Huelga en las universidades federales enfrenta sindicatos oficialistas

https://anovademocracia.com.br/94/09a.jpg
https://anovademocracia.com.br/94/09a.jpg

Huelga en las universidades federales enfrenta sindicatos oficialistas

Print Friendly, PDF & Email

La actual huelga en las instituciones federales de enseñanza superior – que ya dura más de 90 días – ha expuesto la postura antipueblo de la gestión Rousseff y el colaboracionismo de varios sindicatos docentes, principalmente. En la Universidad Federal de Goiás (UFG), a pesar de las varias tentativas de desmovilización por parte del sindicato, los profesores, técnico-administrativos y estudiantes aprobaron la continuidad de la huelga y ahora proponen la radicalización de las protestas.

Faixa no Hospital Universitário do Fundão, UFRJ

El último día 14 de agosto, 741 docentes, reunidos en asamblea, decidieron por la continuidad de la paralización en la UFG. En la semana que antecedió la asamblea, los docentes fueron extremadamente presionados para retornar a las actividades. La Asociación de los Docentes de la Universidad Federal de Goiás – ADUFG solicitó a los directores de unidades académicas que promovieran reuniones entre el sindicato y los profesores para presentar la propuesta del gobierno que había sido acertada con la Proifes – Federación de Sindicato de Profesores de Instituciones Federales de Enseñanza Superior.

– Está habiendo una presión de los directores para que la huelga sea concluida. Yo participé de una de esas reuniones en la Facultad de Historia y dije: “yo vine a invitarlos para la huelga porque ella sólo puede ser decidida y concluida por una decisión soberana de la Asamblea, la ley de huelga dice eso, los estatutos dicen eso”. Los directores no pueden colocar en la pauta que van a deliberar sobre la huelga, es increíble – cuenta la profesora jubilada de la Facultad de Historia y miembro del Comando Local de Huelga de la UFG, Ana Lúcia da Silva.

Pero, a pesar de las presiones, la huelga continúa con vigor en la UFG y en las otras IFES. 57 de ellas, en asambleas realizadas en la última quincena de agosto, ya decidieron por la continuidad de la paralización.

Separados por la historia

Protesto dos sevidores da UFMT diante das obras para a copa

En la reciente paralización de las IFES, la lucha contra el colaboracionismo de los sindicatos ha sido una de las principales tónicas de la huelga. La gubernista Proifes fue contra la huelga desde su inicio y desde entonces ha trabajado para desmovilizar y despolitizar la categoría. Según Ana Lúcia da Silva, está claro que existen dos concepciones sindicales:

– Lo que la historia separó, la vida no une. Son dos visiones de sindicato que se expresan en la ADUFG. Cuando el sindicato comienza a tener una recaudación fuerte, él comienza a pensar que puede transformarse en un prestador de servicios y el trabajo sindical verdadero desaparece.

La ADUFG – que es base de la Proifes – fue contra la huelga e incluso intentó impedir que la huelga fuera iniciada en la UFG. En una asamblea realizada el día 6 de junio, llegó a retirarse del auditorio y después pasó a oponerse a iniciar la huelga. El día 11 de junio, una masiva asamblea docente confirmó la huelga y la organización del Comando Local. Después, el sindicato acabó aceptando la paralización y pasó a formar parte del Comando Local de Huelga, pero, de acuerdo con Ana Lúcia Silva, las acciones desmovilizadoras continuaron:

– Ellos forman parte del Comando de Huelga, pero no participan de las reuniones y después llaman esas reuniones en las unidades para que ellos puedan ir como dirección de la ADUFG y presentar la propuesta del Proifes. El acuerdo de ellos con el gobierno fue hecho sin la base porque todas las asambleas de huelga rechazaron el acuerdo: GO, BA, SC, PI, CE y RS.

– Entonces es una visión que no acepta las deliberaciones de asamblea. Ellos parten de la idea de que es la dirección sindical que decide y no una asamblea soberana – se indigna la profesora.

Ocupação da reitoria da UFPel

A pesar de formar parte del Comando Local de Huelga desde el día 18 de junio, la ADUFG actuó varias veces contra las deliberaciones de la asamblea.

El día 18 de julio, la Proifes  envió una propuesta de 15 puntos al gobierno, sin oír ninguna de las ocho asambleas de huelga de las universidades que forman parte de su base sindical y mucho menos del universo de 57 IFES en huelga. En 24 de julio, el gobierno presentó una contrapropuesta, aceptada por la Proifes  y que pasó a ser defendida con vehemencia por la ADUFG. A partir de esa posición tomada por el sindicato local, la asamblea  de huelga de la UFG decidió que la ADUFG debería retirarse de las mesas de negociación junto al Proifes, reafirmó que esa Federación no representaba la categoría y que el pago del impuesto sindical que era repasado al Proifes  debería ser enviado al Comando Nacional de Huelga, mientras durara la paralización. Ninguna de las decisiones de la asamblea fue cumplida por la ADUFG hasta el momento.

Pero la gota que colma el vaso aún estaba por venir. El día 28 de julio, la ADUFG adhiere, contrariando una vez más la asamblea, al plebiscito organizado por la Proifes  sobre la continuidad de la huelga. En todo el país, el plebiscito organizado por la Proifes  fue votado por 5.222 profesores, 3% de la categoría que es de 164.650 docentes en las universidades federales.

Pero, hasta el momento, las tentativas de desmovilización de la huelga en la UFG han sido malogradas por la actuación firme de los docentes, técnico-administrativos y estudiantes. Las tres categorías han llevado la huelga adelante y propuesto su radicalización.

Reitoria da UnB ocupada

El último día 13, los funcionarios de la CAPES – Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior – entraron en huelga. El día 14 fue la vez de los funcionarios del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPQ) adherir a la paralización. Con la paralización de los dos órganos, varios programas de Posgraduación  también pararon las actividades y ahora ella se extiende hasta por los cursos a distancia.

El día 13 de agosto, los técnicos impidieron el funcionamiento de la rectoría de la universidad y, en las unidades académicas, docentes y estudiantes están convocando una huelga de ocupación, como ya ocurre en algunas universidades del país. A pesar del cansancio, los huelguistas están optimistas y creen que las negociaciones deben avanzar en los próximos días.

Resistencia en defensa de la universidad pública

Sólo la Proifes  aceptó propuesta de la gestión Rousseff de achatamiento salarial [para entender las propuestas del gobierno federal ver AND nº 93 – 1ª quincena de agosto de 2012].

A pesar de la acción disgregadora de esa federación, que representa sólo siete instituciones, cinco de esas universidades “representadas” por ella decidieron por la continuidad de la huelga. La huelga nacional es mantenida a través de asambleas, movilizaciones y acciones en 57 de las 59 universidades federales de todo el país y en 34 de los 38 institutos federales de educación tecnológica.

El día 1º de agosto, cerca de cien estudiantes del Colegio Pedro II, uno de los más tradicionales de Río de Janeiro, ocuparon el hall del edificio de la dirección general de la institución exigiendo la suspensión del calendario académico. Los estudiantes componen el comando de huelga unificado, del cual también participan profesores y funcionarios.

Reitoria bloqueada na UFBA

El día 2 de agosto, el Ministerio de la Educación reafirmó la postura intransigente de la gestión Rousseff de no negociar con los huelguistas y reveló el golpe tramado entre gobierno y su “federación de sindicatos” contra la universidad. El secretario de Educación Superior, Amaro Lins, declaró que el “acuerdo fue cerrado con la Proifes y será enviado al Congreso Nacional”.

– “Los términos del acuerdo están dados, y vamos a sostener eso en el Congreso. El gobierno no va a abrir más la negociación” – declaró arrogantemente el Secretario de Educación Profesional y Tecnológica Marco Antônio de Oliveira [fuente: globo.con en 2 de agosto de 2012].

El día 6, servidores técnico administrativos de la Universidad de Brasilia – UnB ocuparon el edificio de la rectoría de la institución y bloquearon la entrada de vehículos en la universidad. En la Universidad Federal del Ceará – UFC, funcionarios, técnico administrativos y estudiantes cerraron el acceso a la rectoría en la mañana de 7 de agosto. Los funcionarios exigen mejoría salarial, revisión del plan de carreras, reajuste en el ticket alimentación y mejorías de las condiciones de trabajo.

Al día siguiente, 8 de agosto, cerca de 150 servidores de la UFC también ocuparon la rectoría de la universidad. Ellos luchan por el aumento del piso salarial en 22,8% y la corrección de las pendencias de la carrera desde 2007. El mismo día, profesores, estudiantes y funcionarios ocuparon, durante media hora, la rectoría de la Universidad Federal de Pelotas – UFPel, en Río Grande do Sul. Un documento con las reivindicaciones de los huelguistas fue entregado antes que ellos desocupasen el edificio.

También el día 8, profesores y estudiantes en huelga de la Universidad Federal de Mato Grosso – UFMT y del Instituto Federal de Mato Grosso – IFMT protestaron frente a las obras de la Arena Pantanal. “Tienen dinero para la Copa y no tienen para la educación?” – era la frase de uno de los carteles de los huelguistas.

En 10 de agosto, profesores de la Universidad Federal de la Bahia – UFBA ocuparon la rectoría de la institución. Ese día, ocurrieron ocupaciones simultáneas de rectorías en universidades federales de diferentes regiones del país orientadas por el Comando Nacional de Huelga. Durante la ocupación, ocurrieron diversas actividades políticas y culturales reuniendo estudiantes y profesores de diversos campi de la universidad.

También el día 10, decenas de profesores y estudiantes ocuparon el zaguán del edificio de la rectoría del campus de la Isla del Fundão de la Universidad Federal de Río de Janeiro – UFRJ. Los técnico-administrativos de la universidad cubrieron las paredes y pilastras del local con lonas negras. Antes de la ocupación, una manifestación de estudiantes, profesores y funcionarios bloqueó el tráfico en la avenida Línea Vermelha.

Delante de todas esas acciones, el día 10 de agosto, el Abogado General de la Unión, Luís Inácio Adams, afirmó que los rectores que no informen el nombre de los huelguistas serán responsabilizados por improbidad administrativa. El rector de la Universidad Federal del Piauí ya afirmó que irá a cumplir el corte del salario de los huelguistas, pero el abogado del sindicato docente del Piauí afirma que el corte no se sostendrá legalmente.

Pero las protestas no cesaron y servidores técnico-administrativos de la Universidad Federal de Santa Catarina – UFSC bloquearon el acceso a la rectoría de la universidad el día 13 de agosto. Al día siguiente, un cartel de 34 metros fue colocado en el Hospital Universitario de la Universidad Federal de Río de Janeiro con la frase “SOS Huelga UFRJ”. Es el mayor cartel de huelga del mundo. El día 6, ellos ya habían bloqueado las entradas de la universidad. En la ocasión, neumáticos fueron quemados en la pista por los manifestantes.

El día 15 de agosto, los profesores realizaron una masiva marcha en Brasilia, exigiendo la reapertura de las negociaciones con la categoría y la presentación de una propuesta seria por parte del gobierno.

Hasta el cierre de esta edición, las asambleas de huelga realizadas en las universidades federales de varios estados habían rechazado la propuesta del gobierno y votado a favor de la continuidad de la huelga.

UFBA: la huelga continúa y sin sindicato colaboracionista

En 15 de agosto, 217 profesores de la Universidad Federal de la Bahia decidieron en asamblea destituir la dirección del Sindicato de los Profesores de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior de la Bahia – APUB, conectada a la Proifes/CUT.

El sindicato entró en la justicia pidiendo que cualquier votación referente a la destitución fuese impedida. La medida cautelar fue deferida por la justicia contra los miembros del comando de huelga, punidos con multa de R$ 5 mil caso procedieran a la votación…

Sin embargo, los demás profesores tomaron la dirección y dieron seguimiento a la asamblea sin la participación de los miembros del comando de huelga.

La destitución fue aprobada por amplia mayoría y enseguida fue electa una comisión para dirigir y organizar la elección para la entidad. Esa fue la respuesta al colaboracionismo del sindicato durante la huelga. Los dirigentes no sólo se negaban a cumplir las decisiones UFBA: la huelga continúa y sin sindicatos colaboracionistas en las asambleas que impedían, desde 13 de agosto, la afiliación de los docentes al sindicato.

Ahora, el sindicato está moviendo una petición pública contra la destitución de su dirección colaboracionista y llama de “golpismo” a la decisión soberana de la Asamblea. Pero golpismo es lo que el sindicato venía intentando hacer, al defender las posiciones gubernistas en detrimento de su base sindical y de la propia educación. En la UFBA, la huelga continúa, y ahora sin sindicato colaboracionista.

Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: