Cabras de Lampião vuelven a la caatinga

A- A A+

Karl Marx nació en el año de 1990 y vive en Serra Talhada, municipio del interior del estado de Pernambuco. Actor y danzarín, es hermano de Sandino Lamarca

http://www.anovademocracia.com.br/48/20a.jpg
Karl Marx faz o papel de Lampião nas apresentações do Grupo

Los dos forman parte del Grupo de Xaxado Cabras de Lampião, una de las muchas actividades desarrolladas por la Fundación Cultural Cabras de Lampião, fundada en 1995 e idealizada por su padre, Anildomá Willams de Souza – escritor del tema del cangaço² y marxista "por convicción" – por su madre, Cleonice Maria, investigadora de la cultura regional y profesora de danzas populares, además del investigador Gilvan Santos, entre otros. Karl Marx siempre participó de actividades culturales, ya que la cultura y el arte siempre estuvieron presentes en su casa. Comenzó desde bien joven a bailar y hacer teatro. En el grupo Cabras de Lampião perfeccionó su técnica, ya que todos los integrantes participan de talleres de interpretación, expresión corporal y bailes populares.

Claro que nuestro espectáculo es original, de raíz, pero no podemos perder de vista la valorización técnica, estética y artística – dice Karl Marx.

El grupo Cabras de Lampião reúne personas nacidas en Serra Talhada, la antigua Villa Bella, donde nació Virgulino Ferreira de la Silba, que entró para la historia con el apodo de Lampião.

– Nací, fui niño y adolescente oyendo historias de antiguos cangaceiros y de volantes (nombre dado a los policías que se movían de ciudad en ciudad a la busca de cangaceiros), me envolví en aquellas aventuras de Lampião, con su coraje en desafiar los coroneles y hacenderos, saqueando villas y ciudades, se autodenominando "gobernador del sertão", haciendo poesías, bailando xaxado, tocando zanfona y guitarra y, aún con poco estudio y ninguna noción ideológica, diciendo que "hombre ninguno nació para ser pisado" – dice y enmienda.

La región sertaneja acostumbra homenajear todo cuánto es coronel, los peores fascinaras, que combatieron nuestros abuelos, que expulsaron los indios de esta parte de Brasil, y que hoy son nombres de avenidas, estatuas en plazas, nombres de escuelas y hasta de ciudades. ¿Y Lampião con su gente, los que desafiaron la estructura reaccionaria del poder, no merecen sean recordados? ¡Merecen! – afirma – Los descendientes de los coroneles no van a hacer esto. Ellos hacen de todo para inmortalizar sus padres y abuelos, pero nosotros, descendientes de los que fueron masacrados, no podemos dejar que todo se pierda en las brumas del tiempo, tenemos que decir al mundo que en el pasado hubo lucha, si espejarnos en el coraje de Lampião, de Antonio Consejero, de Zumbi de los Palmares, Corisco y muchos otros, para luchar hoy, sin miedo, con la historia en la mano. Fue agarrado en ese argumento que nació ese movimiento, con un puñado de artistas, para rescatar y mantener nuestra historia – acentúa Karl Marx.

Anildomá de Souza refuerza las palabras del hijo, recordando que:

– En Serra Tallada sólo había homenajes para los miembros de las oligarquías, los coroneles, los grandes hacenderos, empresarios y miembros de esas dinastías. Entonces resolvimos homenajear un hijo de la tierra y gente del pueblo. Además de eso, a pesar de Lampião haber nacido aquí, notamos que no se hablaba más de él, las oligarquías insistían en borrar su historia. Decidimos entonces recomenzar el debate sobre el cangaço y mostrar que él no es sólo folclore, pues lo que motivó el cangaço aún está presente en la vida del pueblo: es la sequía, la explotación del latifundio, la concentración de tierra y de las riquezas y los corrales electorales que sostienen esa explotación.

Anildomá añade:

Se engaña quién pensar que los coroneles de la política son cosas del pasado. Una prueba está en el resultado de las elecciones del día 5 de octubre, cuando la mayoría de los alcaldes electos en la región trae en los apellidos los linajes de los antiguos coroneles³, son miembros de las mismas dinastías. Esas oligarquías que generaron el cangaço aún están presentes en la vida del pueblo sertanejo, aún son muy fuertes y no actúan de forma muy diferente de lo que hacían en aquel período. Por eso resolvemos abrir ese debate contras las injusticias sociales a la luz del cangaço, ese es nuestro principal propósito, sin perder de vista la cultura popular, las tradiciones, la literatura, la música, el baile y todo legado de los cangaceiros.

Acervo popular

Antes aún de comenzar a estudiar la cultura del cangaço, Karl Marx dice que su familia conoció algunos cangaceiros y volantes, además de personas que testificaron episodios de la época.

Conocemos los cangaceiros Sila, Candeeiro, Zabelê, Cajarana, Gitirana, y personas que combatieron como el teniente Davi Jurubeba, João Gomes de Lira y algunos otros. Tenemos un razonable acervo con testimonios en vídeo y DVD de más de treinta cangaceiros, documentarios, películas, libros, etc.

Este acervo que rescata la memoria de un periodo histórico que contribuyó para la construcción de la identidad del pueblo pernambucano, se encuentra en el Centro de Estudios e Investigación del Cangaço – EPEC, también creado por la Fundación Cultural Cabras de Lampião. Buena parte del material fue coleccionado por Anildomá que comenzó a nutrir pasión por el tema aún niño.

Desde pequeño colecciono libros, documentos, todo lo que pudiera encontrar sobre aquella época, cuando el bandidismo social era una forma de reacción a la miseria y represión de los latifundistas.

La Fundación Cultural Cabras de Lampião es responsable también por la creación y producción de eventos culturales, como las diversas muestras de Teatro; la Celebración del Cangaço – un tributo a Virgulino que desde el año de 1994 es realizado el último domingo de julio; presentaciones artísticas regionales conocidas como En el Terreiro de la Hacienda; El Juicio de Lampião– lo que no aconteció el siglo XX y Encuentro Nordestino de Xaxado, evento anual realizado siempre en el primer final de semana de junio; también creó y mantiene la Escuela de Xaxado Virgulino Ferreira; coordina el Programa de Paseo Turístico Ecológico "Nas Pegadas de Lampião"; creó, el año de 2001, y administra el Museo del Cangaço, de Serra Tallada, en sitio Pasaje de las Piedras, donde nació Lampião y reestructurado por el Programa BNB de Cultura / 2006; creó, en 2007, y administra el Museo del Cangaço/Centro de Estudios e Investigaciones del Cangaço (CEPEC); fue contemplada con el "Premio Culturas Populares – Maestro Duda 100 Años de Frevo", por el MINC, en 2007; fue transformada en Punto de Cultura Artes del Cangaço – Programa Cultura Viva / Ministerio de la Cultura, desde enero de 2008; participó de la programación de la 2ª Semana Nacional de Museos, por el IPHAN/MINC, en mayo/2008.

El reconocimiento por el trabajo ya resultó en muestras, documentarios y especiales para TV, a ejemplo de los programas Identidad Brasileña, por el Jornal Nacional (Red Globo); Clip Cangaceiros, producción Provídeo Natal, dirección Tony Maciel; Lampião, una historia de amor y sangre. Globo News, 2006; Materia/documentário Casa de Lampião y Xaxado, TV Asa Branca/Red Globo; Lampião – Diario Reporter, de la TV Diario; Lampião, Mort o Vif de la TV Hibou Production – TV Rennes – Francia en 2006; La Moda en el Cangaço, producción pernambucana; Alpercata de Rabicho, producción y dirección de Petrônio Lorena; I Encuentro Nordestino de Xaxado. Especial en el Globo Comunidad; Cangaceiros invaden ciudades, especial para TV Senac (São Paulo – SP); El Rey del Cangaço, especial para TV Cultura (Río de Janeiro); La Llegada de Lampião en Olinda, especial para TV Guararapes. El Rey del Cangaço, especial para TV Pernambuco; Diversas materias y especiales para TV Asa Branca (Red Globo – Caruaru) y TV Grande Río (Red Globo, Petrolina) y el documentario de la Red Globo de Televisión – Regional TV Asa Branca: Virgolino: del Hombre al Mito – 70 Años de la Muerte de Lampião.

http://www.anovademocracia.com.br/48/20b.jpg

Esa valorización de nuestras actividades – analiza Karl Marx – es fruto del papel histórico del propio cangaço. Ningún otro movimiento en Brasil tiene la fuerza cultural del cangaço. Tenemos ropa e indumentaria propias, baile y música propias, gastronomía, lenguaje, expresiones, el ambiente es propio, y por ahí va. Cuando luchamos en defensa de la cultura del cangaço, no es para hablar de folclore como una broma, para agosto, mes del folclore, hablamos del cangaço denunciando que las heridas sociales que generaron las revueltas sociales a finales del Siglo XIX son las mismas que aún hoy, en pleno Siglo XXI, continúan ardiendo, supurando, doliendo. Es preciso restaurar la historia de Lampião en la óptica social. Debatir el cangaço es discutir nuestra identidad cultural, la sequía, la falta de tierra para quién en ella trabaja.

La situación actual del pueblo de Serra Tallada no es muy diferente de la época de Lampião. Un ejemplo son los ‘retirantes’ (emigrantes) que antes huían de la sequía e iban para el Sudeste intentar la suerte y buscar medios de supervivencia. Hoy, en la época de la cosecha de la caña de azúcar en el Sur y Sudeste, diariamente salen autobuses colmados de personas que van a trabajar en el corte de la caña, y todos sabemos que en situación de esclavitud. O sea, es mano de obra esclava que continúa siendo generada por la concentración de tierra y por el latifundio. Por eso fortalecemos la identidad cultural de nuestro pueblo para llegar a la transformación social, que es urgente – completa Anildomá.

Resistencia cultural

Cuánto a la cultura hegemónica y del interés de las clases dominantes y del imperialismo propagada a través de los medios de comunicación de masa, Karl Marx dice que su predominancia es un crimen contra el pueblo.

Esa cultura que aliena y que no dice cosa con cosa, que explora la mujer, la vulgaridad, las deficiencias, son altamente prejudiciales al pueblo brasileño. Admiramos las otras culturas – cultura, en el sentido verdadero – pero primamos por la nuestra. Es claro que los capitalistas de la industria fonográfica explotan y engañan las masas con una música vulgar, que impide pensar, que aleja de la realidad. Los medios de comunicación, en general, están al servicio de la clase dominante. Lo peor es que no es un problema de una determinada región de Brasil, la crisis cultural es general. Sin embargo, no podemos olvidar de los focos de resistencia, que  proliferan en cada ciudad. Aquí en Serra Talhada fuimos nosotros quienes creamos el slogan "capital del Xaxado" y la población asumió, por qué ven en eso la cara de los cangaceiros, que eran gente del pueblo. Provocamos un gran debate. La élite del sertão – descendientes de los antiguos coroneles – continúa a estallar el látigo, intentando esconder el nombre del Comandante de las Caatingas, diciendo que estamos haciendo apología al crimen y al bandidismo, pero conseguimos derrumbar muros y ellos son obligados a tragar nuestro trabajo cuando anunciamos, en desafío, diciendo "Lampião es el hijo más ilustre de Serra Talhada". ¡Ellos quieren que sea el diputado Inocêncio Oliveira! ¡Se quedan enojados con nosotros! Y aún provocamos con más un argot que suena como un trueno en el juicio de ellos, que dice así: "quién piense ser locura invertir en cultura, es por qué no sabe el precio de la ignorancia". Aquí en Pernambuco existen varios fórums de debates acerca de la cultura, y eso ya es una señal de esperanza.

Pero eso no basta, dice Marx:

Es necesario actuar, es urgente la creación de políticas públicas para cultura en el municipio, en el estado, es preciso comenzar a debatir en las salas de aula, en los grupos de jóvenes, en los sindicatos, en las asociaciones de amigos, en los asentamientos de los trabajadores sin tierra, la cultura debe estar en todo lugar, todo el tiempo. Acostumbramos decir por ahí que la cultura jamás muere porque es pueblo. Ella renace cada acción y actitud del hombre – y finaliza:

– Considero fundamental el papel de la cultura popular para fortalecer el conocimiento de la historia y la transformación de la sociedad. Nuestro trabajo es hacer un análisis crítico del presente teniendo el pasado como referencia, además de trabajar con la identidad cultural como barrera de defensa contra el inmediatismo que el imperialismo utiliza para imponer una "cultura" de vulgaridades. Es contra esa falsa cultura de modismos que luchamos. Es también contra la presentación del sertanejo de forma caricatural y deformada, como vemos en esos medios de comunicación que hacen el juego del imperialismo.

Distante 412 km de la capital, con una población que tiene origen entre los campesinos, Serra Talhada, además de la presión de las metrópolis, sufre con la opresión de las viejas oligarquías latifundistas que se eternizan en el poder y se utilizan del látigo, en todas las formas como él se presenta, para oprimir el pueblo. Es en ese escenario que la Fundación Cultural Cabras de Lampião hace prevalecer un legado de muchas generaciones, con raíces fuertes y profundas. A través de la música, de las vestimentas, del baile, del lenguaje, de la gastronomía y de los gestos usados en sus presentaciones, la familia comunista y sus compañeros prestan un inestimable papel a todo el pueblo brasileño, que resiste y avanza, a pesar de tantas dificultades y de los viejos y nuevos coroneles.

Contactos con el grupo por internet: www.cabrasdelampiao.con.br


¹Caatinga región semiárida con vegetación arbustiva sin hojas en la sequía
²Cangaço: región donde actuaban los cangaçeros
Cangaçeiros: rebeldes armados que actuaban en el interior nordestino
³Coronel= latifundista de esa región

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

 

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira