Iglesia quiere mantener las mujeres bajo la violencia de la Edad Media

Iglesia quiere mantener las mujeres bajo la violencia de la Edad Media

Print Friendly, PDF & Email

El aborto legal realizado en una niña de 9 años que interrumpió una gestación de gemelos desató una verdadera crisis de histeria en las clases reaccionarias, del alto clero y de la semifeudalidad que hicieron de los vehículos del monopolio de prensa verdaderas tribunas medievales.

El caso trata de una niña, cuya primera ovulación había ocurrido hace cuatro meses, con sólo 1,33 metro, pesando 33 kilos, que era estuprada por el padrastro desde los 6 años de edad, así como su hermana mayor, de 14 años.

El aborto fue realizado por el equipo médico del Centro Integrado Amaury de Medeiros – Cisam –de la Universidad de Pernambuco, en Recife, y contó con el apoyo de los representantes de los Consejos Regionales y Sindicatos de Medicina del Nordeste que divulgaron una nota de apoyo a la conducta de los médicos declarando que "tal procedimiento caracteriza un aborto legal, correcto e irreprensible desde punto de vista técnico y ético".

Pero después de ese acontecimiento, que salvó la vida de una niña, contando con el amparo de un equipo especializado, lo que debería ser derecho de todas las mujeres, vino el hecho más inusitado: todo el equipo médico que participó del procedimiento y la madre del niño, que autorizó el aborto, fueron excomulgadas por el arzobispo de Olinda y Recife, "Don" José Cardoso Sobrinho, todo eso con la amplia defensa de la cúpula de Vaticano.

La actitud del obispo sólo pudo sonar como los vapores del periodo de la caza a las brujas y de las hogueras inquisitorias, ya que la excomunión no es cosa que interfiera en la vida de las personas. Esa fue otra campaña reaccionaria de la institución religiosa con la pretensión de que sus viejos dogmas se sobrepongan a todo, que además de la criminalización del aborto, aún le dan connotación de "pecado". El viejo Estado reaccionario y la iglesia, con su moral feudal e hipócrita, tiran impiedosamente contra las mujeres del pueblo que, bajo ese sistema podrido, son blanco de todo tipo de abusos, discriminación, asedio sexual, violación, zurras y de feminicidio. Así como atacan mujeres víctimas de violación, como el caso de esa niña en Pernambuco y otros miles de casos que ocurren en todo el país, criminalizan también las mujeres que pretenden abortar gestaciones cuyo feto presenta graves anomalías como la anencefalia (ausencia del cerebro). Véase la onda reaccionaria que barrió Mato Grosso del Sur, donde el Ministerio Público abrió investigación sobre  centenares de mujeres pobres por haber hecho el aborto.

Pero ese episodio de la excomunión es uno de aquellos que revelan de tiempos en tiempos el anacronismo de la existencia de instituciones feudales y obscurantistas como la Iglesia Católica. Son impedimentos del desarrollo científico, como la investigación con células-tronco y otras, a través del lobby religioso en el Congreso, la condena del uso de métodos contraceptivos, del aborto, de las madres solteras y del divorcio, que objetivan mantener la mujer cada vez más prendida a dogmas reaccionarios, a la esclavitud y la opresión sexual. Aún la pretensión de que "la ley de Dios está por encima de la ley de los hombres", tentativa de hacer con que el derecho canónico se sobreponga a los códigos de los diversos países. Sin hablar que sólo en 1992 el Vaticano "perdonó" Galileo Galilei del "crimen" de haber dicho el siglo XVII que la tierra giraba en torno al Sol.

Y el obispo José Cardoso excomulga los médicos y la madre de la niña. Para la cúpula de Vaticano –los niños no tenían culpa, ni el "santo" estuprador, que mantiene intacta su integridad religiosa. Gran ventaja. Y tras las declaraciones, aún somos obligados a asistir los comentarios de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil – CNBB sobre lo que de hecho significa una excomunión, que "no es bien así…" y etc.

Aún sobre la cuestión del aborto, que es parte de la lucha por la emancipación de la mujer, hay aún muchas cuestiones que debemos abordar en un artículo más extenso y completo que trate de los aspectos científicos y sobre la propia concepción del embrión humano y su desarrollo hasta el nacimiento del bebé, el derecho de la mujer sobre su propio cuerpo y la lucha contra la criminalización del aborto.

En pleno siglo XXI sigue la lucha contra el obscurantismo, por la desmitificación de los dogmas feudales y por la victoria de la verdad científica en favor del pueblo.


Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: