Río de Janeiro: después de detenciones, continúa la lucha de los bomberos

https://anovademocracia.com.br/79/10-a.jpg
https://anovademocracia.com.br/79/10-a.jpg

Río de Janeiro: después de detenciones, continúa la lucha de los bomberos

Print Friendly, PDF & Email

Tres meses después de iniciar un amplio movimiento por mejores salarios, bomberos militares protagonizaron una jornada de luchas que, hace tiempo, no se veía en Río de Janeiro. Tras varias tentativas de diálogo con los gerentes de turno, miles de bomberos y sus familias ocuparon el cuartel Central de la corporación y fueron atacados por el BOPE(comando policial de operaciones especiales).

Greve dos bombeiros: grande adesão e apoio popular

En la ocasión, 439 bomberos fueron prendidos. Después de las prisiones, las manifestaciones de la categoría en las escalinatas del Palacio Tiradentes, en el Centro de Río, pasaron a ser diarias y ganaron amplio apoyo de la población. Días después, el gerente Sérgio Cabral, presionado, liberó los bomberos detenidos. Pero, según los líderes de la categoría, el movimiento continuará movilizado para conseguir el reajuste del piso salarial, de los actuales 950 reales, para 2 mil reales.

En el mes de junio, la lucha de los bomberos militares de Río de Janeiro por mejores salarios fue noticia en Brasil y en el mundo. Tras seguidas tentativas de diálogo con las gestiones de turno, la categoría, en huelga desde abril, decidió ocupar el cuartel Central de la corporación para exigir un canal de negociación con el gerente Sérgio Cabral.

En la ocasión, cerca de 5 mil bomberos ocuparon el cuartel tras una marcha que recorrió las principales calles del centro de la ciudad. Sin embargo, horas después de la ocupación, ninguna señal de negociación fue dado por la gestión estadual. Alrededor de las 6h de la mañana, cerca de 150 policías del BOPE y de la tropa de choque de la PM invadieron el local disparando bombas, balas de goma y hasta tiros de fusil.

Utilizando palos y mangueras de agua, los bomberos resistieron corajosamente, pero fueron cercados por la PM. La esposa de uno de los bomberos, que estaba embarazada, abortó durante la ofensiva de la policía. Después del ataque, 439 trabajadores fueron prendidos y encaminados para presidios militares. Horas después, Sérgio Cabral fue a la televisión y llamó los bomberos de “vándalos e irresponsables” y prometió mantenerlos encarcelados. Indignados, bomberos y sus familiares, con el amplio apoyo de los movimientos populares y de la población, acamparon en la puerta de la Asamblea Legislativa de Río para exigir la liberación de los presos. El reportaje de AND estuvo en el local y conversó con manifestantes, entre los cuales estaba la esposa del bombero Túlio Meneguelli, que abortó durante el ataque del BOPE.

— Las personas comenzaron a correr diciendo que el BOPE estaba invadiendo el cuartel. En esa hora yo fui prensada por las personas que estaban corriendo. Fue cuando yo dije para mi marido: ‘Túlio, creo yo perdí el bebe’. Porque comenzó a descender mucha sangre. Yo tengo dos hijos, uno de 9 y otro de 8. Ellos podían estar muertos, porque en aquella correría, no había como agarrar la mano de un niño. Aquellas bombas no nos dejaban ver nada. La gente no conseguía respirar. La enfermera dijo que si yo no hubiese ido rápidamente para el hospital, yo también podría estar muerta — dijo Cléia Meneguelli, acompañada por varios parientes de los bomberos detenidos.

— Mi hijo es trabajador, bombero, y estaba luchando por un salario digno. Fue prendido. Palocci y Cabral, que no dan aumento a mi hijo, están ricos, millonarios. Todo a costa del sudor del pueblo — dijo el padre de un bombero prendido.

En los días siguientes a la ocupación del Cuartel Central y la prisión de los 439, las manifestaciones de los bomberos comenzaron a crecer, principalmente después del inicio de la huelga de los profesores en 7 de junio. Los días se pasaban y el apoyo de la población al movimiento también crecía. Cintas rojas podían ser vistas en toda parte, amarradas a los coches o colgadas en las ventanas de los edificios. La presión hizo con que, en 10 de junio, el Tribunal de Justicia de Río de Janeiro determinara la liberación de los presos. Aún así, según uno de los líderes del movimiento, el cabo Benevenuto Daciollo, de 35 años, que también fue prendido, el movimiento por mejores salarios va a continuar y la movilización de la categoría sólo va a parar cuando sea aprobada la amnistía amplia e irrestricta de los presos políticos y el reajuste del piso salarial para 2 mil reales.

— Nosotros fuimos hablar con el antiguo comandante de los bomberos y él dijo que no conversaba con suboficiales. Después fuimos intentar hablar con el gobernador y fuimos prendidos y encarcelados. El nuevo comandante dice que nos apoya, pero no tiene autoridad para negociar aumento de salario. Si ellos no quieren conversar con nosotros dignamente, van a asistir el movimiento crecer cada vez más. Hoy, nosotros no somos sólo bomberos. Somos profesores, profesionales de la salud, varias categorías. No daremos ningún atrás — dice Daciollo.

En 29 de junio, el gerente Sérgio Cabral hizo un hipócrita pedido de disculpas a los bomberos, diciendo que no debía haberlos llamado de “vándalos”, pero aprovechando para decir que ellos habían errado. Claro que no había la mínima sinceridad en las palabras de Cabral, y sí la más pura cobardía, ya que el movimiento huelguista alcanzó varias categorías del funcionalismo estadual y el repudio de la población a los actos arbitrarios del gobierno estadual fue creciendo. Súmese a eso las conexiones inconfesables de Cabral con personajes de la gran burguesía, como Eike Batista y Fernando Cavendish, expuestas por ocasión del accidente de helicóptero que mató la novia de su hijo.


Entrevista exclusiva con bombero detenido:

“Nuestra lucha no va a parar”

Aún con la aprobación en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado de la amnistía administrativa a los bomberos prendidos, la lucha por la amnistía criminal, según los liderazgos del movimiento, va a continuar. Bombero hace 13 años, Carlos Eduardo, de 32 años, fue uno de los trabajadores encarcelados por la PM de Cabral. Muy abatido, Carlos conversó con nuestro equipo de reportaje y nos relató los días de angustia que él y los otros 438 presos pasaron en las cárceles del cuerpo de bomberos.

— En las primeras 24h quedamos detenidos en condiciones inhumanas. Muchos de nosotros quedaron en autobuses, sin alimentación, sin agua, parecía que estábamos en un campo de concentración. Era solamente un baño para todos nosotros, siendo que ese único baño no tenía agua. Nuestra primera comida fue servida 20 horas después que  fuimos detenidos. En los días siguientes, dormimos en el suelo. Muchas personas tuvieron problemas de neumonía, otras quedaron resfriadas y con fiebre — relata.

— Yo me siento muy triste y preocupado, pues estoy apenas luchando por un salario digno. Hoy, nosotros tenemos el peor salario del Brasil. Pero a la vez, nos quedamos muy emocionados con el apoyo que la población dio a nuestro movimiento. La población está viendo cuánto sufrimos en esas tragedias. Varios bomberos murieron en la región serrana en el inicio del año. Algunos bomberos trabajaron tres, cuatro días sin parar. Para ganar esa miseria. Nuestro trabajo vale mucho más de que eso — relata el bombero.

— El gobernador está actuando de forma dictatorial. Mi abuelo participó de la lucha contra la dictadura y ya me contó mucha historia sobre aquella época. Estamos volviendo a aquellos tiempos. Es inadmisible un gobernador actuar de esa forma. Mandar el BOPE para atacar los bomberos con sus familias, esposas, hijos, padres. Habían personas ancianas, niños. La mujer de uno de los compañeros estaba embarazada y abortó. Eso es un crimen y ese gobernador es un dictador. No existe diálogo con él. Nosotros estamos hace más de dos meses intentando hablar con él y no fuimos oídos en ningún momento — protesta.

Traducciones: [email protected]

Ao longo das últimas duas décadas, o jornal A Nova Democracia tem se sustentado nos leitores operários, camponeses, estudantes e na intelectualidade progressista. Assim tem mantido inalterada sua linha editorial radicalmente antagônica à imprensa reacionária e vendida aos interesses das classes dominantes e do imperialismo.
Agora, mais do que nunca, AND precisa do seu apoio. Assine o nosso Catarse, de acordo com sua possibilidade, e receba em troca recompensas e vantagens exclusivas.

Quero apoiar mensalmente!

Temas relacionados:

Matérias recentes: