Viejo Estado sin rostro prende sin juzgar, tortura y asesina impunemente

A- A A+

Latifundistas, Luiz Inácio y Ana Júlia Carepa, gerentes de turno del viejo Estado, bandos de pistoleros y paramilitares desencadenan campañas de persecución y aniquilamiento de campesinos y liderazgos en varias regiones del país. Todo justificado descaradamente por el monopolio de los medios de comunicación. La regla general es aterrorizar las masas y no dejar liderazgos vivos, eliminándolos como criminales comunes e impunemente. Las masas campesinas luchan y avanzan, desafiando la orden secular del latifundio, emprendiendo nuevas tomas y reconquistando la tierra para quién en ella vive y trabaja.

Rio Crespo – RO

Los campesinos del campamento Terra Boa retomaron, en el inicio del mes de noviembre, las tierras de la línea C-100, del municipio Río Crespo, distante cerca de 150 km de la capital Porto Velho. El día 4 de ese mismo mes, varios pistoleros fueron mandados en varias camionetas por los hacenderos que se dicen dueños del área.

Hace varios meses las familias enfrentan las evasivas del INCRA, que no da solución para el problema de la posesión de la tierra, que queda en una área de varios burareiros1 , y las amenazas y ataques de pistoleros al mando de un verdadero consorcio de hacenderos formado para perseguir y expulsar los campesinos.

Monte Santo – BA

Emboscada y matanza

El día 15 de octubre, tres campesinos fueron asesinados en Monte Santo, Bahia, cuando se dirigían a pie de la Hacienda Capivara en dirección al asentamiento Santa Luzia da Bella Vista donde acontecía una reunión con el INCRA.

En el camino, ellos fueron sorprendidos por una emboscada preparada por pistoleros. Los campesinos Tiago (48 años), Luiz (24) y Josimar (23), fueron cobardemente asesinados y sus cuerpos fueron abandonados en la margen de la carretera.

De acuerdo con una nota publicada en el sitio resistenciacamponesa.com, los abogados de los campesinos, Tatiana Y. Días Gomes y João Alexandrino de Macedo Neto, dicen haber fuertes indicios de que los asesinatos fueron ordenados por grileiros* de tierras de la región de la Hacienda Capivara. Los abogados también denuncian que desde el año pasado ya ocurrieron seis asesinatos de trabajadores rurales en la región envueltos en la lucha por la tierra.

Rondonia

La saga de Gerolino

Primer acto: Brillantes perspectivas

En los días 22 y 23 de agosto, el campesino Gerolino Nogueira de Souza, 56 años, se despedía optimista de sus compañeros después del victorioso 5º Congreso de la Liga de los Campesinos Pobres de Rondônia. En junio él había sido ilegalmente prendido en Unión Bandeirantes por la PM y llevado para el presidio Urso Branco, en Porto Velho. Animado con las perspectivas de avance de la Revolución Agraria, el campesino retornó para su área, cuando recomienzan las persecuciones en un verdadero calvario de sufrimientos, falta de respeto, injusticias, prisiones y desapariciones. Finalmente, en noviembre, sus compañeros de la Liga de los Campesinos Pobres y apoyadores de la lucha campesina lo localizaron, librándolo de la absurda condición de cárcel privada en que se hallaba sometido por la funcionaria del INCRA de Rondônia, Márcia Pereira y por agentes de la Policía Federal.

Perros de guardia del latifundio

El día 9 de septiembre Gerolino fue prendido en el distrito de Unión Bandeirantes, durante operación ilegal de la Policía Ambiental en conjunto con pistoleros que usaban uniformes y policías militares de Jaci-Paraná, Unión Bandeirantes y Mutúm-Paraná. En esa acción, 30 soldados fuertemente armados atacaron las familias del campamento Nova Conquista. En la ocasión el comandante de la operación, mayor Josenildo Jacinto Nacimiento, llevó los campesinos detenidos para la sede de la hacienda Mutúm, donde fueron sometidos a torturas. (Ver AND nº 47, octubre de 2008 – Criminalización, tortura, prisión y asesinatos de campesinos en la Amazonia)

Estos hechos ocurrieron exactamente 9 días antes de terminar el plazo dado por la Justicia Federal para que el latifundista Luis Carlos Garcia (conocido como "Luis de la Dipar") desocupase el área, una vez que las tierras fueron reconocidas como siendo de la Unión.

Segundo acto: en la mazmorra feudal

Gerolino fue enviado nuevamente para el presidio Urso Branco junto con otros nueve campesinos, entre los cuales 3 mujeres, sin haber sido formalizada cualquier acusación.

Los campesinos fueron liberados después de una campaña de denuncias realizada por apoyadores, siendo que sólo Gerolino continuó prendido, aún sin haber cometido ningún crimen.

Encadenado en el hospital

Después de haber sido mantenido preso en el Hospital João Paulo II encadenado en una silla por siete días y después más 37 días en el presidio Urso Branco, el día 26 de septiembre la jueza Sandra A. Silvestre Frías Torres concedió una orden de soltura a Gerolino. Sin embargo, él sólo fue liberado el día 23 de octubre.

Secuestrado

Según denuncia de la Liga de los Campesinos Pobres de Rondônia y Amazonia Occidental, desde el día 23 de octubre cuando habría dejado el presidio, el campesino Gerolino Nogueira de Souza quedó desaparecido, aunque abogados, sus compañeros de la LCP y apoyadores hayan golpeado en todas las puertas de las autoridades en el estado. Solamente más tarde se descubrió su paradero. En realidad, él había sido mantenido todo ese tiempo en cárcel privada por la Policía Federal, con la complicidad de la ouvidora agraria en el estado.

A partir de esa fecha, la Policía Federal y el INCRA mantuvieron en sigilo la localización de Gerolino, interrogándolo sin la presencia de un abogado, con el pretexto de "protegerlo". Después de haber sido localizado, una comisión de profesores, estudiantes, abogados y apoyadores tuvo que solicitar insistentemente una audiencia con Gerolino. Todo lo que se consiguió fue una conversación rápida bajo la vigilancia de agentes de la Policía Federal. Lo que se reveló posteriormente es que la ouvidora agraria Márcia Pereira y agentes federales chantajeaban Gerolino llevándolo ora para comer fuera, ora para dar una vuelta y aún ofreciéndole un lote si él cooperase con informaciones.

"¡¡¡Absurdo de los absurdos!!!"

La LCP protestó en nota:

"Toda esta acción es una de las más escandalosas que ya ocurrieron en Rondônia. Desalojo y prisiones sin mandatos judiciales, violencia y tortura de la policía contra los campesinos, prisión de reos primarios y sin juicio en el Presidio Urso Branco, cárcel privada. Pero esta práctica es regla y de modo ningún excepción en relación a los pobres en Rondônia. Basta que veamos la situación del presidio Urso Branco, con superpoblación, casos y más casos de torturas, prisiones sin juicio ni acompañamiento jurídico, presos que ya debían estar en libertad. Situación gravísima que puede explotar a cualquier momento.

Y toda esta represión del Estado al servicio del latifundio es aún peor contra aquellos que como Gerolino osan luchar por un pedazo de tierra y oponerse la grileiros inescrupulosos y policías corruptos. Convocamos a todos los verdaderos demócratas brasileños a seguir en la lucha por la libertad del campesino Gerolino."

Ciertamente no el último, tampoco uno de los últimos actos:

AND recibió en el último 16 de noviembre la comunicación de que Gerolino finalmente fue encontrado por sus compañeros de la LCP y amigos y llevado de vuelta para junto de las familias de Unión Bandeirantes. Con la salud bastante debilitada, Gerolino fue conducido por sus compañeros para otra localidad para tratamiento y recuperación de las agresiones y malos tratos sufridos.

Corumbiara - Retomada de la hacienda Santa Elina

Pistoleros a suelta, trabajadores prendidos

El Comité de Defensa de las Víctimas de Santa Elina publicó en nota que el día 7 de noviembre que las familias acampadas en la hacienda Santa Elina, en el municipio de Corumbiara, fueron atacadas por policías militares. Los policías, en cinco patrulleros, invadieron y revisaron barracas causando revuelta en las familias y en los habitantes de las casas vecinas. Tres campesinos fueron prendidos durante la acción, incluyendo una mujer, por protestar contra la violencia policial.

El CODEVISE (Comité de Defensa de las Víctimas de Santa Elina) denuncia que esta acción es una entre las muchas acciones del latifundio que prepara terreno para futuros ataques a las familias acampadas. Los campesinos relatan que después de la operación policial fueron realizados decenas de disparos contra el campamento.

La Ouvidoria Agraria y el INCRA fueron avisados sobre los ataques y una comisión de campesinos fue hasta la Policía Federal, en la ciudad de Vilhena, donde entregaron decenas de cartuchos deflagrados en los ataques al campamento. Ninguna providencia fue tomada por las autoridades.

Buritis

En la madrugada del día 10 de noviembre, policías civiles y militares del municipio de Buritis realizaron una operación en el distrito de Jacinópolis y en las líneas 5 y BR-421 en el área de Capivari.

Cuatro campesinos fueron prendidos en la operación. Uno de ellos es dueño de un bar en Jacinópolis y los demás campesinos son miembros de una de las familias más antiguas de la región.

Durante la prisión de uno de los campesinos, los policías dispararon e hirieron su esposa, que tuvo las dos piernas atravesadas por el proyectil. Después de la acción cobarde de un policía de nombre Marcos, los policías se recusaron a llevar la mujer hasta el hospital, y sólo lo hicieron debido a presión de la familia.

Ninguna de esas acciones policiales fue hecha con mandato o cualquier documento legal. El aparato de guerra ostentado por los pistoleros cuenta con el apoyo de motocicletas y coches descaracterizados y con policías usando capuces. Durante la invasión de la casa de la familia del señor Floriano los policías gritaban que no estaban allá para prender y sí para eliminar personas constantes en una lista en su poder.

Pentecostes –CE

Campesinos realizan acto en defensa de la lucha por la tierra

En 10 de octubre último, decenas de familias campesinas que ocupaban la hacienda Baiana sufrieron una acción de desalojo ilegal cumplida por policías civiles y militares armados de fusiles.

La Liga de los Campesinos Pobres del Nordeste divulgó recientemente que el día 1º de noviembre, esas mismas familias promovieron un acto contra la criminalización del Movimiento Campesino y en defensa de la lucha por la tierra.

El acto organizado por las familias contó con la presencia de intelectuales, representantes del movimiento sindical y del movimiento estudiantil. Los manifestantes se concentraron en la plaza del CSU, localizada en la ciudad de Pentecostes/CE, y se dirigieron hasta la feria de la ciudad, local de gran concentración de personas, sobre todo de la masa campesina, los sábados.

Durante el trayecto fue distribuido un manifiesto de denuncia sobre la acción policial, informando la población sobre la situación de los campesinos que persisten en la lucha organizados en un campamento a 3 kilómetros de distancia del latifundio.

Durante el acto, fue abierta una llamativa franja con la frase El pueblo quiere tierra, no represión! Los oradores manifestaron repudio a la acción de la policía y denunciaron el latifundista Osvaldo Forte como supuesto mandante de la acción. Las organizaciones presentes reiteraron su apoyo a la lucha de los campesinos pobres de Pentecostes.

Centenares de personas pasaron por la feria y presenciaron esa gran demostración de firmeza y combatividad de los campesinos y la bandera de defensa de la lucha por la tierra fue exhibida para toda la ciudad.

Lagoa dos Gatos –PE

"¡La Peri-Peri será nuestra!"

El último día 11 de noviembre, después de más de cuatro meses de la toma de la hacienda Peri-Peri por los campesinos pobres de Lagoa dos Gatos, un fuerte aparato de represión fue enviado para retirar las más de 70 familias de la tierra.

La Liga de los Campesinos Pobres del Nordeste atribuye el mando de la acción policial al latifundista Eduardo da Fonte. El desproporcional aparato militar, compuesto por un helicóptero, dos autobuses, caballos, perros, Grupo de Acciones Tácticas Especiales – GATE y varios patrulleros fue movilizado para intentar intimidar los campesinos.

Durante la acción, los policías colocaron fuego en las barracas y destruyeron la plantación, soltaron el ganado sobre ella, cortaron los pies de banana a golpes de hoz y machete. Soldados montados pisotearon la plantación con sus caballos.

Los campesinos de la Peri-Peri protestaron contra la acción truculenta a mando del latifundio y, en nota, dejaron expresa su firme determinación de permanecer en aquella tierra donde trabajan y luchan. Los campesinos declaran:

"Hace cuatro meses, la tierra donde sólo se plantaba pasto para ganado había sido liberada y la producción de alimentos de las familias campesinas crecía cada día. Primero, plantamos en el alto, que aún estaba mojado. Pero después que el verano apretó fuimos para la margen. Ahí comenzó nuestra riqueza. Un domingo de sol, más de cien compañeros y compañeras trabajaron pesado para limpiar las canaletas y cerrar la represa para comenzar la riega. Plantamos porotos, maíz, macaxeira, papa, coentro, lechuga, sandia, banana, etc. Vimos que el sueño de tener un pedazo de tierra para producir puede hacerse realidad. ¡La lucha apenas comenzó! ¡No desistiremos de nuestro sueño! Estamos acampados próximos a la hacienda y llamamos todos los campesinos sin tierra o con poca tierra a juntarse a nosotros para proseguir la lucha!"


1. Pedazos de tierra con cerca de 400 alqueres que el INCRA concedió a hacenderos en los años 70, que pasaban a tener el derecho de explotación, pero no de posesión. Muchos recibieron gordas financiaciones del gobierno para producir en las tierras, pero la mayoría de ellas no posee una única mejora (lo que impide cualquier derecho de estos hacenderos sobre esas tierras).

*Grileiro: aquel que se adueña de una tierra con documentación adulterada.

Traducciones: Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

Edição impressa

Endereços

Jornal A Nova Democracia
Editora Aimberê

Rua Gal. Almério de Moura 302/4º andar
São Cristóvão - Rio de Janeiro - RJ
Tel.: (21) 2256-6303
E-mail: [email protected]

Comitê de apoio em Belo Horizonte
Rua Tamoios nº 900 sala 7
Tel.: (31) 3656-0850

Comitê de Apoio em São Paulo
Rua Silveira Martins 133 conj. 22 - Centro
Reuniões semanais de apoiadores
toda segunda-feira, às 18:45

Seja um apoiador você também!

Expediente

Diretor Geral 
Fausto Arruda

Editor-chefe 
Matheus Magioli Cossa

Conselho Editorial 
Alípio de Freitas (In memoriam)
Fausto Arruda
José Maria Galhasi de Oliveira
José Ramos Tinhorão 
José Ricardo Prieto
Henrique Júdice
Hugo RC Souza
Matheus Magioli Cossa
Montezuma Cruz
Paulo Amaral 
Rosana Bond

Redação 
Matheus Magioli Cossa
Ana Lúcia Nunes
Matheus Magioli
Rodrigo Duarte Baptista
Vinícios Oliveira