Poesía en los rieles

https://anovademocracia.com.br/49/23a1.jpg
https://anovademocracia.com.br/49/23a1.jpg

Poesía en los rieles

Print Friendly, PDF & Email

Con 12 años de intensas actividades, el “Tren de las Gerais” es un grupo musical genuinamente popular. Actuante en Araguari y todo el Triángulo Minero, es tenido por su público como un grupo defensor de la cultura popular y del Cerrado Minero. Formado por cuatro integrantes de la misma familia, el grupo compone bellas canciones que exaltan temas como la cultura, preservación del Cerrado y las luchas cotidianas de nuestro pueblo.

Adolfo e família numa apresentação do Trem das Gerais

Una vida mezclada a la cultura popular, nadando siempre contra la corriente. Así podemos resumir un poco de la historia de la pareja Adolfo y Vânia Figueiredo. Adolfo tiene toda una vivencia en la música popular y tocando en la noche en la década de 80 conoció Vânia, hija de Cantadeira del Valle San Francisco. La música y el gusto por la verdadera cultura de nuestro pueblo unieron la pareja y envolvieron los hijos antes aún de sus llegadas.

— En la barriga de la madre los niños ya convivían con música — afirma Adolfo.

João Paulo y Pedro Lucas crecieron al sonido de la guitarra, de los batuques y de los pajaritos.

— Nuestra casa siempre vivió llena de gente, cantantes de todas las partes de la región se reunían aquí, no tenía hora para terminar — cuenta Vânia.

En 1996, de forma espontánea, la familia se formó como un grupo musical. Así comienza la Historia del Tren de las Gerais: Adolfo (guitarra y voz), Vânia (voz y percusión), João Paulo (percusión) y Pedro Lucas (guitarra caipira y guitarra de acero).

— Todo en Minas es llamado de ‘tren’, cuchillo es tren, balón es tren, bolígrafo es tren. Como crecí en medio de rieles y vagones y queremos pasar la idea de movimiento, optamos por ese nombre — explica Adolfo, que es hijo y nieto de ferroviarios.

En 2003 el grupo lanzó su primer álbum llamado Cantos Gerais. Tres años después vino  Embornal de Cantoria, un bello trabajo que hace justicia a su título. Embornal, entre otras definiciones, es el nombre que se da a una pequeña bolsa confeccionada en tejido grueso, también llamada de matula. En el caso del segundo disco del grupo, es el local donde se encuentran preciosidades de la cultura brasileña, las manifestaciones existentes en el Cerrado minero, al mismo tiempo que el propio Cerrado también es un embornal, guardador de las tradiciones.

Influencias, compañerismos y resistencia

— Nuestra influencia musical viene mucho de aquí del Cerrado Minero. Ese gran escenario cultural. Son incontables cantadores que tienen en su carrera e historia una identificación con nuestra historia y lo que pensamos sobre cultura popular —   dice Adolfo.

— Nuestra infancia, nuestra vivencia en la riba de los ríos, las lavadoras, personas simples del pueblo, esas son nuestras grandes influencias. Además de estímulo para continuar la lucha —   afirma Vânia.

El grupo no esconde la referencia también en grandes artistas de la música brasileña. Son varios nombres, unos menos conocidos, otros ya reconocidos, pero que definitivamente marcaron la trayectoria del grupo.

— Como no hablar en João Bá, gran músico brasileño que produjo el primer álbum de Almir Sater y tiene incontables trabajos junto con Rubinho do Vale y Dércio Marques. João Bá es nuestra gran referencia, pues es un músico popular que se identifica con su pueblo. En lo que concierne a la armonía musical, no podemos dejar de hablar del bien que hace a nuestros oídos la música de Villa Lobos y del Club de la Esquina — declara Adolfo.

La vida del pueblo… nuestras canciones

— Nuestra música surge de lo simple. Ella surge de la labor diaria del pueblo que anhela días mejores y busca vivir en un medioambiente mejor. Volver las personas para la simplicidad. Este es uno de nuestros grandes objetivos — dice Vânia.

Adolfo em sua oficina de instrumentos musicais

A lo largo de los años, el grupo fue percibiendo que el cotidiano del pueblo estaba siempre presente en las ruedas de conversación y en sus mentes y corazones y que, en ese sentido, deberían colocarlo a favor de una crítica social, con un compromiso de hacer ese mismo pueblo reflexionar sobre las cuestiones políticas y culturales. Así fueron naciendo canciones que buscaron absorber el máximo del día a día de lucha de los trabajadores.

— El artista es como una antena, o sea, él capta para su universo la realidad del pueblo. Los músicos tienen que tener sensibilidad, no se puede hacer música ajena a las contradicciones del mundo en que se vive — explica Adolfo.

— Por eso, decimos que hacemos música para alertar, música de militancia. Es un arma que tenemos para luchar contra la destrucción de nuestro Cerrado y de la cultura popular — añade.

¡Empujando garganta adentro!

Además de componer y cantar música popular de calidad, el grupo es bastante politizado. Participa activamente de las discusiones sobre los rumbos de la música nacional.

— No cantamos sólo medioambiente. Nuestras letras y canciones son contra las imposiciones, hablamos de las dificultades de los artistas que luchan por valorar la verdadera cultura popular. Criticamos siempre los dueños del poder — argumenta Adolfo.

— Nuestra lucha diaria es contra lo que llamamos de gran media. Ella es una gran farsa, es impositiva. Hablan en media democrática, pero no es nada de eso. Son esos medios de comunicación que provocan esa situación en que cualquier porquería es considerada cultura. No presentan otras posibilidades, empujan esa podredumbre garganta adentro — apunta Vânia.

Sin embargo, el grupo es conocedor de que a pesar de las dificultades es preciso continuar levantando las banderas de lucha.

— El artista popular hoy tiene casi que mendigar apoyo, o entonces bancar de su propio bolsillo. Resistimos aún por qué somos enamorados por música y entendemos que no podemos dejar apagar la llama de la cultura popular, aunque sepamos que la inversión por parte del poder público es bien irrisoria y que la iniciativa privada tiene siempre sus intereses — dice Vânia.

— Por eso, nadamos contra la corriente, nos apoyamos en nuestras propias fuerzas y en la solidaridad de nuestro pueblo. No descartamos los patrocinios, pero no aceptamos ningún tipo de financiación de empresas o gobiernos que quieran imponer una línea a continuación. Somos coherentes con nuestros ideales — explica Adolfo.

¡Cantar, enseñar, aprender y trabajar!

Adolfo es un poeta, y bueno de guitarra. Vânia es dueña de un timbre especial de voz. João es percusionista de oídos atentos y Pedro, aunque tenga sólo 16 años, domina una guitarra como ‘gente grande’.

Con calidades musicales y artísticas tan marcadas, el grupo no monopoliza esos dones, si así podemos decir. Ellos tienen la concepción que la cultura y arte deben ser transmitidas no sólo a través de las presentaciones, pero también por medio del contacto con las personas, en el acto de enseñar y aprender.

El Tren de las Gerais confecciona sus propios instrumentos. Son guitarras, violones, rabecas, instrumentos de percusión. Estos son utilizados en los espectáculos, en las presentaciones de otros grupos de la región y en los talleres realizados con niños y adolescentes de Araguari. Es un taller de musicalización y confección de instrumentos, y dura cerca de 2 meses.

— En ese trabajo hemos depositado un enorme cariño y atención. Recibe el nombre de En las Trilhas de Minas y tiene el objetivo de proporcionar a niños y jóvenes una visión cultural, sonora y social de la música popular, además crear espacio de debates y reflexiones con esos chicos para así percibir la realidad que viven y con mucha lucha transformen esa situación — explica el grupo.

Y, según Adolfo, la militancia es lo que no puede faltar al grupo en 2009.

— Continuaremos realizando los talleres, discutiendo política y cultura, y esperamos la oportunidad de poder presentar en alguna actividad del movimiento campesino aquí de la región.


Traducciones: [email protected]

 

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: