRPJ diferenciados por sector económico, del mismo modo como hoy es permitido para la CSLL. O sea, los nuevos impuestos federales pasan a recaudar más para suplir las contribuciones extintas, son excluidas de la base de cálculo de las particiones, manteniéndose la neutralidad en el resultado final. — afirmó el ministro, exponiendo los motivos.

El presidente del Instituto Brasileño de Planeamiento Tributario (IBPT) Gilberto Luiz do Amaral, llama la atención para el IVA Federal. Según él, el impuesto tendrá una base de incidencia mucho mayor de que la actuales contribuciones, ya que incidirá sobre toda transacción expresa en valor monetario, que no sea circulación o transmisión de bienes. Para Gilberto Amaral, la intención es crear una Súper CPMF.

En la exposición de motivos, el ministro afirma que los objetivos de la propuesta son: simplificar el sistema tributario nacional, avanzar en el proceso de desgravación tributaria, etc., para estimular la actividad económica y la competitividad del país.

Nada para el pueblo

En ningún momento se tocó en la cuestión de la disminución de la carga tributaria que incide directamente sobre el pueblo. La disculpa es la desgravación de las empresas, los descuentos serán repasados a los productos y el pueblo podrá consumir más con precios menores.

Ni el más ingenuo de los economistas sería capaz de creer en tamaña aberración.

Los empresarios y organizaciones patronales aplaudieron el proyecto de reforma, diciendo que "todavía no es la reforma esperada pero es la posible". Una de las medidas anunciadas por el gobierno que beneficiará más los grandes empresarios será la reducción de la contribución jubilatoria de 20%  para 14%.

El gobierno afirma que habrá otras formas de financiar la seguridad social. Vale recordar que en 2003 el mismo gobierno realizo la reforma de la seguridad, alegando quiebra del sistema, haciendo con que los trabajadores perdiesen varios derechos, inclusive aumentando el tiempo  de servicio, de contribución y de edad para la jubilación.

Otro factor a considerar es que con la reciente extinción de la CPMF, la primera medida del gobierno fue cortar todos los aumentos y reposiciones salariales negociados el año anterior. Ante todo esto es difícil imaginar de donde el gobierno va tirar dinero para suplir el déficit que significará la reducción de la contribución patronal.

Reforma de verdad

Un estudio realizado recientemente por el IBTP mostró cuanto pesan los tributos en el bolsillo de los brasileños.
La carga tributaria correspondió en 2007, a 35,06% del Producto Interno Bruto del país y hubo un aumento de 14,05% en los tributos federales. La recaudación diaria, en 2007 fue de R$2,53 mil millones. Cada brasileño pagó de impuestos en media R$ 4.943,15 el año pasado.

Una reforma tributaria verdadera sería aquella adonde el pueblo pudiese ver el retorno económico en el bolsillo. Pero además de pagar tributos altísimos, en Brasil se percibe claramente que el dinero de los impuestos es utilizado para muchas cosas, menos para el fin a que se destina en ley.

Existen hoy en Brasil, 82 tributos, según el sitio Portal Tributario. De estos impuestos, la mayoría está embutida en diversos servicios y productos y el pueblo muchas veces no ve el peso que ellos tienen en los valores finales.

Pero hay una serie de impuestos que son pagos directamente por la población, como el Impuesto sobre la Propiedad Predial y Territorial Urbana (IPTU), Impuesto sobre Operaciones de Crédito (IOF) y diversas tasas de conservación, limpieza, cloaca, iluminación pública, etc.

Una reforma tributaria que viniese para beneficiar todo el pueblo, priorizaría disminuir los porcentajes cobrados en esos impuestos y no en aquellos que pesan directamente sobre los cofres de los grandes empresarios.


Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira