¿Salir de la crisis?

https://anovademocracia.com.br/68/05-a.jpg
https://anovademocracia.com.br/68/05-a.jpg

¿Salir de la crisis?

Print Friendly, PDF & Email

Cuentas externas

1 En el artículo publicado en junio de 2010, Brasil y el Colapso Mundial, apunté que Brasil,  desde la crisis de 2007/2008, dejó de tener saldos positivos en las transacciones corrientes con el exterior y que, en el 1º trimestre de 2010, el déficit de esa cuenta alcanzó el récord: más de U$S 12.000 millones.

2 Ahora disponemos de los datos de todo el 1º semestre, periodo en que ese déficit alcanzó U$S 23.800 millones. Y no aumentó más, porque en mayo entraron en escena las exportaciones vinculadas a la cosecha agrícola. Pero en junio el ritmo de crecimiento del déficit se aceleró nuevamente.

3 La balanza comercial tuvo saldo positivo de U$S 7.900 millones. Las transferencias unilaterales (remisiones de trabajadores brasileños en el exterior), también tuvo superávit de U$S 1.510 millones.

4 Esto significa que el déficit de “rentas y servicios” fue de nada menos que U$S 33.210 millones. En esta cuenta predomina el peso de las “rentas”, con U$S 19.400 millones, cuantía de la cual están deducidos los rendimientos de capitales brasileños en el exterior.

5Por lo tanto, el capital extranjero prosigue remitiendo vultuosos logros al exterior, no obstante Brasil venga teniendo mediocre crecimiento económico, valiendo notar además, que los rendimientos líquidos oficiales de las transnacionales no incluyen los servicios sobrefacturados y ficticios, ni la subfacturación de exportaciones y la sobrefacturación de importaciones.

6 El propio comercio de mercancías, i.e., la balanza comercial, confirma que Brasil está hundiéndose en el subdesarrollo. De hecho, cuando se trata de bienes de mayor contenido tecnológico, en vez de superávit, crece el déficit, como se da con los electro-electrónicos, en que, en los seis primeros meses de 2010, las exportaciones fueron de U$S 3.640 millones y las importaciones, U$S 15.760 millones.

7 El balance de pagos está siendo falsamente equilibrado con ingresos líquidos de inversiones extranjeras, directos — de largo y corto plazo — además de préstamos y financiaciones. En síntesis, mientras crece la pérdida de recursos corrientes para el exterior, el capital extranjero eleva la base sobre la cual nuevas pérdidas serán generadas.

8 Continúa, por lo tanto, elevada y ascendente la salida de recursos desde Brasil, resultante de ser el mercado brasileño controlado por empresas transnacionales, subsidiadas por múltiples beneficios proporcionados por las leyes y normativas del país, bajo el mando de intereses imperiales foráneos.

9Aumenta, de ese modo, la ya excesiva ocupación de los mercados de bienes y servicios, vía inversión directa extranjera, y la explotación de los mercados financieros por parte del capital extranjero de corto plazo.

10 Se puede estimar una probable crisis externa de Brasil, aún este año, ya que la depresión mundial está cada vez más enraizada, y la derrocada financiera se presenta inminente. La primera implica caída en las recetas de exportación, y la segunda, salida de capitales para cubrir desfalques en los EUA, Europa y Japón.

“Invirtiendo” con nuestro dinero

11 Predomina cada vez más en la economía brasileña el capital de las empresas y bancos transnacionales. La implantación de estos en Brasil fue grandemente favorecida por subsidios gubernamentales. Además de eso, la política económica perjudicó, por lo menos comparativamente, las firmas de capital nacional.

12 De este modo, las transnacionales fueron extendiendo y profundizando su control sobre los mercados, bastándoles aprovechar los subsidios e invertir las ganancias obtenidas en el Brasil. En los últimos decenios vienen, además, recibiendo vultuosos préstamos del BNDES, el banco federal de desarrollo, a intereses favorecidos.

13 Así, para explotar los mercados, en condiciones de oligopolio, ni necesitan, ni nunca necesitaron, hacer ingresar en el país cantidad significativa de dólares.

Moneda falsa

14 Para las aplicaciones especulativas, el capital extranjero tampoco tiene cualquier dificultad, pues los dólares son emitidos a borbotones, no habiendo garantía alguna de que los aquí convertidos en reales no sean más que falsos activos monetarios creados en computadoras de agencias de bancos en paraísos fiscales.

15 Además, la emisión de dólares en los EUA no guarda relación con alguna cosa de real valor, pues el FED y el Tesoro de los EUA han lanzado en los bancos billones de dólares, en la casa de los dos dígitos, con la finalidad de cubrir los desfalques resultantes de las jugadas de los propios banqueros.

16 Así, es muy fácil para los practicantes del “carry-trade” obtener los dólares para convertirlos en reales y obtener ganancias aprovechando el absurdo diferencial entre las altas tasas de intereses aquí practicadas y las bajas tasas, cuando no negativas, prevalecientes en el exterior. Además de eso, las ganancias de la valorización de la tasa de cambio del real.

Poder mundial

17 La oligarquía financiera anglo-americana concentra el poder económico y ejerce el poder político real, encubierto por la fachada de los “gobiernos constituidos” de los países centrales, de sus asociados, satélites y áreas periféricas explotadas.

18 Esa oligarquía sabe cuáles son las fuentes del poder. La primera de ellas es la creación de moneda, controlando los bancos, que lo hacen por medio del crédito, y dominando los bancos centrales, que emiten moneda directamente, sean ellos privados, como en EUA, sean públicos, como en Brasil.

19 La primera fuente del poder, la oligarquía la quiere monopolizada y sin límites. Por eso restringe el uso de la segunda fuente: los metales estratégicos y los preciosos, boicoteando, por ejemplo, el uso del oro como reserva de valor.

20 Sin embargo, cuida de monopolizar esos metales, cuyas minas detienen en todo el mundo, y acumula stocks de ellos. Impide, además, que la emisión de moneda en papel y escritural sea limitada por una proporción con el oro u otro activo real.

21 Los controladores de los mercados financieros generan oferta falsa del oro, manipulan su precio para bajo y dificultan su búsqueda, dejando las personas sin opción segura de donde poner las economías, y rehenes de las monedas emitidas al antojo de la oligarquía y destinadas a brutal devaluación.

22 La tercera fuente del poder es la energía. No admira que la oligarquía anglo-americana controle la comercialización del petróleo, desde la época de las siete hermanas — hoy sólo cuatro, dos norteamericanas y dos británicas. No admira tampoco que el petróleo y otros combustibles fósiles continúen siendo las principales materias energéticas, no obstante los terribles daños que causan a la salud y al medio ambiente.

23 La cuarta fuente del poder son las fuerzas armadas. Estas aseguran, por ejemplo, el abastecimiento de petróleo y que este sea vendido en pago de dólares. De este modo el poder militar se combina con el de la energía y el de la moneda.

24 La quinta fuente es la industria de las ilusiones, comprendiendo los medios de comunicación y universidades de élite, pertenecientes a fundaciones de la oligarquía o por ella remuneradas. La función de esa industria es hacer aceptar los absurdos como si fueran naturales y justos, coadyuvadas por los negocios de la droga y de la anticultura, que embotan los espíritus.

Crisis y depresión

25 Mientras tanto, se aguarda una nueva crisis en el cuadro del colapso económico mundial, caracterizado, de un lado, por la depresión de la economía real con desempleo altísimo y creciente, y del otro lado, por explosiones: a) préstamos impagables; b) de los títulos, inclusive derivativos, con alto valor nominal y casi sin valor de mercado, en parte ya empujados para los gobiernos; c) la de los títulos de la deuda pública de los EUA, de países europeos y del Japón; d) los reflejos de eso todo en las economías periféricas, como la brasileña.

26 Todo eso es problema nuestro. Es de los pueblos y de verdaderos liderazgos que los quieran conducir a la liberación. Los concentradores del poder no ven problema alguno en las crisis que crean. Al contrario, ellas le sirven para proseguir concentrando más poder y retirando de un número cada vez mayor de personas los medios que las ayudarían a reaccionar.

______________

*Doctor en Economía. Autor de Globalização versus Desenvolvimento, editora Escrituras.  [email protected]

Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: