1º de mayo: Trabajadores se levantan contra la explotación y la miseria

A- A A+

Desde el 1º de mayo de 1886, los trabajadores de todos los países celebran el día del Internacionalismo Proletario rindiendo honras a los mártires de la clase.
Tradicionalmente, en todo el mundo, manifestaciones, barricadas y confrontes con las tropas de la reacción son la marca de este día.
Los oportunistas representantes de todos matices del amarillo promueven mega shows millonarios con sorteos de apartamentos, automóviles y electrodomésticos que adulan los gerentes de turno.
Operarios, campesinos, sindicatos clasistas y estudiantes, van a las calles reclamando las banderas de los mártires de Chicago, exigiendo empleo, mejores salarios, tierra, pan, justicia y una Nueva Democracia.

http://www.anovademocracia.com.br/43/11.jpg

Manifestação do 1° de maio percorre as ruas de São Paulo

Chicago, 1886

El 1º de mayo tiene origen en las luchas de los operarios norteamericanos, que en mediados de los años de 1880 prorrumpían en olas tormentosas de protestas por la jornada de 8 horas para todos los trabajadores. El movimiento fue brutalmente reprimido por las fuerzas reaccionarias, que prendieron ocho de los más destacados dirigentes operarios de la ciudad de Chicago, ejecutando cinco de ellos y condenando los otros a duras penas de reclusión.

El 1º Congreso de la II Internacional, celebrado en Paris en julio de 1889, definió el 1º de mayo como el Día del Internacionalismo Proletario, registrando esta decisión en la siguiente resolución:

"Una gran manifestación internacional debe ser organizada en una misma fecha y de tal manera que los trabajadores de cada una de los países, de cada una de las ciudades, exijan simultáneamente de las autoridades la limitación de la jornada de trabajo…"

Desde entonces, en todo el mundo, en 1º de mayo, la clase trabajadora se levanta en todo el mundo, cumpliendo con decisión, esta firme resolución de la clase.

2008:Protestas en todo el mundo

En Turquía, millares de manifestantes se dirigieron hacia la Plaza de Taksim, en Estambul en una gran protesta exigiendo mejores salarios y la reducción de los precios de los alimentos. Las fuerzas policiales tentaron reprimir los manifestantes que avanzaron sobre la plaza gritando "¡Viva el 1º de Mayo!". Los manifestantes depositaron flores en memoria de los trabajadores asesinados en 1997, durante las celebraciones del 1º de Mayo de aquel año.

En Bangkok, Tailandia, millares de personas protestaron exigiendo el aumento del salario mínimo como compensación al alta de los precios de los alimentos. El salario mínimo diario de  un trabajador en Bangkok es de 195 baht (lo equivalente a menos de 10 reales). El precio del arroz, base de la dieta tailandesa, y de otros alimentos suben constantemente desde el inicio del año llevando millones de personas a la miseria.

Millares de manifestantes salieron a las calles de Yacarta en Indonesia, para exigir aumentos de salarios y denunciar aumentos de los precios de alimentos y combustibles. Cerca de 40 mil manifestantes portaban carteles exigiendo "la reducción inmediata de los precios de los alimentos" y "aumentos salariales, especialmente para los trabajadores rurales". De acuerdo con datos del propio Banco Mundial, mitad de la población de Indonesia vive con menos de un euro por día.   

En Hamburgo, Alemania, manifestantes incendiaron automóviles y atacaron la policía con piedras en la mayor manifestación de 1º de mayo de los últimos años. Las protestas se extendieron por todo el país.

En Rusia, millares de comunistas y activistas populares realizaron protestas en Moscú y otras grandes ciudades.

En Chile, más de 15 mil personas fueron a las calles y entraron en confronto con la policía. Bombas de tinta y piedras fueron lanzadas contra bancos extranjeros.

Decenas de millares de personas marcharon en las principales ciudades de Francia exigiendo empleo, derecho a jubilación y la regularización de los inmigrantes ilegales.

En España, el 1º de Mayo fue marcado por grandes protestas y por la explosión de tres bombas en País Vasco, donde hace años la ETA dirige la lucha de liberación.  

En India, en Corea del Sur, en Tailandia, en Malasia y en otros países asiáticos también ocurrieron protestas exigiendo mejores salarios y la reducción de los precios de los alimentos.

Brasil

El rojo del clasismo X el amarillo de la conciliación

El 1º de Mayo en Brasil es marcado por diferencias abismales entre el rescate de la lucha de los mártires de Chicago por el movimiento sindical clasista, y su completa traición por las centrales pelegas y gubernistas.

La Liga Operaria y el Partido de la Causa Operaria convocaron un acto conjunto donde estuvieron presentes sindicatos clasistas e independientes, Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario, Movimiento Femenino Popular, Frente Revolucionaria de Defensa de los Derechos del Pueblo, Liga de los Campesinos Pobres, Colectivo de Mujeres Rosa de Luxemburgo, Alianza de la Juventud Revolucionaria y otras diversas organizaciones clasistas. 1.500 activistas de la lucha combativa e independiente se reunieron en el acto realizado en la Casa de Portugal en San Pablo, culminado con una manifestación roja por las calles del centro de la capital paulista.

La gran diferencia de este acto con los otros organizados por las centrales sindicales no fue el número de participantes. Ella reside principalmente en el rescate de los principios de la lucha clasista, de los ideales de los mártires de Chicago y de los líderes de la clase operaria. El primero de Mayo convocado por la Liga Operaria y por el Partido de la Causa Operaria fue un acto de solidaridad a la lucha campesina y contra la criminalización del movimiento campesino combativo; por la unión y lucha de la clase operaria, de todos los trabajadores y demócratas; por un programa democrático para la transformación de la sociedad.

Las organizaciones presentes se pronunciaron sobre las principales luchas que explotaron en nuestro país en el último período, el número creciente de huelgas y protestas populares, la ola de ocupaciones de rectorías y la lucha por autonomía y democracia en las universidades, la lucha campesina, que avanza sin cesar en medio a miles de dificultades.

Representantes de las Ligas de los Campesinos Pobres de Pará y de Rondonia denunciaron la represión y las campañas difamatorias de la imprenta vendida contra la lucha campesina. Las contundentes denuncias campesinas hicieron reverberar en el auditorio el grito de "¡Rondonia: abajo la represión!"

Los representantes de la Frente Revolucionaria de Defensa de los Derechos del Pueblo y del Partido de la Causa Operaria expusieron de forma franca las divergencias ideológicas entre sus organizaciones. Sin embargo, todos destacaron las razones que llevaron los diferentes movimientos a la unidad para la lucha y la realización de aquel acto, cuando luchadores del pueblo están siendo perseguidos y asesinados por la reacción.

El acto culminó con una manifestación, donde centenas de banderas rojas y consignas fueron erguidas saludando el primero de Mayo clasista, la alianza operario-campesina, la lucha de los trabajadores contra sus enemigos en común: la gran burguesía, el latifundio y el imperialismo. La manifestación terminó con la quema de la bandera yanqui, mil veces odiada por los pueblos y naciones oprimidas del mundo.

El primero de mayo clasista combativo representa la expresión del crecimiento de las protestas populares y de una parcela cada vez mayor de la clase trabajadora que en medio a lucha, enfrentando los oportunistas y la reacción, adquieren la conciencia de que apenas con la organización y movilización de la clase, ella podrá liberarse de los pesados grilletes de la explotación, de la miseria y de la opresión.

La farra de las centrales gubernistas

Mientras era celebrado el 1º de Mayo clasista, los pelegos* dentro de las centrales, hombro a hombro con grandes empresarios y políticos corruptos de carrera promovían sus "show comicios" y "show misas" con gran distribución de premios. CUT, Fuerza Sindical y pelegos menores reunieron en sus palenques los ministros Luiz Marinho, Carlos Luppi, Marta Suplicy, empresarios, candidatos, cantores y artistas. Una fiesta sin significado que atrae millares de personas esperanzadas en conquistar un apartamento o un automóvil nuevo, o por asistir un show gratuito de sus ídolos.

Lejos de las fábricas, lejos de las escuelas y universidades, lejos de la dura realidad de la clase trabajadora, sin la menor referencia al significado del 1º de Mayo.

Esta farra de la conciliación de clases fue iniciada en abril último en el Congreso Nacional con la legalización de las centrales sindicales. La aprobación del proyecto que regularizó las centrales y les rendirá un presupuesto millonario con los 10% oriundos del impuesto sindical y fue festejada con un suntuoso cóctel con espumantes, mucho whisky escoses y vino italiano que costaron nada menos que R$ 17,5 mil reales.

Y es la paga del oportunismo por la completa traición de la clase operaria.

* Pelego: En Brasil nombre dado a  aquel "líder" sindical o político  que tiene la función de amortiguar y distraer la lucha de sus representados. Trabaja disimuladamente contra los intereses de los trabajadores   
Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira